haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Querida Emuna: ¿Dónde está el Romance?
Querida Emuna

Querida Emuna: ¿Dónde está el Romance?

Una cosa es segura – no está en la mesa a la hora de la cena.

por

Querida Emuna,

Muchas veces mi esposo y yo intentamos hablar a la hora de la cena, pero pareciera ser que cada vez que queremos tener una conversación, nuestra hija de dos años repentinamente demanda nuestra atención. Es como si ella no quisiera que nos enfocáramos el uno en el otro; ella quiere que nos enfoquemos en ella. Empieza a quejarse o a portarse mal, y mi esposo y yo tenemos que detener nuestra conversación y derivar nuestra atención a ella. Le damos mucha atención y amor, así que sé que ese no es el problema. Es también muy difícil ignorarla y nuestro tiempo es sumamente limitado en la noche dado que es el único tiempo que mi esposo tiene para estudiar con un compañero de estudio. ¿Qué sugieres que hagamos?

- Necesitando Tiempo de Pareja

Querida Necesitada de Tiempo,

Nunca he olvidado una pregunta similar que fue hecha al anfitrión de un programa de radio hace muchos años. En ese caso, la pareja había planeado un fin de semana romántico junto con su hija de tres años. En el elegante desayuno de restaurante, ella se portó mal, comportándose como… bueno, ¡como una niña de tres años! El consejo dado por el anfitrión fue terrible. Él explicó que era una lucha de poder entre la pareja y su hija, y los reprendió diciéndoles que debían ser más duros y fijar límites firmes.

Mi consejo hubiera sido mucho más simple (y menos traumático para esa pobre niña): si quieres irte a un fin de semana romántico, ¡no lleves a tu hija de tres años!

Esa pareja tenía expectativas poco realistas, al igual que al parecer las tienes tú. La hora de la cena con los niños (de cualquier edad) NO es tiempo privado entre esposo y esposa. La cantidad de atención que les das a tus hijos en otros momentos es irrelevante; esto es tiempo de familia. Y a pesar de que cuando son mayores seguramente es apropiado enseñarles a no interrumpir, es poco razonable y desconsiderado esperar tener conversaciones en la mesa en las que ellos se sientan excluidos.

Todos los padres deben ser creativos para encontrar tiempo para su relación – y todos los padres lo necesitan.

Hay muchos estudios que destacan los poderosos beneficios de una hora de cena familiar habitual (como por ejemplo un menor uso de substancias ilícitas entre los adolescentes) y es un tiempo que debe ser atesorado. Pero es un momento para la familia, no para la pareja.

Tú y tu esposo deben trabajar para encontrar tiempo tranquilo y privado. ¿Puede ser unos minutos después de que tu hija se duerme o después de que tu esposo llega a casa en la noche? ¿Puedes contratar una niñera para que ustedes dos puedan salir con cierta regularidad? ¿Pueden tomarse 5 a 10 minutos juntos antes de que se sienten para la cena? ¿Pueden ponerla en un cochecito y salir a dar un paseo? Todos los padres deben ser creativos para encontrar tiempo para su relación – y todos los padres necesitan tenerlo. Pero todos los padres también deben aceptar que el tiempo familiar de la cena no es el momento adecuado.

- Emuna

* * *

Querida Emuna,

Mi esposo creció con un padre emocionalmente abusivo que estaba a menudo de viaje, y que se divorció de su madre cuando mi esposo tenía ocho años. Su padre lo hizo empacar un bolso y luego cargarlo en el auto para un paseo, y cuando llegaron de vuelta a casa le dijo que entrara solo; que él no iba a regresar. Él aún veía a su padre de vez en cuando, pero éste era frecuentemente cruel con él. Mi esposo tenía asma y hubo ocasiones en que él le decía a su padre, con lágrimas, que necesitaba ir al hospital porque no podía respirar. La respuesta de su padre era, "¡Regresa a tu cama o te daré una razón para llorar!".

Mi esposo tiene ahora 46 años y pese a que ambos tienen una relación, ésta no es muy cercana. Su padre sigue siendo un hombre muy egoísta que no tiene mucho espacio en su mundo para mi esposo o para nuestros tres increíbles hijos. Como resultado de esta lucha emocional de toda la vida, mi esposo ha vivido (no lo sabrías a menos que fueses cercano a él) una vida terrible. Él tiene miedo de los hombres, pero no en forma de desconfianza; eso sería mejor. Él es en realidad demasiado confiado, e intenta en demasía complacer a los hombres en su vida, ya sean pares, nuestros hijos o en realidad a cualquier hombre. Él quiere tanto la aprobación masculina que ha nublado su habilidad de ser un "hombre" en el mundo.

Él es un mench, un padre y esposo amoroso, amable y caritativo, pero sus defectos nos han causado grandes dificultades, como demandas legales, personas que nos han robado dinero, malas inversiones de negocios y una forma de funcionar de "cola entre las piernas". Él dice que está preparado para enfrentar esta dolorosa relación con su padre y ver cómo lo ha llevado a un estado de crisis durante un lapso de más de 35 años. Pero yo no sé qué recursos utilizar para ayudarlo. No podemos pagar terapia, y además encontrar terapeutas que sean realmente efectivos exige mucha prueba y error. El “Servicio para la Familia Judía” es demasiado íntimo en nuestra comunidad, y no puedo encontrar ningún libro confiable. ¿Cómo puedo ayudarlo a sanar? ¿Cómo puedo ayudarlo a enfrentar los sentimientos que se han generado dentro de él y que han controlado tantas ocurrencias negativas en su/nuestra vida? ¿Qué puedo hacer?

- Atormentada

Querida Atormentada,

¡Caramba! Tu esposo merece mucho crédito por ser un "mench, un padre y esposo amoroso, amable y caritativo" dado el trasfondo que describes. Eso es un gran logro, y tú debes aplaudirlo y alabarlo por eso constantemente.

Pese a que tu admiración con seguridad ayudará mucho en reconstruir su autoestima, su problema, como tú lo afirmas, es con los hombres. Él aún está buscando la aprobación de su padre en cada relación masculina con la que se encuentra. Esta información por sí misma es de mucha ayuda. Y a veces solamente reconocer esto puede ser suficiente. A veces, esta toma de conciencia puede ayudarlo a frenar antes de que caiga en otra habitual e improductiva respuesta.

A veces – pero no a menudo.

Él puede con certeza intentar cambiar su conducta, y si es capaz de trabajar en ello consistentemente debería haber una mejoría. Pero es muy difícil y yo pienso que tu esposo se beneficiaría de un poco de terapia.

No estoy segura de por qué opinas que el “Servicio para la Familia Judía” es demasiado íntimo y no es una opción. Terapeutas competentes y entrenados seguramente no comprometerían la confidencialidad de la práctica terapéutica, y estoy segura de que son particularmente sensibles a las necesidades de privacidad de su clientela. Yo pienso que si tú y tu esposo tienen serias intenciones de lograr un progreso real en este problema, deben explorar esta ruta y buscar la ayuda de una tercera persona que sea (más) objetiva.

- Emuna

* * *

Querida Emuna,

He estado saliendo con un hombre maravilloso durante ya seis meses. Él tiene todas las buenas cualidades que quiero en un esposo y tenemos metas similares. La relación se ha vuelto más seria recientemente y me he empezado a preocupar. No estoy segura de si quiero casarme con él. Todo se ve bien en el papel pero yo "simplemente no siento una conexión". Solía estar muy emocionada en cada cita, pero la emoción se ha desvanecido. ¿Qué debo hacer?

- Insegura

Querida Insegura,

Es difícil opinar sin conocerlos a los dos (¡e incluso entonces sería difícil!) pero compartiré contigo la forma judía de tomar decisiones serias de relaciones. El corazón y sus pasiones pueden ser muy engañosos cuando se trata de relaciones. Todos podemos ser atraídos muy fácilmente por el tipo "equivocado" de persona – alguien cuyas metas de vida son muy diferentes a las nuestras o cuyo carácter no es todo lo que nos gustaría que fuera. Es por eso que tomamos decisiones importantes con nuestra cabeza y no con nuestro corazón.

Las preguntas que debes hacerte son:

  1. ¿Tenemos las mismas metas básicas?
  2. ¿Tiene él las cualidades cruciales de un ser humano decente – lealtad, amabilidad, honestidad?
  3. ¿Nos llevamos bien?
  4. ¿Lo encuentro razonablemente atractivo? (Incluso "no repulsivo" puede ser suficiente).

Si la respuesta es sí, entonces hazlo. La excitación, la conexión y el amor vienen después. Es el exacto opuesto de Hollywood y de todo lo que los medios seculares nos dicen. Esto lo hace ser más difícil de implementar. Pero es el camino a un matrimonio judío exitoso.

- Emuna

Publicado: 5/1/2013


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!