haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




El Templo y La Unidad Judía

El Templo y La Unidad Judía

¿Por qué fue destruido el Templo? El Talmud dice: Por el odio infundado entre judíos.

por AishLatino.com

¿Por qué fue destruido el Templo? El Talmud dice: Por el odio infundado entre judíos. La siguiente historia del Talmud (Guitín 56) lo explica:

En los tiempos del Templo, un hombre quiso ofrecer una fiesta para todos sus amigos, por lo tanto, realizó una lista de invitados e hizo que su sirviente repartiera las invitaciones. Uno de los invitados se llamaba ‘Kamtza’, pero el sirviente cometió un error e invitó en su lugar a ‘Bar Kamtza’. Ups - ¡Bar Kamtza era en realidad un enemigo acérrimo del anfitrión!

Cuando Bar Kamtza recibió su invitación, se gratificó con la idea de que el anfitrión finalmente había hecho las paces con él. Pero cuando Bar Kamtza asistió a la fiesta, el anfitrión lo vio y ordenó que lo expulsaran inmediatamente del lugar. “Entiendo el error, pero es una vergüenza para mí que me echen de la fiesta”, dijo Bar Kamtza. “Gustosamente pagaré el costo de mi comida si dejas que me quede”.

El anfitrión no estaba dispuesto a escuchar nada de esto, y reiteró su orden de que Bar Kamtza fuera expulsado. Bar Kamtza apeló de nuevo: “Estoy dispuesto a pagar el costo de la mitad de la fiesta si dejas que me quede”. Pero de nuevo el pedido fue rechazado. En este punto, el perturbado Bar Kamtza suplicó: “¡Pagaré la fiesta entera! ¡Por favor, sólo no me avergüences de este modo!”.

Sin embargo, el anfitrión se mantuvo firme y echó a Bar Kamtza. El Talmud dice que Bar Kamtza estaba tan herido y disgustado, que fue derecho hasta los romanos y denunció que los judíos tenían un comportamiento desleal hacia ellos. Esto enojó tanto a los romanos que atacaron y destruyeron el Templo Sagrado.

Dice el Talmud: “Quemaron un edificio que ya era cenizas”. Con un judío enfrentado a otro judío, la fuerza espiritual del Templo ya había sido retirada.

* * *

Este mal se manifiesta especialmente en el modo en que chismeamos sobre los demás. El lashón hará (chisme), dice el Talmud, es la causa más grande de nuestro largo y doloroso exilio. La medida en la que toleramos una conversación injuriosa es el grado en que contribuimos a nuestro exilio. Pero, si queremos, podemos romper el ciclo.

Se cuenta la historia del rabino Eliahu Lopian (Israel, siglo XX) quien, durante la Guerra de la Independencia de 1948, se había escondido en un refugio antiaéreo lleno de gente. Algunas de las personas dentro del refugio estaban hablando lashón hará, cuando de repente el rabino Lopian se levantó, abrió la puerta del refugio y salió afuera. “Pero están lloviendo misiles”, gritó la gente, “¡Se está poniendo en un gran peligro!”. El rabino Lopián se volteó hacia ellos con calma y les dijo: “Si me quedo sentado entre los chismes estoy en un peligro aún más grande”.

Publicado: 7/8/2011


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!