haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Una elección puede cambiar tu destino

Una elección puede cambiar tu destino

Se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para destruirla. Si piensas en esto, harás las cosas de otra forma.

por Rav Daniel Cohen

¿Cuáles son las tres o cuatro decisiones más importantes que tomaste en tu vida? ¿Qué decisiones te hicieron sentir más orgulloso? Al confrontar estas preguntas, las primeras respuestas que nos vienen a la mente son los eventos más importantes de nuestra vida. Pensamos en la carrera, en la elección de pareja, en la decisión de mudarnos de ciudad.

Es cierto que esas decisiones afectan nuestra vida de forma significativa. Sin embargo, al reflexionar sobre la totalidad de nuestro impacto en el mundo (es decir, en nuestra existencia y nuestro legado), nos damos cuenta de que, en muchos casos, fueron decisiones aparentemente más triviales las que definieron la esencia de lo que realmente somos. Estas son las decisiones valientes que resultan de un firme compromiso con nuestros valores.

¿Cuál queremos que sea nuestra reputación? ¿Cómo se reflejan nuestras acciones en nuestra familia, en nuestra comunidad y en Dios? El Rey Salomón dijo que una buena reputación es más valiosa que la riqueza. Él nos desafía a pensar qué huella queremos dejar en el mundo.

Uno de los principios fundamentales para tener una vida de mucha satisfacción y resistencia es nuestra capacidad para tomar elecciones valientes en todo momento. ¿Elegimos en base a la conveniencia o a la convicción, en base a principios o a presión?

Un arrepentimiento común al final de la vida es: "Desearía haber tenido la valentía de vivir una vida fiel a mí mismo, y no la vida que los demás esperaban que tuviera".

Los estudios muestran que la mayoría de las personas rara vez encuentran la fortaleza interior para tomar las mejores decisiones. Cuando tememos tomar decisiones difíciles, a menudo terminamos teniendo una vida de arrepentimiento y remordimiento. En un libro reciente, Bronnie Ware, una enfermera australiana de cuidados paliativos nota que el arrepentimiento más común al final de la vida es: "Desearía haber tenido la valentía de vivir una vida fiel a mí mismo, y no la vida que los demás esperaban que tuviera".

Cada día tomamos cientos de decisiones importantes. Esas pequeñas decisiones necesitan reservas de fortaleza, fe y claridad.

¿Quieres ser recordado como un dador o como un tomador? ¿Quieres ser recordado por tu honestidad, autenticidad y calidez? Prometemos algo, ¿lo cumplimos? Se nos pide que ayudemos a alguien, ¿aprovechamos la oportunidad para ayudar? Se nos confía información confidencial, ¿guardamos el secreto? Estamos exhaustos después de un duro día de trabajo, ¿sonreímos al entrar a casa y le damos a nuestra familia lo mejor?

En todo momento tenemos por delante dos caminos a seguir y el desafío de elevar nuestra vida y el mundo que nos rodea, o no. No tomar una decisión también es una decisión.

Ten en cuenta la fórmula 20/5 de Warren Buffet: "Hacen falta 20 años para construir una reputación, y cinco minutos para arruinarla. Si piensas en esto, harás las cosas de otra forma".

Escucha las palabras finales de Russell Wasendorf Sr., jefe ejecutivo del Grupo Financiero Peregrine. Antes de intentar suicidarse, escribió una carta en la que confesó haber estafado a clientes por 200 millones de dólares: "No tuve acceso a capital adicional y fui forzado a tomar una difícil decisión: ¿Abandono los negocios o estafo? Supongo que mi ego fue demasiado grande para admitir el fracaso. Estafé, falsifiqué la base de los documentos financieros del GFP, las declaraciones bancarias".

Una decisión alteró su destino.

Te aseguro que los titulares sobre casos como el de Wasendorf son sólo la culminación de pequeñas decisiones que se salieron de control. Una concesión lleva a la siguiente. Las vidas se arruinan y las esquirlas hacen temblar los cimientos de nuestras familias, negocios, gobiernos y escuelas.

En un brusco contraste está el más respetado financista del mundo. Steve Schwartzman, jefe ejecutivo de Blackstone, el mayor hedge fund (fondo de inversión) del mundo. Este exitoso empresario compartió su inquebrantable dedicación a construir una firma basada en la honestidad y la ética. "Cuando entrevisto a nuevos reclutas para la firma, les advierto que incluso si una sola vez se involucran en un comportamiento que huele mal, no sólo los despediré, sino que también los arruinaré, enjuiciaré y destruiré. Cuando mis socios me preguntan por qué soy tan duro, les explico que quiero que todos en mi empresa estén profundamente concentrados en hacer lo correcto. Tu integridad sólo se pone a prueba cuando te cuesta algo".

"No digas algo que no quieres que sea oído, porque finalmente será oído"

¿Poseemos semejante valentía para nuestras convicciones? Una fracción de segundo nos define, nos representa y determina cómo seremos recordados. Cada semana vemos en las noticias ejemplos de la verdad de que una reputación se construye durante toda una vida, pero que una sola indiscreción moral la destruye. Miles de años antes de las redes sociales, Pirkei Avot enseñó: "No digas algo que no quieres que sea oído, porque finalmente será oído".

Ninguna acción es privada. Toda elección refleja nuestro pasado y determina nuestro futuro.

¿Quién eres? ¿Cuáles son los valores que te definen? ¿Por cuáles de tus creencias vale la pena luchar?

Dedica un tiempo a reflexionar sobre estas preguntas. Sólo si conoces tus valores puedes vivir de acuerdo con ellos. Si buscamos la aprobación de los demás antes de tomar una decisión pequeña, no estaremos preparados para lo que podría ser una decisión realmente transformadora. No poseeremos la fortaleza para expresar nuestras más profundas creencias y aspiraciones. De hecho, nuestras vidas son construidas por las decisiones sinceras que tomamos día a día.

1/3/2018

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.
 

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub