haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Matrimonio y Entrega: Manual para Hombres

Matrimonio y Entrega: Manual para Hombres

Un manual práctico para los hombres.

por

Le dije a las mujeres que el matrimonio se trata de dar. Reiteré la importante idea de que el matrimonio no es 50/50, sino 100/100. Y prometí un artículo recíproco para hombres. Así que hombres ¡escuchen! Algunos esposos tienen la errónea creencia de que las mujeres no debieran necesitar tanta atención, y que una mujer que requiere (¿demanda?) mucha entrega es "de alta manutención" (no siendo dicho esto con la intención de ser un término halagador). Creo que es hora de enfrentar la realidad. ¿Pensaron que estaban entrando en un Edén de fantasía en donde su esposa daría todo y ustedes sólo recibirían? Les espera una sorpresa.

Pero no teman; en realidad descubrirán que cuanto más dan, más les importa; que cuanto más dan, más se profundiza su relación; que cuanto más dan, más se fortalece su matrimonio. Ustedes (esperamos) se darán cuenta que la única forma de crear un paraíso en la tierra es a través de dar.

Aquí hay algunas formas de entregarles a sus esposas. Esta no es una lista exhaustiva. Siéntanse libres de ser creativos, extravagantes y expansivos.

1. Llévala a cenar: Mientras que tú prefieres una cena hecha en casa (ver el manual para mujeres) o cenar en casa, a tu esposa le encantaría un descanso. A ella le encantaría salir de la cocina – y preferentemente de la casa. Ofrécele aliviar su carga y llévala a un restaurante. No tiene que ser uno lujoso (aunque esos son lindos también); basta con un lugar en donde ella no tenga que cocinar. Si salir es demasiado difícil (cuando nuestros hijos eran pequeños parecían requerir dos niñeras para manejar a toda la pandilla, lo cual era una proposición desalentadora -- ¡para las niñeras y para nosotros!), pidan comida a domicilio. Pese a que eso no es tan relajante (de acuerdo, no está ni cerca), al menos ella recibe un poco de respiro de la cocina. Y finalmente, incluso si tu esposa está cocinando, tú debieras estar ayudando – con poner la mesa, levantar la mesa, lavar los platos. Estas actividades no debieran ser reservadas para una ocasión especial.

2. Escúchala: Me refiero a escúchala de verdad – ya sea que lo que ella diga sea inherentemente interesante para ti o no. Es importante para ella, y eso debiera hacerlo importante para ti. Esto debiera ser hecho a exclusión de todas las otras actividades. El periódico deberá ser doblado y el control remoto alejado de tu mano. Un corto periodo de escucha concentrada puede hacer mucho por la relación.

3. Expresa tus sentimientos con palabras: Las mujeres nunca se cansan de que les digan que son amadas. Nunca agotarás tu cuota de "Te amo". No lo guardes para ocasiones especiales. Dilo por la mañana. Dilo por la noche. Llámala de la oficina para decírselo nuevamente. Lo que nos lleva al punto siguiente…

4. Llama a tu esposa durante el día: Yo hubiese pensado que esto era algo obvio, pero he descubierto que no es así. Cuando esta idea fue sugerida a una pareja que conocemos, el esposo respondió "No la he llamado desde el trabajo en 30 años, ¿Por qué debiera empezar ahora?" ¡Esto no fue un buen presagio para los siguientes 30 años! Los hombres se enredan en su trabajo, estando demasiado ocupados y distraídos para pensar en casa. Pero siempre debieras intentar tomarte una pausa para mantener el contacto y llamar simplemente para saludar, para comunicar que la relación es importante para ti.

5. Atiende las llamadas de tu esposa cuando estés en la oficina: Esta es una derivada del #4. Mientras que hay algunas veces en las que estás en una reunión o concentrado en un proyecto en particular y necesitas regresarle la llamada a tu esposa más tarde, ¡no olvides hacerlo! Y, en general, respira profundo, da un giro a tu forma de actuar y comienza a estar disponible para ella. Tú y tu matrimonio estarán felices que lo hayas hecho.

6. Expresa afecto en acciones: Esto no significa chocolates, flores y joyas -- ¡aunque podría! Esto significa tomar en cuenta las pequeñas peticiones que hace tu esposa. Cambia esa ampolleta (yo trato de hacer casi todas esas por mi misma pero midiendo 1,50 mts. ¡hay algunas que simplemente no puedo alcanzar!), saca la basura, cuelga el cuadro, arregla el grifo que gotea. Estas cosas pueden no ser una gran cosa para ti (ni siquiera te diste cuenta que estaba goteando) pero a ella sí le importan. Y cuando respondes (en el momento oportuno) a sus peticiones, tu esposa siente que ella sí importa. Que a ti te importa.

7. Expresa tus sentimientos en acciones, parte 2: Expresa tus sentimientos a través del tacto. Todos los seres humanos necesitan contacto físico para estar bien. Las mujeres pueden ser más necesitadas en esta área que los hombres (aunque yo tampoco sería displicente sobre las necesidades que tiene un hombre de tacto). Y las esposas, en particular, necesitan esa afirmación de amor. No seas tacaño con tu afecto físico.

8. Ayuda con los niños: Esto parece obvio, pero la observación me ha enseñado que no siempre es así. Ellos no son los hijos de ella, sino que son los hijos de ustedes. No es suficiente solamente jugar con los niños; tienes que ayudar con el trabajo también. Aliméntalos, báñalos, cambia algunos pañales. Además de ayudar a tu esposa (y por ende fortalecer su vínculo matrimonial), también profundizarás tu relación con tus hijos. ¡Puede que incluso decidas que quieres bañarlos todas las noches! (de acuerdo, ¿a quien estoy engañando?).

9. Planifica tu horario de forma considerada: En virtud al #8, solamente podrás ayudar si estás en casa. Cuando sea posible, planifica tu día para estar disponible a la hora de la cena y, si tienes hijos, a la hora de acostarlos. El tiempo de cena familiar es beneficioso para la salud de toda la familia – y tu presencia es una gran ayuda para tu esposa. Si puedes, ten tus reuniones al desayuno o al almuerzo. Si te es posible retomar tu trabajo después de que los niños estén bañados y en la cama, esto no será solamente una ayuda, sino que demostrará atención y consideración. Y un sentido de prioridades saludable.

10. Dile que es atractiva: Esta también es una de esas cosas que no puedes decir suficientemente a menudo. Aunque rara vez lo creemos, aún así nos gusta escucharlo. De hecho, es crucial para las mujeres el saber que sus esposos piensan que son hermosas. ¡Sin importar su peso! Estate alerta a oportunidades para expresar tu apreciación e intenta notar cambios de aspecto – pelo, vestimenta, zapatos. Hace una gran diferencia. Ella no es insegura (de acuerdo, todas lo somos un poco) o de “alto mantenimiento” por necesitar esto – sino que eso es lo normal en una mujer.

11. Cumplidos: Y dado que ya estamos en el tema, busca también otras oportunidades para alabarla. Nota nuevas decoraciones en la casa, nota cuan limpia está tu casa (y cierra tus ojos al desorden si no lo está), se agradecido por todos los platillos en la cena que ella ha preparado – cuan sabrosos, cuan saludables y cuan atractivos son. Y aquellas galletas de chispas de chocolates caseras -- ¡Wow! Estos debieran ser puntos ganados fáciles, pequeñas forma de hacer una gran diferencia.

Como dijimos, la idea es simple. Es solamente dar. Pero si prefieres “retirarte a tu cueva” (como intenta proponer el libro “Los Hombres son de Marte y las Mujeres de Venus”) o a tu sillón reclinable (¿es ese estereotipo realmente cierto?), si quieres simplemente una cena, un trago y ser dejado sólo, entonces el enfocarte en “dar” a alguien más será sumamente difícil y frustrante, y claramente la alternativa para ti no es un matrimonio; una sociedad limitada quizás te podría funcionar, pero no un matrimonio. En un matrimonio debes elevarte para cumplir con las necesidades de tu esposa y tu familia. Definitivamente no es la opción más cómoda, pero sí es la más satisfactoria.

Publicado: 29/12/2012


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!