haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
  • Parashá: Bo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




"Si Hay Algo que Puedo Hacer..."

Ideas prácticas de cómo ayudar a aquellos que han sufrido una pérdida.

por Rebecca Bram Feldbaum

Un extracto de: If There’s Anything I Can Do... (Si hay Algo que Puedo Hacer...) Un Libro de Experiencias Personales e Ideas Buenas de Cómo Ayudar a Aquellos Que Han Sufrido una Pérdida, Ediciones Feldheim, 2003

Después de consultar con varias viudas, yo fui capaz de reunir la siguiente discusión sobre temas importantes. Espero que esto te dé una mejor idea de cómo nos sentimos a veces, cómo lidiar con nosotras en ciertas situaciones, y lo que hacemos para mantenernos en buenas condiciones mentalmente para nuestras familias. Me gustaría subrayar que no cada viuda piensa, siente, o se comporta del mismo modo, por eso por favor no asumas que lo que se explica más abajo es verdad para todas y cada una de nosotras. Sin embargo, pienso que la información siguiente aumentará tu conocimiento.

Intimidad: Respetarla y Conservarla

Cuando se descubre que un miembro de la familia tiene una enfermedad devastadora, esto es, sin duda, un trauma enorme para cada uno de los que están involucrados. Se necesitan unas semanas para que cada uno pueda captar lo que pasa, para saber qué decirle a los niños (jóvenes y adultos igualmente), y aprender a continuar con sus vidas cotidianas eclipsadas ahora por las terribles noticias.

Para complicar aún más los asuntos, ellos ahora tienen que lidiar con hospitales y doctores, efectos secundarios, tratamientos y medicinas que deben ser tomadas según un horario. Cualquiera de estos asuntos puede ser completamente abrumador.

Es por esto qué las familias necesitan su intimidad. Ellos tienen que aprender sobre los cambios que deben hacer en sus vidas y determinar lo que es el mejor curso de acción en relación con todas las cosas que aparecen a consecuencia de la enfermedad.

Una de las primeras cosas que la familia decide es a quién contarle y a quién no contarle. Este grupo selecto de gente formará el núcleo del sistema de apoyo de la familia. Por lo tanto, sólo gente muy cercana debería ser elegida - la gente que está realmente preocupada por el bienestar de la familia.

La familia puede no querer contarle al resto del mundo sobre el diagnóstico de una vez, si se espera que el enfermo viva durante unos años más. Por otra parte, si el pronóstico de vida sólo es unos cuantos meses, entonces la familia podría querer informar inmediatamente a todos a fin de organizar grupos de Tehilim (Salmos) y beneficiarse de los rezos de otros. O, ellos podrían querer conservar su intimidad hasta el final. Esto es una decisión muy personal y privada.

Cuando trates de ayudar a alguien en esta situación, se apoyador – no intruso.

Siempre habrá aquellos individuos que se sienten insultados por no haber sido informados sobre la enfermedad tempranamente. Sus sentimientos de daño no deberían ser considerados. Lo que es imperativo es que la familia, dentro de los límites del cuidado de una persona enferma, sigua intentando llevar una vida tan normal y productiva como sea posible. Sus necesidades tienen importancia principal en ese momento.

La pauta principal para seguir en la tentativa de ayudar a alguien en esta situación es "ser un apoyo, no un intruso". No puedo acentuar suficientemente la importancia de esta declaración.

Es maravilloso cuando una persona puede separar un tiempo para un amigo o miembro de familia que pasa por una crisis personal. Un amigo tranquilo, de confianza, puede ayudar a calmar la tormenta emocional o física de rabia de la persona afligida. Aún así, esta gente debe tener presente que incluso las amistades cercanas tienen sus límites. No cruces el límite de ser una amiga preocupada a ser la amiga que "que lleva el cuento".

La gente vendrá a ti cuando necesiten hablar cosas abiertamente si ellos sienten que tú eres de confianza – es decir, si ellos piensan que tú nunca contarías a otros lo que ellos deciden confiarte. Ellos vendrán a ti si piensan que tú realmente escucharás sus miedos y preocupaciones – y también si piensan que tú nunca tratarás de conseguir más información de la que ellos quieren dar.

"Estar allí" para una persona no significa que tú tienes que saber cada detalle de lo que está sucediendo en la vida de la persona. Esa no es una amistad verdadera. A veces las cosas son demasiado dolorosas como para hablar de ellas. Y si en algún momento tú amiga te confía algo realmente personal, no supongas automáticamente que ella querrá hablar de eso en el futuro cercano o alguna otra vez. Deja que ella lleve la conversación hacia donde quiera. Y, demás está decir que, algo dicho en confianza no debería ser repetido a nadie más.

También, si la familia parece en particular dudosa sobre la utilización de un doctor que tú sugieres, no los presiones por una explicación. Ellos pueden no llevarse bien con aquel doctor en particular, o ellos pueden haber oído información contraria sobre él que no quieren discutir contigo. Su decisión es privada, pero tú puede quedare segura de que ellos irán a las cuatro esquinas de la tierra para encontrar el mejor lugar para tratar a la persona enferma.

Suministro de Información Útil

A menudo sucede que cuando se revela información sobre la enfermedad de alguien, la familia es inundada con consejos de familias bien intencionadas y amigos. Las sugerencias y la información que ellos tienen para ofrecer puede realmente ser útil en las siguientes áreas:

  • ¿Quiénes son los doctores mejores considerados para aquella enfermedad en particular y dónde trabajan?
  • ¿Cuáles son los mejores hospitales locales para ir a tratarse?
  • ¿Exactamente qué cubre el seguro en cuanto a tratamientos, hospitalización y medicamentos?
  • ¿Dónde pueden ellos conseguir financiamiento que ayude a cubrir sus cuentas médicas?
  • ¿Dónde pueden ellos encontrar a un terapeuta competente para ayudarlos a ellos o a sus hijos a enfrentar esta terrible crisis?

Sin embargo, antes de comunicar la información, ésta debe ser comprobada acuciosamente para asegurar su exactitud.

Tal información puede ser obtenida en Internet, a menudo tan sólo escribiendo el nombre de la enfermedad en el buscador. Pueden necesitarse horas o hasta días para a clasificar toda la información que aparece – y éste es un tiempo que la familia puede no tener. Reunir todos estos datos y hacerles saber qué recursos están disponibles cerca de ellos los ayudará tremendamente.

Pero sólo haz esta investigación si tú estás seguro que la familia será receptiva a ella. Si ellos se sienten confiados con las capacidades, las habilidades médicas y el curso del tratamiento que su doctor decidió, no hay ninguna necesidad de buscar más.

De ningún modo deberías desestimar cualquiera de sus decisiones cuando ellos sienten que la asistencia médica que han conseguido es la correcta. Si tú conoces un doctor excelente en el campo que ellos necesitan, o tú has oído de un hospital donde se proporcionan tratamientos acertados, tú puede simplemente darle esa información a la familia y dejarlo hasta ahí.

La forma en que tú entregues esta información también es importante. Escríbela o imprímela en vez de bombardearlos con ella cuando de pronto los ves en una tienda de comestibles. Ellos pueden no ser capaces de concentrarse en lo que tú les dices en aquel momento.

Si la información que tú quieres que ellos tengan está claramente escrita a máquina o escrita a mano con letra clara, probablemente ellos van a poder absorber la información cuando la vean en la intimidad de su propia casa. Incluso puedes anotarla en un cuaderno nuevo que tenga bolsillos en los lados para otra información. ¡Créanme, ellos estarán muy agradecidos de recibir la información de esta forma!

Por favor ten presente que la familia puede decidir manejar su situación de un modo diferente de lo que tú has esbozado en tú investigación. No hay ninguna razón para sentirse insultado si ellos deciden no tomar tus recomendaciones. Ellos apreciarán tus buenas intenciones y todo el trabajo difícil que hiciste de recolectar y enviarles información que consideraste relevante.

Perdiendo a un Cónyuge Repentinamente, o Después de una Enfermedad Prolongada

Si bien la pérdida de un cónyuge repentinamente o después de una enfermedad prolongada es en ambos casos muy difícil, hay una diferencia enorme entre ellos en términos de cuán preparada está la otra parte para manejar las nuevas circunstancias.

Después de una Enfermedad Prolongada

Una mujer que ha perdido a su marido después de haberlo cuidado durante años se ha movido lentamente hacia el papel dominante de su relación. Con el tiempo ella ha asumido la mayoría de las responsabilidades domésticas, es decir pago de cuentas, mantenimiento de la casa y automóvil, hacerse cargo de los niños, etc. Ella se ha hecho extraordinariamente experta en organizar su horario y el de sus niños de un momento a otro, ya que siempre estaba la posibilidad de que una crisis médica pudiera surgir. Una vez que su marido muere, no es como si ella fuera lanzada a la jungla sin un mapa; ella ya sabe como manejar las cosas por sí misma.

Pero hay que entender que aunque ella haya sido la encargada principal en su familia durante los pocos años pasados y haya llevado en sus hombros todas las responsabilidades, ella todavía tiene que hacer un ajuste enorme una vez que pierde a su marido. Aunque él no pudiera ofrecer mucho en cuanto a ayuda física, él todavía podía haber ofrecido sugerencias en cuanto a los niños y a las finanzas, etc., y la esposa todavía sentía que ella era parte de una pareja – un equipo. Una vez que su marido muere, ella tiene que acostumbrarse a estar sola en todos los sentidos.

Uno de los problemas principales con los cuales este tipo de viuda tiene que tratar una vez que la shivá ha terminado es “el agotamiento”. Los años de haber sido la encargada principal del cónyuge (y para algunas, también de los niños) finalmente pasan la cuenta. Una fatiga emocional y física puede caer sobre ella tan rápida y silenciosamente que ella puede no darse cuenta al principio de lo que ha pasado y por qué ella se siente tan cansada ahora que realmente tiene menos responsabilidades.

Después de una Muerte Repentina

Cuando una mujer repentinamente pierde a su cónyuge, el hecho de adaptarse a todas las nuevas exigencias que la vida le demanda mientras trata de lidiar con el choque emocional de la muerte de su marido, es completamente arrollador. Después de todo, ella no tuvo ninguna advertencia y ninguna oportunidad para prepararse.

Una mujer describió su angustia sobre la pérdida de su marido en un fatal accidente de automóvil con la siguiente analogía: “Es como tratar de esquivar una ola gigante tratando de alcanzar la orilla, pero cada vez que te acercas a la tierra, una nueva ola enorme te empuja hacia atrás otra vez. Y la mayoría de las veces sientes que no tienes donde aferrarte para mantenerte a flote”.

Una viuda cuyo marido muere repentinamente, pierde su equilibrio. No importa si sus niños todavía viven en su casa o si han crecido y ya se han ido. Ella tiene que reajustar la forma en que vive y piensa de una sola vez y en cada aspecto. Esto es muy difícil. Después de unos meses, ella por lo general es capaz de recobrar su rumbo y ordenarse, pero esto lleva tiempo, una cantidad enorme de esfuerzo, y apoyo indefectible de familia y amigos.

Viudos

Demás está decir que un viudo también tiene ajustes enormes para hacer cuando pierde a su esposa, después de una enfermedad prolongada o después de una muerte repentina. Si hay niños pequeños en casa, él debe hacer los arreglos para el cuidado de ellos de modo poder asistir al minyan y a trabajar, como en la mayor parte de familias, es por lo general la esposa la que maneja la casa y cuida a los niños para que el marido esté libre y pueda salir a hacer estas cosas.

Una vez que la esposa ha partido, el mundo se vuelve patas arriba para el marido y los niños. El marido podría tener que aprender nuevas habilidades, como por ejemplo preparar la comida, hacer la lavandería, limpiar la casa y cuidar de las necesidades físicas y emocionales individuales de los niños. Él debe hacer todos estos ajustes mientras se enfrenta a su propia pérdida.

Si para los hombres o las mujeres es peor, eso definitivamente no está en cuestión aquí. Alguien que ha perdido a un cónyuge en cualquier circunstancia sufre enormemente. Por eso la gente debería ser muy considerada al tratar con una viuda o un viudo que está emocionalmente y físicamente desgastado. Guíate por las necesidades y deseos inmediatos de la persona.

La Gente Puede Emerger de la Shivá Cambiado Debido a Su Pérdida

Cuando los dolientes salen por primera vez después de la shivá, los siete primeros días de duelo, la mayor parte de nosotros notamos que el mundo permanece igual – después de todo, el sol ha seguido saliendo por el Éste cada mañana y ha seguido poniéndose en el Oeste durante aquellos siete días – pero nos sentimos completamente diferentes. La pérdida de un ser amado nos ha cambiado.

Cuando entramos de nuevo en "el mundo normal" un poco inestables, pero determinados, nuestras amistades y prioridades comienzan a cambiar. Nos acercamos más a nuestros consejeros, buscamos más a menudo la guía de nuestros rabinos, y consultamos con hombres y mujeres que han estado en nuestra situación. Los necesitamos por su sabiduría y experiencia; tenemos problemas para solucionar e historias para compartir que sólo alguien que ha estado en una situación similar puede entender. Por consiguiente, este nuevo círculo de amigos nos ayuda a ganar la confianza en nuestro juicio y la confianza en nuestras capacidades. Nuestras amistades del pasado no son menos queridas o atesoradas, pero ahora necesitamos a otros que puedan ayudar a dirigirnos en el futuro.

"Las Primeras Veces" Después de la Shivá Son Muy Difíciles

Es realmente difícil después de la shivá encontrar y saludar a la gente por primera vez fuera de la casa. Esto se aplica a la gente que vino durante la shivá y más con la gente que no había oído aún sobre lo que pasó.

Muchas personas que sufrieron la pérdida de un pariente cercano me dijeron que durante los primeros meses ellos sólo salían en público si era algo necesario, es decir, a hacer una diligencia esencial, ir a trabajar, o a comprar comida. Ellos estaban preocupados de encontrarse con personas, la vergüenza mutua y el dolor inevitable. Una mujer me dijo que ella no sabía que decirles a padres que habían perdido recientemente a su hijo adolescente, entonces ella se escondió rápidamente en un pasillo del supermercado hasta que ellos abandonaron la tienda. Algunas personas son capaces de establecer contacto visual con aquellos que han sufrido una pérdida, pero se sienten avergonzados y muy incómodos. Ellos se sonrojan y murmuran algo ininteligible y luego rápidamente se alejan.

Un saludo simple y unas cuantas palabras amables son todo lo que se necesita cuando te encuentras con alguien que ha sufrido una pérdida reciente.

Mientras la gente que recién perdió a un ser querido puede estar pérdida en cuanto a como manejarse en cada situación social que pudiera acontecer, aquellos con los que hablé todos estuvieron de acuerdo en que ver a alguien que los evitara completamente a menudo los hacía sentirse incómodos. ¡Y, por extraño que pueda parecer, muchas veces ellos se encontraron en situaciones dónde tuvieron que hacer que aquellos momentos extraños fueran cómodos para la otra persona!

Quizás esta situación puede ser resumida de la siguiente manera: Tú te sientes incómodo y ellos se sienten incómodos, un simple saludo y unas cuantas palabras amables son todo lo que se necesita cuando tú te encuentras con alguien que ha sufrido una pérdida reciente. Muchas veces eso es todo lo que la persona puede manejar. No les gusta entablar una conversación larga e incómoda sobre lo que pasó – sobre todo en público.

Incluso volver a las rutinas más simples es difícil después de la shivá, como la asistencia al primer minyan en el shul o la primera reunión de padres en la escuela de un hijo, etc. Aquellos que están de duelo podrían preferir sentarse atrás en la sala un rato. Por favor entiendan que ellos necesitan el tiempo para adaptarse hasta en la más mundana de las actividades (aún si es algo que ellos han hecho cientos de veces).

Ellos también pueden necesitar el apoyo emocional de su familia y amigos para ayudarlos a pasar por algunos de los “primeros” eventos familiares, es decir, vacaciones, cumpleaños, aniversarios, graduaciones, y otras celebraciones. A pesar de que ellos estén envueltos en la tristeza que viene con la incapacidad de compartir estas ocasiones con el que ellos perdieron, ellos tratan de mantener el espíritu por sus niños y el resto de la familia y amigos que, ellos saben, también sufren por su pérdida. Juntos, las familias deberían trabajar para reunir la fuerza y la valentía para hacer de estas ocasiones tiempos felices, como deberían ser.

Al poco tiempo, aquellos que están de duelo recuperan su confianza y cómodamente enfrentan el mundo otra vez. Pero ellos aprecian mucho el hecho de que la familia y los amigos los dejen hacerlo según sus “propios relojes internos”.

Familias Monoparentales: Lo Físico, Lo Emocional y Los Prejuicios

El Aspecto Físico

Dirigir una casa sola es difícil y agotador – esto es claro y simple. ¡Hay que limpiar la casa, hacer la lavandería, pagar las cuentas, mantener el automóvil, arreglar las tuberías, llevar a los niños al doctor y dentista, hacer fiestas de cumpleaños, estar al tanto de los estudios de cada niño, llevar a cada niño a la escuela a tiempo, ayudar a cada uno con sus proyectos escolares, comprarles zapatos, ropa y libros escolares, llevarlos a cortarse el pelo, etc., y también tenerles una cena nutritiva lista a tiempo!

Esto ya es una tarea de jornada completa, pero, ¿cómo lo hace un padre que trabaja? ¡Como dice el refrán, "Cuándo la carga se pone difícil, lo difícil se logra cargándolo!". Los padres viudos rápidamente aprenden la importancia de priorizar las tareas, haciéndose muy organizados y eficientes, y haciendo arreglos para recibir ayuda cuando es necesario. Aquellos que pueden, contratan ayuda. Aquellos que no pueden, consiguen parientes, o vecinos cuando. A menudo estas personas están más que contentas de ofrecer sus servicios. En otros momentos un trueque de servicios puede ser pensado. Todo lo que se necesita es un poco de ingenio y una actitud positiva.

La mayoría de los padres viudos no hablan extensamente de todo el trabajo que la crianza de los hijos implica. Ellos se sienten muy afortunados de tener a sus niños y rezan cada día para que Hashem les de la sabiduría y fuerza para mantenerse al corriente de las necesidades de cada uno.

El Aspecto Emocional

Asumir completa responsabilidad de una familia activa, pone una cantidad enorme de tensión en un viudo o viuda. Aquellos que entrevisté me dijeron que la parte más desalentadora de convertirse en un padre viudo era aprender a enfrentarse con situaciones difíciles y tener que tomar decisiones críticas solos. Era aterrador para ellos darse cuenta que ahora no había nadie más con quien ellos podrían contar durante el día o la noche fuera de sí mismos. Cada cosa que acontecía, la tenían que enfrentar - solos.

La parte más desalentadora sobre convertirse en un padre viudo era aprender a enfrentarse con situaciones difíciles y tener que tomar decisiones críticas solos.

Aunque sea una realidad que los problemas apremiantes inevitablemente son acerca de los niños, el trabajo, el automóvil, el dinero, etc. – y puede ser abrumador por momentos lidiar con esto además de todas las otras responsabilidades diarias – la parte más emocionalmente difícil es tratar de decidir como manejar todo correctamente. Esto impone una presión enorme en padres viudos. Ellos sienten que, con sus niños dependiendo de ellos, deberían hacer todo correctamente de una vez.

Cada vez que tienen que tomar una decisión importante, ellos a menudo hacen lo siguiente:

  • Consultan a un experto.
  • Piden consejo a un pariente cercano o a un amigo, o sólo piden que escuchen sus preocupaciones.
  • Dan al asunto mucho pensamiento, sabiendo que - correcto o incorrecto - sólo ellos cargan con la responsabilidad de la decisión. (¡Cuándo una pareja decide junta, al menos ellos pueden compartir la culpa!)

Por eso es tan crucial que la familia y los amigos expresen su apoyo.

Los padres viudos no solicitan consejo voluntariamente, pero si ellos realmente te piden tú opinión ellos esperan que los conduzcas diplomáticamente en la dirección correcta, teniendo en mente lo mejor para su familia. Ellos son absolutamente capaces de tomar la decisión solos, pero como dice (Proverbios 1:5): "Un hombre sabio busca consejo".

Una pareja casada puede conversar sobre los pros y los contras de una situación el uno con el otro. Alguien que está solo (viudo o divorciado) no tiene aquella opción. Cuando te piden expresar tu opinión sobre un cierto asunto, trata de apreciar aquel hecho y tomar los sentimientos de la persona en consideración.

Sentirse el único responsable de manejar la casa realmente tiene ramificaciones en otras áreas de nuestras vidas. Si la bolsa de basura todavía está en la puerta, o el dormitorio está desordenado, o nos quedamos sin leche, ¿quién está allí para culparlo, sino nosotros mismos? Una lección enorme en la armonía matrimonial puede aprenderse de esto. ¿Con qué frecuencia las parejas se disgustan el uno con el otro y pelean por cosas como éstas? ¡Pero cuándo la opción de culpar a la otra persona no está allí, creo, nos hacemos mucho más tolerantes y menos críticos de nosotros mismos!

Entonces si los padres viudos ya no tienen a alguien con quien compartir las responsabilidades o la toma de decisiones - o hasta la culpa - todo esto se reduce a que ellos se sienten muy solos. Ellos pueden arreglárselas bien un día y sentirse ansiosos y deprimidos el siguiente día. Toma un tiempo para que se estabilicen sus emociones.

Incluso el completo apoyo de la familia y amigos no puede aliviar la soledad profunda y el dolor de la pérdida.

También es importante entender que incluso el completo apoyo de la familia y amigos no puede aliviar la soledad profunda y el dolor de la pérdida. Alguien puede estar ocupado desde la mañana hasta la noche, pero ese "agujero en su corazón" todavía pesa mucho. Es tremendamente difícil llenar el vacío dejado por la muerte de un cónyuge si el matrimonio era bueno y el cónyuge que queda sabe exactamente las cosas maravillosas que él/ella se pierde mientras los días pasan.

A veces el miedo y la ansiedad agarran al individuo tarde por la noche. Una mujer se pregunta: ¿Dónde conseguiré todo el dinero que necesito? ¿Cómo puedo ser madre y padre para mis niños? ¿Dónde deberíamos vivir? ¿Qué pasará con nosotros? ¿Qué haré una vez que mis niños se marchen de la casa? ¿Tendré alguna vez una relación con otra pareja? A veces todas estas preocupaciones pueden hacer que una persona se enferme físicamente.

Sí, la soledad y la ansiedad pueden acuchillar los corazones de los padres viudos y sus vidas diarias. Sin embargo cuando ellos se acostumbran y se sienten más seguros con su nuevo estatus - que fue impuesto sobre ellos - son capaces de desenredar despacio sus emociones y aprender por sí mismos el mejor modo de lidiar con las situaciones.

Los Prejuicios

A veces la gente asume cosas sobre los hogares de padres viudos que simplemente no son verdad. Ellos pueden pensar que nuestros niños deben tener problemas de conducta, que nuestras casas están llenas de tristeza, que nuestras mesas de Shabat y de Iom Tov son deprimentes, y que necesitamos consejos para todo. ¡Nada podría ser más lejano de la verdad! ¡En la mayoría de los casos, es lo contrario! Nuestros niños son normales y felices, nuestros hogares son alegres, y podemos manejar nuestros problemas nosotros mismos.

No puedo contar el número de veces que los profesores de mis niños me han dicho, después de elogiar sus logros académicos o su comportamiento, "Sra. Feldbaum, no puedo creer que su niño venga de una casa monoparental". Esto, por supuesto, quiso ser un elogio, pero soy sensible a conjeturas subyacentes. Muchos de mis amigos viudos han recibido "elogios" similares.

Los hogares monoparentales sanos proporcionan una atmósfera cálida, cariñosa, feliz, segura y de mucho apoyo, donde los niños equilibrados prosperan. Por supuesto, no todas las casas monoparentales son sanas, así como no cada casa de dos padres es sana y proporciona sólo cosas maravillosas a sus niños.

Estereotipar a niños de hogares monoparentales es un perjuicio enorme. Es hasta destructivo. Esto destruye todo el esfuerzo de estos padres de criar a sus niños de una forma sana.

Como Hacer que una Ocasión Feliz sea Feliz

Si una persona viuda está celebrando una simjá, una alegría, ve si hay algo que puedas hacer para ayudar con los preparativos. No sólo es este un período difícil emocionalmente para la persona, sino que también los preparativos tienen un componente de tensión.

Tú puedes ayudar a una amiga íntima o a un miembro de la familia que pasa por esto de la siguiente forma:

  • Envíale comida la semana antes del acontecimiento.
  • Invita a los niños a tu casa algún día para que la madre pueda hacer algunas diligencias de última hora.
  • Invita a la familia para una comida de Shabat una o dos semanas antes del acontecimiento.
  • Si un matrimonio está siendo planeado, ofrece dar una de las comidas de Sheva Brajot para los nuevos novios durante la primera semana de matrimonio.
  • Si la celebración se lleva a cabo en su casa, llega temprano para ayudar a organizar, o quédate más tarde para ayudar a limpiar, u ofrece ayudar con algo de la preparación de comida o con el servicio.
  • Llega temprano a la casa para ayudar a que los niños pequeños estén listos.
  • Ofrécete para hacer diligencias.
  • Trata de estar disponible el día del acontecimiento para recoger a invitados en el aeropuerto, o encárgate de las "emergencias" de último minuto.

La ayuda con cualquiera de las sugerencias mencionadas arriba significará mucho más para la persona que comprarle incluso el regalo más perfecto para la ocasión. ¿Después de todo, hay algún regalo más importante que tú puedas dar que estar allí para la gente cuándo ellos te necesitan?

La Importancia de la Salud Mental

Las demandas físicas de criar a niños o los desafíos emocionales de criar a adolescentes pueden ser demasiado para un padre viudo. Es precisamente entonces que estos padres tienen que alejarse para recargar sus baterías mentales y recobrar su calma.

Muchos padres viudos toman unas vacaciones sin sus niños al menos una vez al año. Aquí están algunos ejemplos de donde ellos van: Una viaja a través del país cada año para visitar a amigos durante una semana, el otro asiste a celebraciones familiares fuera de la ciudad unas veces por año, y otra, tomando una perspectiva muy novedosa, envía a todos sus niños a los a visitar parientes durante una semana cada verano mientras ella se queda en casa.

Los padres viudos aman a sus niños y están "atentos a la llamada" de ellos todo el tiempo. Nos molesta cuándo oímos que alguien dice, "Ah, ¿tú sales de la ciudad otra vez?". No saques conclusiones sobre algo de lo que no sabes nada. Una madre sensata sabe que ella debe cuidarse para poder cuidar a otros. Ella usará su mejor juicio para definir cuanto estar lejos, cuando es el mejor momento de ir, y qué dejar arreglado para el cuidado de sus hijos.

Todos los padres tienen que lidiar con las necesidades, deseos y situaciones de sus niños todos los días. Sin embargo, es más difícil para una madre viuda, porque ella debe manejar todas estas cosas sola; ella ya no tiene a un compañero con quien compartir las responsabilidades. ¡Las vacaciones cortas definitivamente hacen la diferencia!

Y recuerda, un padre feliz está mejor equipado para criar niños felices.

30/1/2011

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub