haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Alteración Genética

Alteración Genética

¿Sería bueno si pudiéramos alterar genéticamente características humanas como el CI y la altura?

por

Pregunta: Si tuviéramos la capacidad de alterar genéticamente características humanas como el Coeficiente Intelectual (CI), la altura o la fuerza, ¿Cómo debería considerarlo la sociedad, como una gran ayuda, o como algo potencialmente peligroso? L.L.

Respuesta: La tecnología es éticamente neutra. Son las aplicaciones de la tecnología las que despiertan preguntas éticas. Cuando se discuten avances médicos, nuestro trabajo es decidir cuándo es apropiado utilizar nuevos procedimientos y cuándo se deben aplicar restricciones. El mundo fue creado para el hombre, y no sólo eso, el hombre recibió un mandato de regir sobre el mundo, subyugarlo y mejorarlo. Nosotros nos tomamos este mandamiento muy en serio. Sin embargo, la tecnología debe utilizarse para propósitos nobles y debemos anticipar los daños potenciales que estos avances pueden tener sobre nuestro prójimo.

 Intrínsecamente no existe cosa inmoral alguna en utilizar tecnología, incluyendo la manipulación genética de células somáticas, para tratar una enfermedad. Creer que uno no debiera tratar de mejorar estas situaciones es una forma equivocada de religiosidad. El judaísmo ciertamente acepta la cirugía como una vía para el tratamiento de deformaciones. Similarmente, la Ley Judía no tiene objeciones con respecto a alterar el código genético de un feto que porta genes que generarán una enfermedad letal o debilitante, para evitar las consecuencias que los genes “defectuosos” necesariamente conllevan.

Sin embargo, el judaísmo tiene ciertas objeciones frente a la manipulación genética, como hacia cualquier otro procedimiento médico. Con la habilidad de manipular viene la responsabilidad. Se debe probar la seguridad de todo procedimiento para alterar el código genético. Uno no debe arriesgarse a causar un daño innecesario a un feto (o a un adulto) a menos que la otra alternativa sea la muerte o una deformación seria. Los mismos parámetros halájicos que se aplican en los procedimientos riesgosos para adultos, serán los que probablemente se aplicarán en los procedimientos para fetos.

Hay una diferencia fundamental entre tratar una enfermedad y “mejorar” una especie.

En segundo lugar, hay una diferencia fundamental entre tratar una enfermedad y “mejorar” una especie. La Torá nos alienta a tratar las enfermedades y a evitar el dolor y el sufrimiento. La manipulación genética es potencialmente una gran ayuda, cuando elimina una enfermedad. Pero hay peligros graves para la sociedad si comenzamos a escoger características deseables y manipulamos el genoma humano para crear “mejores” humanos. ¿Quién escogerá las características “deseables”? ¿Acaso las personas que no posean estas características “deseables” se convertirán en ciudadanos de segunda clase? Hay un millón de peligros enfrente, si intentamos exceder nuestro mandato de mejorar y entramos en el ámbito de la Eugenesia (Técnica de mejora del genoma humano para crear “mejores seres humanos”).

Por ejemplo, en algunos casos, la implantación de embriones puede ser la única forma aceptable de acuerdo a la ley judía para que una pareja en la que ambos padres son portadores de una seria característica, que representa una enfermedad letal, pueda tener hijos sanos. ¿Pero qué pasa si utilizamos la misma tecnología parar escoger el sexo de nuestros hijos? ¿Acaso debemos implantar sólo niños? ¿Sólo niñas? ¿Debiéramos examinar todos los embriones para ver si encontramos un millar de fallas, incluyendo inteligencia menor (o promedio), mala visión, rodillas arqueadas, u ojos cafés? ¿Podemos diseñar a nuestros hijos de acuerdo a nuestras expectativas?

La visión judía de la tecnología no es diferente en cualquier otro aspecto de la vida. Si bien podemos realizar hazañas maravillosas, buscamos respuestas en la Torá para saber cómo actuar. Debemos decidir cómo canalizar nuestros descubrimientos éticamente, saber cuándo podemos realizar un milagro médico y cuándo debemos restringirnos de aplicar un poder asombroso a nuestro alcance simplemente porque no es correcto.

Publicado: 23/8/2009


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!