haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Dime que importo
Con Ojos de Mujer

Dime que importo

Ya sea por alguien a quien conozco, por lo que sé o por lo que he logrado… Tan sólo dime que importo.

por

Hace poco me encontré con una mujer que conoce a muchas personas famosas y bien conectadas. ¿Cómo lo sé? Ella me lo dijo, aproximadamente cada 30 segundos durante la conversación. Con lo que parecía un ritmo de precisión, ella insertaba el nombre de una persona rica, famosa y/o poderosa; y a continuación me contaba del tiempo que había pasado con ellos en lugares lujosos y/o prestigiosos, por supuesto.

Si ella hubiera hecho una pausa para respirar, yo podría haber respondido con historias más simples de mi esposo y de mis hijos con unos cuantos rabinos prominentes. ¡Pero no tuve la oportunidad de hacerlo!

Si hablamos de hacer una pausa para respirar, eso me recuerda otra situación. Me reuní con una amiga para almorzar y ponernos al día sobre lo que ocurría en nuestras vidas. Había pasado bastante tiempo sin vernos y teníamos mucho que contar. Al menos por su lado. Es posible que yo también tuviera mucho que decir, pero no tuve la oportunidad de hacerlo. Ella habló sin parar y aunque ahora sé su visión sobre todos los asuntos políticos, los pormenores de la experiencia universitaria de su hija y sus frustraciones con la última novia de su hijo, no fue lo que yo llamaría una experiencia mutuamente placentera. Creo que ella se fue feliz, pero yo volví a casa un poco… insatisfecha, por decirlo suavemente.

Los golpes siguen llegando. Tuve que asistir a un evento social/de negocios. Era una fiesta estilo cóctel (mi lugar menos favorito, en donde todos miran por encima de mi cabeza para ver si hay otra persona mejor que yo para conversar). Me acorraló un antiguo conocido. Oí un largo monólogo detallando sus logros y los de sus hijos, acuerdos comerciales cerrados, trofeos ganados, aceptaciones a prominentes universidades. Sonreí cortésmente todo el tiempo (no se requería ni se esperaba ninguna otra respuesta), y cuando terminó de hablar fui a servirme un trago.

Haber tenido estas tres experiencias con tanta cercanía, me hizo pensar: ¿Acaso los narcisistas se están apoderando del mundo? ¿Es todo el mundo tan egocéntrico como para notar que existen otras personas? ¿Fue siempre así? ¿Debería mudarme a una isla desierta?

Creo que la verdad puede ser un poco diferente y más dolorosa. Creo que cada una de estas tres personas, a su manera, me estaban pidiendo lo mismo: dime que importo. Quizás por las personas que conozco. Quizás por lo que sé. Quizás por lo que he logrado. Pero dime que importo.

Eso es lo triste. Muchos caminamos perdidos, con un sentido de identidad muy frágil, esperando que el mundo afirme nuestra existencia, que nos digan que quienes somos y lo que hacemos importa. Sin embargo, Dios ya lo hizo. Él no sólo nos creó a Su imagen, sino que cada vez que contó al pueblo judío, nos estaba diciendo: “tú me importas”. No eres tan sólo parte del colectivo (lo cual también es importante), sino que eres un individuo y tu vida judía individual también importa.

Cuando Dios le dijo a Abraham que sus descendientes serían como las estrellas en el cielo, no se refirió tan sólo a la cantidad. Así como cada estrella es única, también lo sería cada niño judío. Cada uno de nosotros importa. Cada uno tiene algo especial que brindar al mundo, algo que sólo yo puedo contribuir.

Sin una conexión con Dios, esta idea se ha perdido. Sin una conexión con la comunidad, esta idea se ha perdido. Y sin una conexión con nuestra esencia Divina interna, con nuestras almas, esta idea se ha perdido. Por eso la gente va por ahí mencionando nombres importantes, dando cátedra, presumiendo, todo en el vano esfuerzo de conseguir que alguien desde afuera les diga que ellos importan.

Cuando en verdad eso estaba allí todo el tiempo, adentro, envuelto en el amor de Dios. Tú importas. Yo importo. Y Dios nos ama a cada uno, individualmente.

¡En el futuro espero tener conversaciones más estimulantes y menos unilaterales!

27/4/2018

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Comentarios: 1

(1) osvaldo, April 29, 2018 8:16 PM

dime que importo

muy buena observacion y excelente enseñanza. muchas gracias.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub