haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




Cocinando Para Tu B'Shvat

Cocinando Para Tu B'Shvat

La lección de cocina más importante es tener fe.

por Nancy Weisbrod

El simple método de cocinar arroz, (como con todos los granos), ilustra la más encantadora lección para el "Año Nuevo de los árboles". Después de lavar y remojar el arroz, se mete a la olla, se cubre con agua y se tapa bien. Una vez que hierve, se baja el fuego y se cocina hasta que esté cocido. Uno no levanta la tapa durante la cocción porque interferiría con la absorción de líquido del grano al bajar la presión. Si este es el caso, entonces, ¿cómo sé cuando la olla está a punto de hervir sin levantar la tapa? ¿Cómo resisto una pequeña revisión cuando quiero evitar un asqueroso arroz pasado?

La experiencia ha enseñado que si pongo atención, puedo escuchar el hervor que se acerca. Mirando la olla, puedo ver cuando la tapa comienza a bailar y una vez que un poco de vapor escapa, el fuego se baja rápidamente. Para que cada grano alcance su potencial, (para que se mantenga entero y no se desarme) tengo que confiar en el proceso que he realizado muchas veces y mantener mis manos lejos.

No es fácil. Sentimientos de duda me inundan. ¿Cómo puedo confiar en lo que no puedo ver? ¿Especialmente cuando deseo obtener buenos resultados?

Lo que estoy comenzando a aprender y a absorber más con cada cena que preparo es que yo no controlo el resultado. Yo puedo hacer mi mejor esfuerzo, pero como todo en la vida, el resultado final a menudo se desarrolla de manera oculta, incluso cuando está debajo de mis narices.

Mientras los árboles están aletargados en el invierno, es un momento judío tan maravillosamente perfecto para celebrar. No en el momento obvio en donde el resultado está a la vista de todos, sino cuando nuestra fuente de alimento viene de debajo de la tierra. Y a través de esto, sabemos y creemos que Dios nos ha mantenido, nos mantiene y nos mantendrá. Y como me ha mostrado la preparación del arroz, la lección de cocina más importante es tener fe.

* * *

Para Cocinar Arroz

Todo arroz debe ser enjuagado bien antes de cocinarse.

A algunas personas les gusta remojar el arroz por 30 minutos y hasta por 2 horas. Puedes utilizar el agua de remojo como parte de la medida de líquido en el cual se va a cocinar el arroz.

Cuando cocines arroz blanco, una pizca de sal o un chorro de jugo de limón se agregan al agua para un sabor extra.

Cocina 1 taza de arroz (integral o blanco) en 2 tazas de agua para 4 a 6 porciones.

Llévalo a hervor, tapado y luego baja el fuego. Déjalo hervir durante 15-20 minutos para arroz blanco y 30-40 minutos para arroz integral.

Cuando el arroz termine de cocerse, retira la olla del fuego y déjala reposar, aún tapada, por otros 5-10 minutos.

Remueve con un tenedor y sirve.

Para celebrar la próxima festividad de Tu B'Shvat, ¿Qué mejor forma de conectarse con su energía que preparar una cena y compartirla? En los oscuros y húmedos días de invierno, los alimentos calientes no solamente son esenciales para mantener el cuerpo fortificado, sino que proveen inspiración para el alma también.

Sabroso Pudín de Arroz

Para 4-6 porciones.

2 cucharadas de aceite.

1 cebolla, pelada y cortada en cubos.

1 tallo de apio, rebanado.

1 zapallito italiano (calabacín), en cubos.

1 zanahoria, pelada y cortada en cubos.

¼ cucharita de sal.

Pimienta.

½ - 1 taza de agua.

2 tazas de arroz integral cocido.

1/3 de taza de migajas de pan.

1-2 cucharadas de mantequilla o margarina.

1/3 taza de queso rallado (opcional).

Precalienta el horno a 180ºC.

Calienta el aceite en una olla y saltea la cebolla y el apio. Agrega los zapallitos italianos (calabacín) y la zanahoria y aliña con sal y pimienta.

Vierte el agua, cubre la olla y deja que las verduras se estofen por unos minutos.

Agrega el arroz y pasa todo a una fuente de horno engrasada.

Distribuye las migajas de pan y la mantequilla o margarina sobre el pudín. Rocía el queso rallado encima, (si es que vas a utilizar).

Hornea el pudín por unos 20-30 minutos o hasta que la parte de arriba este dorada y crocante.

Servir caliente.

Monedas de Chirivía (Pastinaca)

Durante los meses de invierno disfrutamos de tubérculos como la base de nuestras cenas. Verduras que crecen bajo el suelo como cebolla, zanahoria, chirivía, remolacha (betarraga) y nabo donde el almidón es azucarado y la carne es densa satisfacen el hambre. Los calabacines con cáscara gruesa que soportan el almacenamiento frío agregan brillantes destellos de color y una terrosa dulzura a nuestra cocina.

Para 6-8 porciones.

2 cucharadas de aceite de oliva.

2 cucharadas de margarina o mantequilla.

500 gramos de chirivías, peladas y rebanadas en monedas de 0,5 centímetros.

Sal y pimienta.

Un poco de miel de abeja o jarabe de arce (maple syrup).

¼ taza de piñones tostados.

Calienta el aceite y la margarina en una olla. Agrega las monedas de chirivía y los aliños. Cocina a fuego medio hasta que las chirivías comiencen a ablandarse y a caramelizarse, unos 10-15 minutos.

Glasea con un poco de miel de abeja o jarabe de arce (maple syrup) y adorna con los piñones.

Galette de Calabacín

Que lindo hacer una sabrosa tarta casera.

Para 6-8 porciones.

200 gramos de margarina/manteca.

2 tazas de harina.

½ cucharita de sal.

3-4 cucharadas de agua helada.

1 calabacín grande, pelado, sin semillas y cortado en trozos grandes.

2 cucharadas de aceite de oliva.

2 cebollas, rebanadas delgadas.

½ cucharita de sal.

¼ cucharita de pimienta.

½ taza de nueces picadas (opcional).

Mezcla la margarina/manteca, la harina y la sal hasta que se formen pequeñas bolitas. Rocía con el agua helada y luego amasa. Deja reposar la masa en el refrigerador mientras preparas el relleno.

Precalienta el horno a 180ºC.

Pon los trozos de calabacín en una lata para horno y ásalos durante unos 25-30 minutos o hasta que estén blandos.

Saltea las cebollas en una sartén y alíñalas con sal y pimienta.

Combina las cebollas, el calabacín y las nueces (si estás utilizando), y deja enfriar.

Amasa para formar un círculo de aproximadamente 0,5 centímetros de espesor. Monta el relleno de calabacín en el centro dejando un borde de 6 centímetros alrededor. Junta la masa alrededor del relleno dejando el centro abierto. La idea es que se vea impreciso.

Hornea la galette en un horno a 180ºC durante 25-30 minutos o hasta que esté ligeramente dorada. Sirve caliente o a temperatura ambiente.

Publicado: 19/1/2011


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!