haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Hacerse daño a uno mismo

Hacerse daño a uno mismo

Cuando estoy estresada me arranco la piel. ¿Es malo que me haga esto?

por

Querida Lauren:

Cuando me estreso, me enojo o tengo cualquier emoción intensa me arranco la piel de mis dedos. Cuando no es la piel de mis dedos, es la de mis pies, la de mis piernas o la de cualquier otra parte de mi cuerpo. Últimamente noté que no sólo lo hago cuando estoy en un estado de confusión emocional, sino que lo hago siempre, cuando sea que tengo ganas. ¿Es malo que me haga esto?

RESPUESTA DE LAUREN ROTH:

Respeto muchísimo tu decisión de preguntarme sobre esto.

Lo que estás haciendo se conoce como un comportamiento de auto agresión y pareciera estar en ascenso en el mundo occidental. No estamos seguros sobre la razón de por qué cada vez más personas se involucran en prácticas de auto mutilación, pero creemos que podría ser porque cortarse y otras formas de lastimarse a uno mismo han sido, en los últimos tiempos, glorificadas por la prensa (libros, música…) y también porque este tipo de comportamiento tiene una característica contagiosa, es decir, cuando lo hace una persona de un grupo, los demás también comienzan a utilizar ese método para lidiar con el estrés.

A todo esto, esa es precisamente la razón por la que la gente se corta, se rompe los huesos o hace cualquier otra forma de auto mutilación: es una forma de lidiar con el estrés emocional. Como me escribió un cliente (hombre y casado) la semana pasada: “OK, Lauren, es tu elección: ¿me corto o me enojo con mi esposa?”. Obviamente le contesté: “Beto (no es su nombre real), la elección no es MÍA. Sabes muy bien que la elección es tuya. ¿Qué crees que sería mejor (o quizás puedes pensar en una opción diferente y mejor)? Llámame”. Después de eso hablamos por teléfono y en lugar de cortarse o de gritarle a su esposa, decidió que le hablaría con amor sobre sus sentimientos de dolor y enojo.

Ese es también mi consejo para ti. La gente usa los comportamientos de auto agresión como cortarse u otros para expresar en sus cuerpos lo que no están expresando con palabras. Entonces, habla. Háblale a alguien que esté entrenado para hablar y para ayudarte a lidiar con tus emociones de forma positiva. Encuentra un buen terapeuta en tu zona.

Continuarás lastimando tu piel hasta que resuelvas tus temas subyacentes.

Dices que te arrancas la piel incluso cuando no estás estresada emocionalmente. Hay cuatro razones para eso. Una es que aún no has tratado con el problema subyacente que te impulsó a comenzar a arrancarte la piel, por lo que continuarás lastimando tu piel hasta que no lo hayas resuelto. Me es imposible destacar lo suficiente la importancia de lo que acabo de escribir. De hecho, es tan importante que lo voy a escribir de nuevo: continuarás lastimando tu piel hasta que resuelvas tus temas subyacentes. Dado que lastimarte a ti misma no resuelve la raíz de tus problemas, nunca te ayudará a sentirte mejor en el largo plazo. Es como comer chocolate porque te sientes sola. Puedes comer diez tortas de chocolate, pero nunca hay suficiente comida para saciar un alma hambrienta.

La otra razón por la que te arrancas la piel incluso cuando no estás estresada es porque probablemente no estás consciente de tus sentimientos. Es posible que tengas estrés emocional cada vez que te lastimas, pero que no estés consciente de tus sentimientos. La terapia te ayudará a concientizarte no sólo de QUÉ es lo que sientes, sino también de CUÁNDO lo sientes.

La tercera razón: muchas personas que se lastiman a sí mismas lo hacen para ayudarse a SENTIR. Mediante herirse intentan superar el adormecimiento emocional. Sin embargo, usar un comportamiento de auto agresión para lidiar con esto es un ciclo inefectivo e infinito: necesitas más y más heridas, cada vez más profundas, para obtener el mismo efecto.

Esto me trae al cuarto punto: cortarse y otros tipos de comportamiento de herirse a uno mismo son adictivos. Crean una liberación de endorfina en el cerebro la cual a su vez genera un sentimiento placentero.

¿Cuál es la solución a todo esto? Habla. Habla. Habla. Oblígate a ir a un terapeuta.

¿Cuál es la solución a todo esto? Habla. Habla. Habla. Habla con alguien que esté entrenado para ayudarte a encontrar la raíz del problema. Habla con alguien a quien le importes tú, tus sentimientos y tus experiencias, y que sea lo suficientemente inteligente para entender qué es lo que te hizo sentir la necesidad de comenzar a arrancarte la piel. Habla con alguien que pueda ayudarte a planificar formas alternativas para tratar con el estrés de la vida. Habla con alguien que pueda ayudarte a construirte a ti misma, que te haga ver lo importante que es para el mundo que seas un ser humano sano y en funcionamiento, para que puedas ser más útil con tus acciones.

Una advertencia: definitivamente, no ignores las causas subyacentes de tu accionar enfocándote sólo en el comportamiento; si lo haces terminarás recurriendo a otra cosa en su lugar para lidiar con tu dolor o adormecimiento emocional, como la bebida, las drogas, la promiscuidad…

También debo mencionar que el abuso infantil está fuertemente vinculado al comportamiento de auto agresión. Si de niña fuiste abusada emocional, sexual o físicamente, o crees que puedes haberlo sido, sería una buena área para explorar ampliamente con el terapeuta adecuado.

No quiero ser grosera, pero quiero que escuches la verdad. Todo el que sea demasiado delicado puede elegir saltear las próximas oraciones. Como mencioné antes, la prensa puede desgraciadamente hacer que lastimarse a uno mismo parezca algo glamoroso. Sin embargo, debo decirte que ver una chica con piernas infectadas, cubiertas de pus o tajeadas es cualquier cosa menos glamoroso. Además, tener que usar mangas largas PARA SIEMPRE, cubrirte las piernas hasta los tobillos PARA SIEMPRE y NUNCA poder usar un traje de baño porque tienes que cubrir miles de cicatrices no es glamoroso.

¿Sabes lo que es glamoroso? Vivir una vida feliz, sana, satisfactoria y significativa.

Ve a un terapeuta. Una vez que estés allí, dile lo que has estado haciendo. Y ya que estamos, dile también a tus padres. Estoy segura de que si tus padres supieran sobre tu comportamiento de auto agresión se esforzarían mucho para conseguirte la guía adecuada para ayudarte a detenerlo antes de que dañes irreparablemente tu cuerpo y tu vida.

27/11/2014

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub