haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Los Cinco Ingredientes Para un Gran Matrimonio

Los Cinco Ingredientes Para un Gran Matrimonio

Cómo hacer que esta cosa llamada relación funcione.

por

Dios sabe mucho sobre nosotros, incluso más que todos los psicólogos del mundo. Y una de las cosas que Él hizo luego de crear al hombre fue ponerlo en una relación. “No es bueno que el hombre esté solo”.

Y ahí es donde comienza la diversión. Desde entonces, hemos tratado de entenderlo. ¿Cómo podemos hacer que esta cosa llamada relación funcione? Seguro, conocemos todos los beneficios, pero ciertamente sería agradable andar por un camino más liso.

  • ¿Cómo construir una relación fuerte y asegurarse de que siga creciendo?
  • ¿Cómo evitar un poco del dolor y la aflicción que vienen inevitablemente?
  • ¿Qué reglas puedo seguir para hacer que mi matrimonio funcione?
  • ¿Por qué siempre tiene que ser tan complicado?

Yo supongo que miles de “expertos” y aficionados han tratado de responder este tipo de preguntas durante el último milenio. Según mi conocimiento, al parecer, hasta ahora nadie las ha podido responder bien. Entonces, no tengo mucho que perder. ¿Por qué no intentarlo?

Entonces, basado en mis treinta y tantos años de terapeuta más unos cuantos años más de matrimonio, aquí va mi “corta lista” de ingredientes necesarios para el matrimonio.

Pero primero algunas aclaraciones:

  • Yo no incluyo confianza, respeto y amor en mi lista. Sin esta base, la relación no llega siquiera a primera instancia.
  • Lo que viene a continuación no es un simple "menú". Sino que, nuevamente, las relaciones son mucho más complejas que la alta cocina, y la vida es mucho más cara que un restaurante elegante.
  • Yo no declaro que soy el ejemplo perfecto de lo que describo. Sino pregúntenle a mi esposa.

1. Metas comunes:

Puede que ella sea la persona más generosa, más carismática, más inteligente y la más atractiva del universo. Pero si tú quieres criar una familia grande, vivir en el medio oriente y utilizar la hipnoterapia para cambiar al mundo, y ella quiere contemplar la geomorfología y vivir en una cabaña en el bosque, la cosa no va a funcionar nada de bien.

Afortunadamente, cuando nuestras metas son diametralmente opuestas, por lo general, reconocemos las diferencias. Pero lo más común es entrar en una relación sin siquiera haber formulado nuestras metas. Confundimos lo normal con lo mutuo, y nos damos cuenta muy tarde que nuestra visión de la vida es completamente diferente. Compartir la pasión por el sushi o por la música folclórica no es un fundamento estable para un matrimonio. Y aún así, esto ocurre todo el tiempo.

Confundimos lo normal con lo mutuo, y nos damos cuenta muy tarde que nuestra visión de la vida es completamente diferente.

Puede que no estés 100% seguro de tus objetivos en la vida. Y eso está bien. Pero ciertamente necesitas saber lo suficiente como para ver si tu compañero está en la misma página... o por lo menos el mismo capítulo. Sin metas u objetivos, tu relación carecerá de dirección y rumbo, y con el tiempo, se estancará.

2. Apreciación:

Todo el mundo quiere ser apreciado. Pero las grandes relaciones toman este concepto mucho más lejos.

Cada uno de ustedes contribuye con diferentes cualidades a la relación. Estas cualidades están raramente balanceadas. Mientras que uno carga con la mayoría del soporte financiero, el otro puede cargar con la responsabilidad social y emocional. La verdadera apreciación significa que tú realmente valoras lo que el otro trae a la mesa y agradeces por cada contribución.

Y aquellos que están involucrados en relaciones que son realmente especiales, hacen exactamente eso. Ellos ven y entienden las características que hacen de su compañero un compañero especial. Ellos transmiten ese sentimiento de una manera sincera y cariñosa. Ellos nunca pierden de vista lo que los hace ser excepcionales.

3. Dar y Recibir

Dar y recibir son las maneras en las que nuestras necesidades son saciadas. Y en cada buena relación el balance entre estos conceptos es esencial. Pero eso no significa que cada uno de nosotros debe dar 50% y recibir 50%. Algunos de nosotros estamos programados para dar mientras que otros estamos programados para recibir.

El balance real es logrado cuando tú entiendes cómo funciona esta dinámica en cada relación. Tú puedes ser generoso con tu dinero, pero menos generoso con tu tiempo. Tú puedes necesitar muchos halagos y reafirmaciones, pero no necesitar regalos materiales y posesiones. Entonces una parte puede terminar dando 70% del dar, pero el balance puede seguir siendo perfecto.

La clave es: conócete a ti mismo y conoce a la otra persona. Cuando tú sabes "qué necesitas" y "qué eres capaz de dar", el sistema de entrega funciona. Mientras más te conozcas a ti mismo y al otro, ambos estarán mejor capacitados para recibir y dar lo que deberían.

4. Comunicación:

Este es probablemente el concepto más gastado y peor entendido que existe en el mundo. Es simple, "comunicar" es la actividad de transmitir información. Pero en el contexto de una relación fabulosa, es muchísimo más que eso. Es el medio en el cual los sentimientos y emociones son transmitidos y procesados.

Naturalmente, las palabras son los ladrillos de la buena comunicación. Pero mucho de lo que sentimos y lo que necesitamos es expresado a través del lenguaje corporal, ánimo y expresiones. Cuando una relación está en problemas, generalmente las partes se quejan de que no están capacitadas para “leer la mente”. Pero ser capaz de leer la mente de tu compañero es una señal de que entre ustedes existe una cercanía especial, y de que la comunicación está en un nivel elevado.

La lectura de la mente no debe ser nunca una expectativa, pero puede ser una alegría. Parejas que han alcanzado un nivel excepcional de cercanía generalmente declaran una habilidad única de “saber” exactamente qué siente, piensa o desea su pareja en un momento dado. Por supuesto que esto requiere de dedicación y compromiso para estar completamente a tono el uno con el otro. Y eso toma un buen tiempo de desarrollo.

Ser un buen comunicador no significa que te sientes libre para “vaciar tu alma” y “dejar todo expuesto”. Eso es como decir que "ser libre" es hacer todo lo que tú quieras. Eso es vida en este mundo retorcido. La verdadera libertad es la habilidad de evaluar inteligentemente tus opciones antes de actuar. Y comunicarse bien implica una evaluación de "qué decir" y de "cómo decirlo" – y también, cuándo no decir absolutamente nada. 

5. Sanando las heridas con perdón:

La vida es corta... y complicada... y preciosa. Si tú permites que te dominen tus sentimientos, estarás para siempre deprimido y resentido. También te vas a sentir muy solo. Nadie quiere relacionarse con personas que están estancados en el rol de víctimas todo el tiempo.

Los niños retienen el rencor; los adultos se permiten las imperfecciones y el perdón.

Una gran relación no se queda atascada en los pormenores de la vida; continúa. Las personas no son perfectas; están lejos de serlo. Todos cometemos errores, todo el tiempo. Decimos las cosas equivocadas, somos impacientes e insensibles, somos egoístas y demandantes, y más encima pensamos que estamos en lo correcto. Pero los niños retienen el rencor; los adultos se permiten las imperfecciones y el perdón. Ellos ven la película completa y sopesan las indiscreciones con una medida adecuada.

Tu habilidad para admitir cuando estás equivocado ayuda en gran medida en el proceso de desarrollo y maduración del perdón. Es tan difícil pronunciar esas tres palabras mágicas, “Yo estaba equivocado”. Yo recomiendo pararse en frente del espejo y repetir esa frase 20 o 30 veces al día - sólo para acostumbrarse a decirlo. (Puedes empezar con cinco).

Anticipar las "banderas rojas" es una excelente manera de evitar la necesidad de pedir perdón. Si tú sabes que tu pareja no soporta tener que esperarte, entonces, hacer un esfuerzo extra para intentar llegar a la hora se convierte en algo esencial. Si el desorden saca a tu pareja de sus cabales, haz que sea importante también para ti. Incluso si el orden no te modifica en lo más mínimo.

* * * 

La clave de todo es la sincronización, es como una orquesta. Cuando todos se mantienen enfocados, en orden, y tocan su música, el resultado es una hermosa sinfonía.

¡Que empiece la música!

Publicado: 7/3/2010


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Comentarios: 1

(1) Ryvka marroquin, June 9, 2012 11:30 PM

cinco ingredientes para un gran matrimonio

Excelentes consejos para cuando yo me case, y tambien para todos aquellos que esten proximos a hacerlo. gracias que el Bendito los bendiga.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!