haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Resoluciones significativas para el 2014

Resoluciones significativas para el 2014

Un plan de 12 meses para tu crecimiento espiritual.

por Yaakov Weiland

¿Te has puesto alguna vez una meta para mejorar tu vida pero has fallado? Bueno, no estás solo. Cada año, muchas personas toman resoluciones de Año nuevo, sin embargo, solamente unas cuantas tienen éxito. ¿Por qué?

Si las metas son demasiado grandes o si tienes demasiadas metas, no son alcanzables. Si una meta es demasiado vaga y no puede ser medida, no debes rendir cuentas y por lo tanto te dejas estar.

Algunas metas deben ser divididas en metas más pequeñas, mientras que otras no. Dado que escogiste leer este artículo, lo más probable es que quieras convertirte en una mejor persona y en un ser más espiritual. ¿Cómo logras eso?

Para abordar este problema yo desarrollé El Plan Jazak: Un camino de 12 meses hacia la fortaleza espiritual. Este plan se enfoca en un área por mes con sugerencias específicas para hacer diaria o semanalmente.

La palabra en hebreo jazak significa, ‘sé fuerte’. Cada uno de nosotros nació física y espiritualmente débil. A medida que crecimos, nuestros cuerpos se fortalecieron. ¿Qué hay de nuestras almas? ¿Acaso están más desarrolladas de lo que estaban cuando éramos niños? Este plan de 12 meses te ayudará a fortalecer tu alma.

Está basado en los meses judíos y puedes ponerlo en práctica al comienzo de cualquier mes. Cada mes judío contiene un inherente poder espiritual. Al acceder a este poder, con la ayuda de Dios, tendrás éxito en alcanzar tus metas.

Este año, el comienzo de enero 2014 coincide con el comienzo del mes judío de Shvat.

UN PLAN DE 12 MESES PARA tu CRECIMIENTO ESPIRITUAL

Shvat: elevar lo físico

El 15 del mes de shvat es Tu B'Shvat, el año nuevo de los árboles. Un aspecto de esta festividad es celebrar y elevar lo físico. Parte de santificar lo físico es cuidar el cuerpo que Dios te encomendó. Durante este mes, elige mejorar tu sueño, hacer más ejercicios o cambiar tus hábitos alimenticios. Elige un cambio y ponlo en práctica de manera regular.

Adar: aumentar tu alegría

Nuestros sabios nos enseñan que con la llegada de adar aumentamos nuestra alegría, culminando en la fiesta de Purim, la cual conmemora la salvación del pueblo judío durante el exilio persa.

La alegría es nuestro estado natural, tan sólo mira a los niños. Si no estamos felices, la pregunta es ¿por qué?

Puede haber varios factores. Para comenzar, tenemos que echar un vistazo de cerca a nuestras vidas. Quizás estamos evitando lidiar con algún problema, puede ser en el trabajo o en nuestras relaciones, o quizás nos sentimos poco realizados en un área de nuestras vidas. Pregúntate, "¿Cuál es mi principal factor de estrés? ¿Qué problema estoy evadiendo? ¿Hay algún dolor pasado que necesito olvidar? ¿En que área de mi vida me siento poco realizado?". Elabora un plan de acción, preferiblemente con ayuda externa, para enfrentar los desafíos que surjan en el camino.

Una gran fuente de infelicidad es la falta de sentido. Todos necesitamos sentir que estamos trabajando en algo significativo. Este mes, fija una meta, algo significativo y por lo que valga la pena luchar (divídelo en mini metas), y al menos una vez a la semana dedícate a una actividad que te acerque a tu meta. En las palabras de la Dra. Sonja Lyubomirsky, investigadora y autora de libros sobre el tema de la felicidad, "Encuentra a una persona feliz y encontrarás un proyecto".

¿Cuál es tu proyecto? ¿Qué te da sentido a ti? ¿Cómo puedes hacer estas actividades más a menudo?

Nisán: limpieza espiritual de primavera

En Pesaj, conmemoramos el Éxodo de Egipto. Cuando te prepares para la festividad eliminando la levadura de tu casa, saca también la contaminación espiritual. En cualquier grado que estés listo. Revisa tus libros, revistas, música y videos, y deshazte de aquellos que están llenos de malas palabras, obscenidad o vulgaridad; ellos degradan tu espiritualidad.

Iyar: ayudar a otros y no causarles angustia

El periodo conocido como el Omer, ocurre durante este mes. En esta época conmemoramos a miles de estudiantes de Rabí Akiva que fallecieron durante una plaga. El Talmud nos enseña que la plaga los atacó debido a que ellos no se trataban mutuamente con suficiente respeto. Durante este mes, cada día, o al menos una vez a la semana, asegúrate de hacer un acto de bondad. Además, piensa si le causaste dolor a alguien a través de tus palabras o acciones y comprométete a disculparte con ellos lo antes posible.

Siván: vivir la sabiduría de la Torá

La fiesta de Shavuot cae en este mes. Celebramos el recibimiento de la Torá en el Monte Sinaí, el manual de instrucciones de Dios para la vida. Durante este mes escoge un área de observancia de Torá para fortalecer. Si es posible, habla con tu rabino o mentor espiritual para que te guíe.

Tamuz: perdón

El 17 de este mes ayunamos para conmemorar la caída de las murallas de Jerusalem antes de la destrucción del Primer Templo. Los sabios enseñan que una de las razones principales por las cuales el Mesías retrasa su llegada es por el pecado de odio infundado hacia el prójimo.

Durante este mes enfócate en perdonar al menos a una persona (esa persona puedes ser tú mismo). Para convertirte en una persona más indulgente prueba lo siguiente. Cada día, busca lo bueno en otros y en ti mismo. Además, date cuenta que todos tenemos dificultades y siente compasión por tus propios desafíos y por los de otros.

Av: conversa con Dios

El día nueve de este mes, Tishá B'Av, ayunamos para conmemorar la destrucción del Primer y Segundo Templo. Recordamos la época en que Dios "escondió su cara" del pueblo judío y nos sentimos distantes de Él. El tema de este mes es reestablecer y profundizar nuestra relación con Dios a través de la práctica de itbodedut, hablar informalmente con Él en nuestro idioma materno. Cada día, habla con Dios por al menos cinco minutos, desahógate con Él.

Elul: arrepentimiento

Elul es la época del año para hacer un recuento de nuestras vidas y prepararnos para las Altas Fiestas. Todos tenemos al menos un área con la que luchamos; quizás es ser ético en los negocios, vivir una vida moral, ser caritativo y amable, o abstenerse de herir a otros. Corregir nuestra falta (o faltas) es un componente clave en nuestra misión de vida, es la razón por la cual Dios nos puso en este mundo.

Escoge un área en la que quieras enfocarte y define ciertos cambios conductuales manejables que harás diaria o semanalmente. Si es posible, habla con tu rabino o consejero espiritual para que te guíe. El enfoque en arrepentimiento continúa el próximo mes hasta después de Iom Kipur.

Tishrei: estudio de Torá

La fiesta de Simjat Torá, entre otras fiestas, cae durante este mes. En Simjat Torá celebramos el término del ciclo anual de lectura de los Cinco Libros de Moisés y comenzamos un ciclo nuevo. Ahora es el momento perfecto para unirte a este estudio anual de la Torá. Hay un poder espiritual enorme en estudiar la misma porción de la Torá que es estudiada por millones de judíos alrededor del mundo. El próximo Simjat Torá, cuando termines la Torá, tu celebración será incluso más significativa. Pasa algo de tiempo cada semana estudiando la parashá semanal, AishLatino.com tiene muchos artículos.

También puedes estudiar una vez a la semana con un compañero de estudio. Para hacer esto, contacta a tu rabino local.

Jeshván: mejorando nuestras relaciones

Jeshván es llamado a menudo Marjeshván, con el prefijo mar que significa ‘amargo’ en hebreo. Es llamado así porque no hay fiestas durante este mes.

Una fuente clave de amargura y dulzura en nuestras vidas son nuestras relaciones. Durante este mes haz un recuento de tus relaciones: decide cuáles fortalecer, cuáles necesitan límites o distanciamiento, y formas de promover nuevas relaciones sanas. Al menos una vez por semana, programa tiempo uno a uno con alguien en tu vida para nutrir esa relación; apaga tu celular y dale tu total atención.

Kislev: gratitud

Durante este mes celebramos la fiesta de Januca. Un mensaje clave de la fiesta es expresar gratitud a Dios por los milagros que Él realiza por nosotros.

Cada día, pasa tiempo sintiéndote agradecido por las bendiciones que te dio tu Creador. Agradécele a Él por Sus muchos regalos, por los aspectos positivos de tus dificultades, y por las señales de ayuda en medio de tus desafíos. Además, cuando alguien hace algo bueno por ti, asegúrate de mostrar apreciación.

Tevet: fe

El tema de este mes es fe. Para aumentar tu fe, piensa en un desafío en tu vida y dite a ti mismo, "Este desafío me lo mandó Dios, quien me ama. Es para mi máximo bien. Esta es la mejor situación posible para mí en este momento. Una pieza clave para cumplir el propósito de mi vida es hacer lo que pueda para superar y crecer a partir de este desafío. Dios está conmigo, dándome la fuerza y el valor que necesito para triunfar".

Cada mes, haz un cambio positivo, y observa cómo se transforma tu vida.

Publicado: 24/12/2013


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!