haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Camino #11: Aprovechando el poder de la amistad

Camino #11: Aprovechando el poder de la amistad

Las compañías hacen encuestas antes de lanzar un nuevo producto. Encuentra amigos que te den su opinión honesta, para que así conozcas el verdadero valor de tus ideas.

por

En todas partes hay gente luchando. Luchas religiosas, luchas nacionalistas, luchas familiares. Algunos incluso están dispuestos a morir porque piensan que están en lo correcto. ¿Cómo vamos alguna vez a reunificar este mundo?

El Camino #11 es dikduk javerim, que significa literalmente 'afínalo con tus amigos'. Ve la importancia de sentarse y razonar juntos. No asumas que tu punto de vista es el correcto. Ábrete a las ideas de los demás. "No hace falta que me mates. Si me convences que tienes razón, entonces me uniré a ti".

Necesitamos amigos de verdad, alguien en quien puedas confiar y con quien puedas discutir tus planes, sentimientos y ambiciones. Con un amigo, no estarás preocupado de sumar puntos o de ganar algún concurso de ego. Un buen amigo escuchará los puntos a favor y los puntos en contra, y te dará su opinión de forma recta y honesta.

Esto es especialmente importante con decisiones como: ¿Debería casarme con tal persona? ¿Debo aceptar esta oferta de trabajo? ¿Debería moverme a ese barrio? Todo el mundo tiene ideas diferentes. Entre mucha gente encontrarás muchas soluciones.

Algunos caminos pueden recorrerse solo, pero el camino de la vida no debe ser uno de ellos. Ve con un amigo.

Elige tus amigos cuidadosamente

Cuando vas a comprar un automóvil, probablemente decides de antemano qué conjunto específico de características quieres que tenga y sólo después de eso vas a ver automóviles y a buscar la mejor oferta que haya antes de hacer la inversión.

Ciertamente no deberíamos hacer menos que eso cuando buscamos un amigo.

Sin embargo, por lo general nuestros amigos son el resultado de las circunstancias: vecinos, colegas, compañeros de cuarto. "Jugamos al tenis en la misma cancha, luego compartimos una pizza y ahora somos amigos". No es tan simple como eso. Una buena pareja para jugar tenis podría no seguir siendo tan buen amigo una vez que tu interés por el tenis se desvanezca. Pregúntate a ti mismo: "¿Cómo va a ser este amigo en 20 años?".

Sé proactivo y ve en búsqueda del amigo correcto. Un amigo debe ser de por vida. Elige un amigo que busque la verdad, y cuyos objetivos de vida y valores respetes.

La definición de amistad es lealtad. Lealtad significa que a pesar de que sus caminos se separen, no te desharás simplemente del otro. Compartes una identidad, una cercanía. Sabes que él está de tu lado, y que tú estás de su lado. Siempre harás lo que puedas para ayudar.

La moneda de cambio es la confianza. Si pagas con confianza, ganarás un amigo a cambio. Cuanto mejor es el amigo, más confianza tienes que pagar.

La Torá nos dice que "dos son mejor que uno". ¿Por qué? Porque podemos ser más objetivos sobre los errores de otros que sobre los nuestros. Si le gritas a tus hijos, tu amigo te dirá que estuvo mal lo que hiciste; si él le grita a sus hijos, tú le dirás a él. Ustedes deben elevarse mutuamente y criticarse constructivamente el uno al otro para corregir los errores.

Un amigo cercano estimulará tu creatividad. Pueden reunirse y realizar una lluvia de ideas. Todo vale. Un amigo no te dejará a un lado por haber dicho algo ridículo.

La amistad es más que mero compañerismo. Un verdadero amigo te ayuda a convertirte en la mejor versión de ti mismo.

No te pelees, ¡discute!

“¿Pena capital?”. La voz sube de tono. “No tienes idea de lo que estás hablando. ¡Estás loco!”.

Sé provocativo. Entra en una discusión sobre un tema que te preocupe genuinamente. No por el hecho de discutir, sino por el hecho de estimular una buena e intensa discusión.

Conviértete en un experto de las discusiones. No eleves tu voz, no grites. Sólo comunica tu posición. Y estate abierto a nuevas ideas. Haz preguntas. Analiza toda la evidencia. No tengas miedo de darte cuenta que estás cometiendo un error.

Los temas más importantes a explorar son aquellos relacionados con el sentido de la vida. Si crees que hay un Dios, entonces entra en una discusión con un ateo. Pregúntale: "¿Cuál es tu evidencia? ¿Por qué has llegado a esa conclusión?".

AishLatino.com ha publicado una serie de artículos titulada "Shmuz", una excelente herramienta para iniciar una discusión profunda y significativa. Contiene preguntas provocativas y las fuentes tradicionales sobre 10 temas importantes, como el amor, la tolerancia, el antisemitismo y los chismes.

Para mantener la calma, recuerda que las otras personas son tan apasionadas como tú respecto a sus propias posiciones. Tal como tú no aceptas automáticamente la otra posición, tampoco la rechaces automáticamente. El otro tipo tiene un punto de vista que está basado en algún tipo de evidencia. Ésta podría estar errada, pero al menos debe ser respetada. ¡Hay algo respaldando su locura!

Expone tu punto de vista y luego escucha: "Ya veo. Te entiendo". Suponiendo que tú no estés en desacuerdo con todo lo que la otra persona te diga, valida antes de mostrar tu desacuerdo. "Tienes un buen punto, pero ¿qué pasa con...?".

No te desanimes cuando las cosas se pongan un poco calientes. Con la práctica aprenderás a transformar toda pelea en una discusión. Escucha con atención y trata de entender. Baja la voz y di: "Por favor dime tus razones". Harás nuevos amigos, profundizarás tus relaciones y crecerás en sabiduría.

Conclusiones comunes

¿Tus conversaciones suelen terminar en que alguien se molesta, se agita y se pone agresivo?

Una discusión exitosa se basa en la máxima: "Las personas con buena voluntad que razonan juntas llegarán a una conclusión común".

Esto significa que:

  • Estoy dispuesto a escuchar al otro lado.
  • Quiero saber la verdad.
  • Voy a tomar en cuenta la evidencia.
  • Estoy dispuesto a cambiar, incluso si es doloroso.

¿Cómo haces que el otro tipo también cumpla con esto? Recuérdale: "Quiero saber la verdad, tal como tú quieres saber la verdad. Tú crees que tienes pruebas, y yo creo que tengo pruebas. Así que vamos a comparar. Si estoy en un error, por favor, muéstramelo. Estoy dispuesto a cambiar. ¡Convénceme o únete a mí!".

En lugar de apegarse a los hechos, las personas suelen terminan atacándose los unos a los otros. Cada vez que entres en una discusión con alguien que sea insultante o antagónico, paren y enfóquense en tener una "buena voluntad". Definan juntos sus términos. Lleven la conversación a términos racionales. De lo contrario, quedarán encasillados en sus respectivas posiciones y no tendrá sentido discutir.

La clave es ser un juez, no un abogado. ¿Cuál es la diferencia entre un juez y un abogado? Un abogado argumenta a favor de la parte que va a pagar sus honorarios. Un juez tiene una visión objetiva, y así puede evaluar ambas posturas y encontrar la verdad.

Las personas que entran en discusiones como “abogados” sólo están interesadas en ganar la discusión. Puede que escuchen a la otra persona, pero no están realmente “escuchando”. Ellos sólo escuchan lo que quieren oír.

Imagina que tienes un enfrentamiento con un mecánico de automóviles. "Has hecho un trabajo terrible en mi automóvil". Él dice: "¿Yo hice un trabajo terrible? ¡Tú eres un cliente terrible!". Disipa la tensión. Dile: “Mira, si he cometido un error, quiero admitirlo. Si tú has cometido un error, ¿quieres admitirlo? Bueno, echemos un vistazo a la evidencia”.

Es una forma totalmente distinta de lidiar con los problemas: un clima de comunicación diferente. Tendrás altas posibilidades de voltear a un cliente beligerante, un padre iracundo, o a un hijo rebelde. Tenemos la capacidad de razonar juntos.

Como dice el Talmud: La manera de saber si una discusión es sincera, es ver si las dos personas salen amándose más el uno al otro después de la discusión. No es fácil, pero vale la pena.

Búsqueda de la verdad

Para sacar el máximo provecho de tus discusiones, ten una lista de temas importantes preparada (ya sea en papel o de forma mental). Tómate un descanso en el almuerzo y en vez de discutir sobre el mercado de valores, habla en cambio sobre ideas importantes. Al principio puede ser difícil hacer que tus amigos se interesen, pero una vez que lo logres, ellos te lo agradecerán.

Los temas más importantes a tratar son aquellos que forman nuestra perspectiva básica, por ejemplo, la existencia de Dios, por qué existe el sufrimiento, el libre albedrío, el propósito de la vida.

En el judaísmo entendemos estos conceptos por medio del estudio de Torá. Y el método preferido para el estudio de Torá es con un compañero (javruta en hebreo). Trabajar con un amigo es una parte esencial de la búsqueda de la verdad. Si la Torá representa las instrucciones de Dios, ¡más nos vale entenderlas correctamente!

El Talmud habla sobre el gran erudito Rabí Iojanán y su compañero de estudio Reish Lakish. Ellos estudiaron juntos durante muchos años, hasta que un día Reish Lakish se enfermó y murió. Rabí Iojanán estaba totalmente afligido por la pérdida. Sus estudiantes trataron de consolarlo diciendo: "No te preocupes, maestro. Vamos a encontrarte un nuevo compañero de estudios; el hombre más brillante de la ciudad".

Unas semanas más tarde, Rabí Iojanán fue visto caminando por la calle, totalmente deprimido. "Maestro, ¿cuál es el problema?", preguntaron sus estudiantes. "Te hemos enviado un compañero de estudios brillante. ¿Por qué estás tan triste?".

Rabí Iojanán les dijo: "Él es de hecho un erudito. Es más, es tan brillante que puede encontrar 24 maneras de probar que lo que yo estoy diciendo es correcto. Pero cuando estudiaba con Reish Lakish, él me traía 24 pruebas de que yo estaba equivocado. ¡Y eso es lo que extraño! Quiero una pareja de estudios que me critique y que me cuestione. De eso se trata el estudio de Torá".

La crítica conduce al crecimiento. Y el crecimiento es la emoción de la vida. Pero la crítica es también una cosa difícil de aceptar. Algunas personas tienen tanto miedo de revelar sus errores que prefieren aislarse del mundo. El truco es encontrar amigos que sean lo suficientemente sensibles como para dar una retroalimentación positiva junto con la crítica.

Si quieres alcanzar la grandeza, necesitas trabajo en equipo. Así que pon tus ideas en el mercado. Todas las cosas importantes de este mundo se han logrado mediante trabajo en equipo: la llegada a la luna, Internet, los derechos civiles. Si resulta que estabas en lo cierto, habrás ganado poco. Pero si te demuestran que estabas equivocado, habrás ganado mucho; conocerás la verdad.

El Talmud llega al extremo de decir: javruta o mituta, 'un compañero de estudio o la muerte'. Muerte en este contexto significa pérdida de tiempo y oportunidades. Un compañero de estudio te obliga a ser real contigo mismo.

Conviértete en el tipo de persona que busca la verdad, que quiere "hacer lo correcto". Esa es la manera de comunicarse con los demás.

¿Por qué trabajar en conjunto con tus amigos es un camino a la sabiduría?

  • Los amigos son demasiado importantes como para dejarlos al azar. Elige un amigo con quien puedas cumplir tus objetivos de vida.

  • Discute ideas con otras personas que pueden ser más objetivas de lo que somos nosotros con nosotros mismos.

  • Los amigos íntimos estimulan y expanden tus ideas.

  • Para alcanzar la grandeza, necesitas que otros te ayuden a llegar allí. Es necesario el trabajo en equipo.

  • Uno es afectado por los amigos y por el medio ambiente. Si ellos quieren sabiduría, tú querrás sabiduría.

  • Si te encuentras en una pelea necia, recuerda que las personas de buena voluntad que razonan juntas pueden alcanzar una conclusión común.

  • Una de las metas principales de la vida es corregir tus errores. No tengas miedo de enterarte si has cometido algún error.

6/12/2008

Artículo 11 de 50 en la serie Los 48 Caminos a la Sabiduría

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Comentarios: 1

(1) dunia, December 8, 2008 5:08 PM

Me parecen importantisimos los aportes de este documento, considero que una de las mayores virtudes es aprender a escuchar, pero que grato es saber expresarse sin sentir que somos agredidos o agredimos a alguien....es un gran aporte de los sabios de la discusión muy excelente ejemplo del talmud.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub