haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Una Heroína en Connecticut

Una Heroína en Connecticut

¿De dónde obtuvo una maestra de primer grado la fuerza necesaria para realizar su extraordinario acto de valentía?

por

Cuando un desquiciado asesino disparó dentro de una escuela primaria de Connecticut – asesinando a 26 niños y adultos – Vicki Soto, una maestra de primer grado, respondió con un acto increíblemente heroico.

Al escuchar los disparos en un aula adyacente, la maestra de 27 años tomó el control de la situación y metió rápidamente a sus estudiantes en un armario. Luego, de repente, cuando se enfrentó cara a cara con el asesino y las balas comenzaron a volar, utilizó su propio cuerpo para proteger a los niños.

Vicki Soto fue encontrada muerta sobre sus estudiantes, protegiéndolos.

Todos lamentamos esta abominable tragedia.

¿De dónde sacó esta joven la fortaleza y convicción para realizar un acto tan extraordinario de valentía?

En el mundo animal, esta devoción es encontrada hasta cierto punto como un instinto maternal. La osa protegerá ferozmente a sus cachorros, al igual que una madre está intensamente dedicada a sus hijos. ¿Pero hasta dónde llega este instinto? ¿Puede acaso superar el instinto más básico de autoprotección?

El deseo más grande de un padre es que sus hijos crezcan, verlos florecer – física, emocional y espiritualmente. Con enfoque y determinación, un padre puede lograr un nivel de devoción absoluta – incluso a expensas de su propio bienestar.

Lo que hace que las acciones de Vicki Soto sean tan destacables es el hecho de que ella desarrolló ese mismo grado de auto-sacrificio por niños que no eran biológicamente suyos.

Vivió con la realidad de una profunda verdad: Un maestro es como un padre, encargado de nutrir el crecimiento de un niño, ayudando a transformar sus vidas físicas en algo más grandioso.

"El sueño de Vicki era ser maestra; es lo que amaba hacer", dijo su primo, James Wiltsie. Esta joven estaba dispuesta a dar toda su existencia terrenal por el noble propósito de cuidar a estos niños.

Artículo Relacionado: El Tiroteo en la Escuela de Connecticut

Legado Para Siempre

Bien adentro, todos queremos lograr cosas grandiosas. Todos queremos dar generosamente y preocuparnos honestamente por los demás. Todos queremos hacer uso de nuestro potencial.

Un amigo me dijo hace poco que está pensando en su "legado". Ahora tiene cincuenta y tantos, y lo persigue una pregunta que no puede ignorar: ¿Cómo impactaré realmente a este mundo?

Le dije que se siente y que piense en por qué está dispuesto a morir. Incluso que lea algunos obituarios, para obtener una perspectiva del elevado significado de la vida.

Le dije: “Cuando hayas encontrado una causa tan importante que estarías dispuesto a dar tu vida por ella, llegarás al más importante y obvio corolario: Si estás dispuesto a morir por algo, entonces ese es el objetivo más elevado por el que deberías estar viviendo”.

Hay algo profundo en la mente de todo ser humano: Ser bueno es tan importante que hasta estamos dispuestos a morir por eso. Pero demasiado a menudo nos quedamos cortos con esos objetivos – porque nos distraemos en el camino.

Vicki Soto entendió que cuando vives con absoluto enfoque y devoción, obtienes un poder sin paralelo.

La gran tragedia es que esta joven sobresaliente tenía aún muchísimo más para dar.

Asegurémonos de que su muerte no sea en vano.

Hagamos un plan para descubrir nuestro objetivo máximo y luego implementémoslo en la vida diaria. Demos un paso por vez, para no agobiarnos. Mantengamos la concentración y no nos distraigamos.

El gran acto de Vicki Soto debería inspirarnos a tomar hoy mismo diez minutos y pensar: "¿Para qué estoy viviendo?".

Encontrar la respuesta es un gran proyecto, pero no existe una mejor manera de utilizar nuestro tiempo y energía que esta. Porque si no sabemos qué objetivo superior estamos persiguiendo, entonces estamos viviendo como zombis, dejándonos llevar sólo por las emociones.

Vicki Soto estuvo a la altura del desafío. La prensa reportó que amaba tanto a sus alumnos que se refería a ellos como sus "pequeños ángeles". Al alcanzar el nivel máximo de devoción y salvar sus vidas, Vicki Soto llegó más allá que los ángeles.

Publicado: 18/12/2012


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Comentarios: 1

(1) Diana Stoler, December 19, 2012 3:06 PM

Una Heroína en Conecticut.

No encuentro palabras para este acto de heroísmo, que D-os proteja su alma y descase en Paz. Y para los padres de esta chica, un dolor y honor para toda su vida, ¿¿ y para los padres de esos chicos salvados por su maestra ?? LES QUEDA UNA GRAN RESPONSABILIDAD DE RECORDARLES SIEMPRE A SUS HIJOS QUE D-OS LES DIÓ 2 VECES LA OPORTUNIDAD DE VIVIR Y QUE ........¡¡¡ HAGAN HONOR A ESA BENDICIÓN. !!!!!!!

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!