Hay pocas cosas que las personas disfrutan comer todos los días, pero creo que nadie se harta de comer latkes durante ocho días seguidos. Pero como buena productora de latkes, me canso del desastre y del esfuerzo. Así que el año pasado probé varios métodos para congelar latkes, de esta manera, sólo tendría que prepararlos una noche y podría congelar algunos para el resto. Mi familia e invitados estaban felices y nadie se dio cuenta que no eran frescos cada día. Prueba estos consejos para congelar y todas estas recetas de latkes para un Januca delicioso.

Consejos para congelar latkes:

  • Enfríalos completamente antes de congelarlos en cualquier recipiente.
  • Forra una fuente con papel encerado.
  • Pon los latkes de lado, no horizontalmente, esto evitará que tengan sabor grasoso cuando se recalienten.
  • Cocina los latkes un poquito menos. Si los cocinas demasiado se quemarán cuando los recalientes.
  • Recaliéntalos directo desde el congelador (se mojan cuando los descongelas así que no los descongeles). Pon los latkes congelados en una bandeja para horno en horno precalentado a 200 grados C. hornea DESCUBIERTOS por 10 a 12 minutos o hasta que estén completamente calientes.

Latkes de papa clásicos

Para unos 20 latkes

  • 4 papas, peladas
  • 1 cebolla grande, rallada
  • ½ cucharada de jugo de limón
  • ½ cucharada de soda
  • 4 huevos
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 cucharita de sal
  • Pimienta molida fresca a gusto
  • Aceite vegetal
  • Puré de manzanas (opcional)
  • Crema ácida (opcional)

Ralla las papas, usando un procesador o un rallador fino. Transfiérelas inmediatamente a un recipiente grande y agrega la cebolla, el jugo de limón, los huevos, la harina, la soda, la sal y la pimienta a gusto. Mezcla bien.

En una sartén grande y gruesa calienta 3 milímetros de aceite. Con una cuchara vierte la mezcla en el aceite caliente y aplasta los latkes con la parte trasera de la cuchara. Cocina 3 a 5 minutos por cada lado, volteando solamente una vez, hasta que estén dorados. Escurre en toallas de papel y luego sirve inmediatamente con puré de manzana, crema ácida o salsa.

Latkes de calabacín (zucchini)

Para unos 20 latkes

  • 4 tazas de calabacín, rallado
  • 1 papa blanca mediana, rallada
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de migajas de pan sazonadas
  • Pimienta a gusto
  • ½ cucharita de ajo en polvo
  • 1 cucharita de sal
  • 3 cucharadas de aceite vegetal y un poco más

En un recipiente grande, mezcla el calabacín, la papa y la cebolla. En un recipiente aparte, bate los huevos y agrégalos a la mezcla de calabacín. Agrega la harina, las migajas de pan, la pimienta, el ajo en polvo y la sal y mezcla suavemente hasta que todo esté bien combinado.

En una sartén grande antiadherente calienta aceite a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, pon unas 3 cucharadas de la mezcla en el aceite y fríe hasta que estén dorados, volteando para freír por el otro lado. Agrega pequeñas cantidades de aceite si fuese necesario cuando estés friendo. Retira a toallas de papel para escurrir. Sirve rápido, son mejores cuando están calientes.

Latkes de camote (batata)

Para 15 latkes

  • 450 gramos de batatas, peladas y ralladas grueso
  • 2 cebollines, picados finos
  • 1/3 taza de harina común
  • 2 huevos grandes, batidos ligeramente
  • 1 cucharita de sal
  • ½ cucharita de pimienta negra
  • ¾ taza de aceite vegetal

Junta las batatas, los cebollines, la harina, los huevos, la sal y la pimienta. Calienta aceite en una sartén antiadherente profunda de 30 centímetros a fuego alto moderado hasta que esté caliente pero no humeante. Trabajando en tandas de a cuatro, vierte 1/8 de taza de la mezcla de batatas por latke en el aceite y aplástala para conseguir un diámetro de 7 centímetros con una espumero. Reduce el calor a moderado y cocina hasta dorar, como un minuto y medio por cada lado. Transfiere los latkes con una espátula a toallas de papel para escurrir.

Puré de manzanas casero con peras

Alcanza para 3 tazas

  • 7 manzanas (de cualquier tipo), cortadas en trozos
  • 2 peras, cortadas en trozos
  • ¼ taza de azúcar rubia ligera
  • 1 palo de canela
  • ½ cucharita de canela
  • 1 cucharita de extracto de vainilla
  • ½ taza de sidra de manzana

Pon todos los ingredientes en una olla grande a fuego medio. Hierve durante unos 20 minutos hasta que las manzanas estén blandas, revolviendo cada cinco minutos. Retira del fuego y muele con un moledor de papas hasta lograr la consistencia deseada. Guarda en el refrigerador.