haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Aprender a recibir

Aprender a recibir

A veces hace falta más valentía para recibir que para dar.

por

Cuando me pierdo no pido indicaciones. No me gusta pedir ayuda, consejo o favores. Me desagradan los regalos y siempre preferí ser la que da en vez de recibir. Solía pensar que esto era algo positivo, hasta el día en que descubrí que recibir en sí mismo es un regalo valioso y que a veces hace falta más valentía (y vulnerabilidad) para recibir que para dar.

Nunca olvidaré esa tarde. Estaba en medio de una conversación telefónica de trabajo cuando mis hijos volvieron de la escuela y yo les indiqué que estuvieran en silencio. En vez de dejar su mochila y correr al cuarto de juegos con los otros niños, mi hija se quedó parada junto a la puerta, sonriéndome y sosteniendo en sus manos una bolsa marrón arrugada. Su cabello rubio se había escapado de las trenzas que le hice a la mañana y su rostro brillaba de orgullo. Me di vuelta para terminar mi llamada pero un minuto después, cuando corté el teléfono, mi hija seguía parada con su mochila al hombro y la bolsa en sus manos.

— Ima, te traje un regalo. Lo compré con el dinero de mi mensualidad—dijo mi hija sonriendo.

Esa semana mi hija recibió por primera vez su mensualidad. ¿Y qué hizo? Utilizó todo su dinero para comprarme un regalo.

Incluso antes de abrir la bolsa que me entregó, sentí que las lágrimas se juntaban en mis ojos. Adentro había una vela dorada y blanca y una pequeña nota escrita con letras grandes: “Te quiero, Ima”.

Abracé a mi hija e intenté esconder mis lágrimas. Puse la vela junto a nuestros vasos de cristal en la vitrina y permaneció allí por más de una década, porque cada vez que la veo lo recuerdo: recibir amor es igual de importante que dar amor. Ser suficientemente vulnerable como para necesitar a otra persona es una fortaleza en vez de una debilidad. Aprender a recibir es aprender a amar, a vivir y a crecer.

En Shavuot, el pueblo judío recibió de Dios el regalo de la Torá.

Aquí hay cuatro formas de aprender a recibir:

  1. Enfócate en la conexión. ¿Mantienes a los demás a distancia y pones murallas alrededor de tu corazón? Recibir crea conexión. Es más fácil aceptar un cumplido, un regalo o incluso un consejo cuando nos enfocamos en el valor de la conexión misma en vez de en nuestra vulnerabilidad.

  1. Abandona la mentalidad de: “una cosa por otra”. Estamos acostumbrados a pensar que todo tiene un precio y que siempre tendremos que devolver el favor que recibimos. Esto bloquea nuestra habilidad de apreciar completamente la generosidad de la otra persona y su anhelo de entregarnos algo. No todo en la vida puede o debe ser devuelto. Algunos regalos no tienen precio y algunas bondades no deben pagarse.

  1. Recuerda que no siempre tenemos que tener el control. Cuando damos sentimos que tenemos el control de la situación. Recibir requiere que renunciemos un poco a ese control y que expongamos la parte tierna y vulnerable de nuestro ser, que queda abierta a otras personas y a esa parte nuestra que sabe que no podemos controlar el mundo que nos rodea.

  1. Acepta que recibir es un acto de bondad. Muchos estamos acostumbrados a pensar que recibir es un acto egoísta, pero darles a otros la oportunidad de dar a veces es uno de los actos más generosos que podemos hacer. En vez de sentirte avergonzado al recibir de otros, siéntete orgulloso de darle a otra persona la valiosa oportunidad de dar.

Shavuot es una oportunidad para aprender a recibir del Dador Infinito que quiere regalarnos Su Torá. En Shavuot recuerdo ese momento en que mi hija estaba parada en la puerta y cómo yo casi me lo perdí. Estaba demasiado distraída y ocupada en mí misma como para recibir el valioso regalo del amor. La vela está siempre frente a mí para recordármelo.

Cuando me pierdo, debo pedir ayuda. Cuando tengo un problema, debo pedir un consejo. Y cuando quiero conectarme con la Fuente de toda la vida, debo aprender a abrirme para poder recibir Su amor infinito.

17/5/2018

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Comentarios: 2

(2) Nallely, September 9, 2018 8:33 PM

Aprender a recibir

Me intereso mucho el post, y creo que debo aplicarlo a mi vida

(1) Medardo, May 21, 2018 10:26 PM

aprender a recibir

Hermoso el relato, se me llenaron los ojos de lágrimas de la emoción

 

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub