haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Tomar Sin Permiso
Ética y Negocios

Tomar Sin Permiso

¿Puedo estafar al estafador?

por

P. Una cierta tienda me cobró bastante dinero de más, pero no tengo suficiente documentación como para probarlo. ¿Puedo reparar el daño tomando mercadería por el valor de su deuda?

R. La primera opción al compensar injusticias siempre debería ser ir directamente a la parte responsable y hacer una presentación clara y convincente de tu caso. Todo tipo de acción, legal o no, se debería utilizar sólo después de un intento de resolver las cosas amigablemente. Muy a menudo la gente está totalmente convencida de tener razón, pero una vez que tiene la oportunidad de escuchar la contraparte, comienza a ver que su caso no es tan sólido como creía.

Entonces, tu primer paso debería ser ir a la tienda y explicar tu situación. Probar tu caso no necesariamente es lo mismo que ser convincente; la mayoría de los comerciantes serán justos si un cliente presenta un caso convincente incluso si no fuera defendible en la corte.

Si este paso no es exitoso, quieres saber si puedes hacer justicia por cuenta propia. En la ley secular, ese paso a veces es conocido como "autotutela"; la ley judía también reconoce la legitimidad de la autotutela en ciertas instancias, pero su aplicación es extremadamente limitada.

El pasaje talmúdico en que se basa la doctrina de la autotutela es el siguiente:

Rav Yehuda dijo: una persona no puede hacer justicia por su cuenta. Rav Najman dijo [en cambio]: una persona sí puede hacer justicia por su cuenta. [Ahora bien] en el caso de sufrir una pérdida [por ir a la corte], todos están de acuerdo en que la persona puede hacer justicia por su cuenta. La discusión es sólo cuando no hay pérdida. Rav Yehuda dijo: una persona no puede hacer justicia por su cuenta, porque como no hay pérdida debería ir a la corte. Rav Najman dijo: una persona puede hacer justicia por su cuenta porque, dado que tiene razón, no necesita esforzarse [para ir al proceso judicial] (1).

Sin embargo, esta permisión es acotada por la continuación del pasaje y por las autoridades posteriores.

1. No de manera escondida: Después, en el mismo pasaje, aprendemos que la "autotutela" sólo debería ser hecha de manera pública y demostrativa:

Ben Bag Bag dice: No entres al patio de tu vecino para tomar [ni siquiera] tu propia propiedad sin permiso, no sea que te veas ante él como un ladrón (1).

Esta consideración ciertamente aplica a tu caso; tomar un objeto sin pagar con seguridad te haría parecer un ladrón común. Incluso si te aseguraras de no ser detectado, la tienda podría creer que fueron robados, y todo caso de robo reduce la cantidad de confianza y honestidad en la sociedad como un todo.

Rabí Asher ben Iejiel, uno de los primeros legisladores, agrega tres condiciones más (2):

2. Ningún otro recurso: La autotutela sólo puede ser empleada cuando no existe otra forma de hacer justicia (además de la corte).

3. Un caso demostrable en la corte: Hacer justicia por ti mismo tiene el objetivo de ser un "atajo" a hacer justicia en la corte. En consecuencia, no se permite en un caso en que una corte no podría verificar objetivamente el reclamo de la víctima. De no ser así, esta permisión socavaría la ley y el orden; toda persona podría recurrir a engaños y afirmar que fueron para enderezar un error pasado. Esta condición no se cumple en tu caso, dado que reconoces que no tienes una prueba verificable de la equivocación.

4. Un objeto específico: El caso de autotutela es cuando la víctima recupera un objeto específico que en realidad le pertenece. Si la tienda te robó una silla y la puso en el salón de ventas, la "autotutela" sería justificada si las otras condiciones se cumplen. Pero en el caso de una deuda monetaria, no se permite recurrir a la fuerza o a un fraude para recuperar una deuda. Dado que ahora la tienda sólo te debe dinero, la autotutela no es un recurso válido.

La ley judía reconoce que hay muchos casos en los que una persona puede simplemente ir y enderezar una equivocación sin recurrir a la corte. Si alguien te roba el auto y lo estaciona en su cochera, puedes ir a su cochera y llevártelo. Pero la aplicación de esta doctrina es muy limitada. No permitimos que se convierta en una excusa para violar la ley y el orden cada vez que alguien esté personalmente convencido de que ha sido estafado. En tu caso, lo mejor que puedes hacer es ir directamente a la tienda, hacer lo mejor que puedas y prepararte para escuchar cualquier contrademanda que la tienda quiera presentar ante ti.

FUENTES: (1) Talmud Babilónico, tratado de Baba Kama 27b (2) Citado en el comentario Beit Yosef al Tur, Joshen Mishpat 4.

Publicado: 5/2/2013


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!