haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Querida Emuna: Angustia de Pesaj
Querida Emuna

Querida Emuna: Angustia de Pesaj

¡Ayuda! Mi familia siempre se queja de nuestro Seder. ¿Qué debo hacer este año?

por

Querida Emuna,

Realmente temo que llegue Pesaj. Cada año invito a mi familia, y ellos leen rápidamente la Hagadá para poder comer pronto. Engullen la comida que yo pasé horas preparando, y luego se quejan de que la velada fue demasiado larga y salen corriendo por la puerta. Es muy frustrante para mí, mi esposo y mis hijos. ¿Qué debo hacer? ¿Cómo puedo hacerlo más significativo este año?

- Realmente Esclavizada

Querida Esclava,

Es maravilloso que tu familia vaya a tu casa para el Seder cada año, pero no hay nada de malo en establecer ciertas reglas. Es perfectamente aceptable explicar que has trabajado muy duro, que tus hijos están muy emocionados con la experiencia del Seder, y que tienes ciertas expectativas. Todos los invitados, familia incluida, deberían tratar a su anfitriona con respeto. Es apropiado enseñarles a los miembros de tu familia a comportarse de esa forma. Ellos están yendo a tu casa, al ambiente que tú has creado, para participar en tu Seder, y tú y tu esposo deberían marcar la pauta y la conducta.

Puedes decirles con anticipación cuán emocionada estás de que vengan (!) y luego, amable pero firmemente, exponer tus expectativas. Como sea que te trate tu familia, tú ya no eres una niña pequeña. Eres una mujer madura con su propia familia y hogar, y tienes el derecho de establecer un cierto código de conducta.

La otra posibilidad (y sé que me la estoy jugando con esto) es simplemente no invitarlos. Pesaj no es el ‘Día de Acción de Gracias’. No se supone que sea una oportunidad para que la familia se reúna (aunque, bajo las circunstancias adecuadas, ese puede ser un agradable beneficio indirecto). El objetivo de la fiesta es conmemorar y apreciar el regalo que Dios nos dio del éxodo de Egipto y la creación del pueblo judío, una nación que tiene una relación con Dios, y finalmente con Su Torá. Puedes invitar a tu familia a cenar en cualquier ocasión.

En Pesaj, deberías invitar a aquellos que quieren sumergirse en el Seder y celebrar este milagroso y crucial regalo junto a ti.

Está de más decir que es importante ser bondadoso y generoso con todos los miembros de tu familia. Pero si ellos realmente no disfrutan del Seder en tu casa, no queda claro para quien es la bondad o cuál es ésta realmente. Pesaj es una oportunidad increíble para reconocer todos los regalos que Dios nos ha entregado (piensa: Dayeinu), de enfocarse en la verdadera fuente de bondad y de compartir ese reconocimiento y alegría con otros. Así es como deberías planificar tu lista de invitados.

- Emuna.

Querida Emuna,

Nos gusta tener invitados en casa – para Shabat, para las fiestas, e incluso para un asado de domingo por la tarde. Mi esposo y yo somos muy sociables y nos gusta ser anfitriones. Pero hay algo que nos frustra mucho. Sin importar a qué hora le decimos a ciertas personas que lleguen, ellos siempre llegan tarde, forzando a todo el resto a esperarlos. Pienso que es muy desconsiderado y quiero borrar estos nombres de nuestra lista de invitados. Mi esposo dice que yo debería "relajarme". ¿Qué dices tú?

- Enojada y Molesta

Querida Enojada y Molesta,

Concuerdo con ambos lados. Si eres demasiado exigente todo el tiempo, terminarás sin amigos. Todos necesitamos compasión, compresión – y un poco de flexibilidad. En Pirkei Avot, se nos dice "cómprate un amigo". Uno de los comentaristas sugiere que el precio que pagamos por "comprar" este amigo es el de aguantar sus fallas. Si no pudiésemos hacer eso, no tendríamos amigos. Y nadie sería nuestro amigo tampoco. Funciona para ambos lados.

Particularmente, si los invitados son una familia con niños pequeños, debemos ser pacientes. Todos sabemos cuán difícil es alistar a todo el mundo. Debemos ser empáticos y no críticos. Debemos saber que es probable que esto ocurra cuando planeamos invitarlos.

Por otro lado, si ellos llegan tarde porque estaban ocupados atendiendo sus propias necesidades (una carga más de ropa, una última llamada), entonces debes reevaluar la amistad. ¿Es esta conducta una muestra de un egoísmo generalizado? Si es así, ¿por qué quieres que continúe esta relación? ¿O quizás ellos son amigos increíbles en todos los otros aspectos y ésta la única gran falla que tienen? En este caso, probablemente querrás ajustar tus expectativas y recibirlos gentilmente (¡puede que no haga daño invitarlos siempre ½ hora antes de la hora deseada!).

- Emuna.

Querida Emuna,

Soy un hombre de mediana edad viviendo en una ciudad muy distante a mi ciudad natal. Tengo una esposa e hijos grandiosos y un buen grupo de amigos, pero he estado pensando mucho últimamente sobre mis raíces. Cuando me mudé aquí hace 30 años, dejé atrás a mis amigos de la infancia. Hemos tenido muy poco contacto durante los años pero ellos aún son emocionalmente importantes para mí. Recientemente me puse en contacto con mi mejor amigo de sexto grado y él estaba completamente desinteresado en reabrir nuestra relación. Me hirió mucho. Fuimos tan buenos amigos en una época. ¿Debería seguir intentándolo? ¿Buscar a otros en vez? ¿Dejar ir y seguir adelante?

- Nostálgico

Querido Viviendo en el Pasado,

Yo estoy con la opción numero 3 – dejar ir y sigue adelante.

Si hubieras mantenido contacto durante los años, podría ser diferente. Pero hubo una razón (reconocida o no) de por qué no lo hiciste. Solamente como un comentario aparte, ésta es solamente una de las razones por las que yo no estoy tan enamorada de Facebook (¡te apuesto que ahí es donde lo encontraste!). Si realmente quisieras mantener tu relación con esos amigos de la escuela, lo hubieras hecho. Hay una razón por la que no lo hiciste – y no fue solamente la falta de Facebook.

Así que no estoy realmente segura de por qué estás herido. La amistad requiere inversión – y ninguno de ustedes ha puesto nada en esta relación por más de 30 años. Eso sugiere que no era realmente importante para ustedes. También sugiere que no es realmente una amistad.

La amistad requiere metas compartidas. ¿Sabes acaso cuáles son las de él? ¿Conoce él las tuyas? ¿Le importa? (parece que no).

A medida que envejecemos, nos ponemos nostálgicos del pasado. Tendemos a idealizar las relaciones y las experiencias. Pero ¿fue alguna vez una verdadera amistad? ¿Establecieron vínculos sobre ideas importantes o sólo sobre experiencias sociales – deportes, películas, chicas?

A medida que envejecemos, intentamos recapturar el pasado. No puede hacerse. Y no es necesario.

Si tienes tiempo para invertir, invierte más profundamente en lo que tienes ahora – en tu matrimonio, en tus hijos, en tus padres – y en los amigos que has hecho como adulto maduro. Eso será más positivo para todos.

La adultez debería traer perspectiva. Esas relaciones eran perfectas en ese tiempo y lugar – pero ese mundo se fue hace tiempo y tú en realidad no lo quieres ni lo necesitas de regreso.

Lo único que necesitas hacer es abrazar por completo el mundo en el que estás viviendo ahora.

- Emuna.

Publicado: 22/3/2013


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!