haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




¿Salto de Fe?

¿Salto de Fe?

¿Por qué los judíos aceptaron la Torá en Sinaí antes de entender todo lo que había en ella?

por Rav Shaul Rosenblatt

En el Monte Sinaí, el pueblo judío aceptó la Torá con las palabras naasé venishmá – haremos y luego entenderemos (Éxodo 24:7). Su compromiso a mantener la Torá de Dios no estuvo en absoluto supeditado a su entendimiento de porqué lo deberían hacer. Estaban listos para hacer lo que sea que Dios ordenara, sin importar si para ellos tenía sentido o no.

A primera vista, esto parece ir en contra de todo lo que conocemos sobre judaísmo. No es una religión de fe ciega. Definimos la realidad utilizando nuestra mente. Nuestro corazón puede decirnos que “se siente bien”, pero no nos dice lo que es verdad. Nuestras emociones a menudo nos ciegan de ver la realidad. Entonces, ¿Cómo podría el pueblo judío, en este momento trascendental de la historia, aparentemente subyugarse a la fe ciega? Eso va tan en contra de lo que el judaísmo considera que es valioso.

La mayoría de nosotros no entiende cómo funciona una bomba nuclear. No tiene sentido. Tomas una partícula minúscula, invisible hasta para algunos de los microscopios más poderosos, y la divides en dos. Y al hacerlo, liberas suficiente energía para destruir una ciudad.

Una manzana está hecha de miles de millones de estas partículas. Corta una y seguramente harás que todo nuestro sistema solar se salga de la Vía Láctea.

Sin entender los fundamentos de la física de partículas, no tiene ni el más mínimo sentido.

Y sin embargo, si te enteraras que van a dejar caer un misil nuclear a un kilómetro de donde tú estás, correrías para salvar tu vida. No te preocuparías sobre cómo sería posible. Simplemente correrías.

Sabemos que, de alguna manera, la bomba atómica se basa en principios de sonido. Bohr, Planck, Einstein y Oppenheimer entendieron el mundo físico de una manera mucho más profunda que tú y yo. Estamos dispuestos a aceptar que de alguna forma funciona, aunque no tenemos idea cómo, porque algunos seres humanos muy inteligentes nos lo dijeron. Y lo han probado, para satisfacción de todo el mundo.

Una ley metafísica como cashrut funciona de la misma manera. Si Einstein, Bohr y Planck te hubieran dicho que las partículas de cerdo son tan peligrosas que eventualmente causarían cáncer en cualquiera que las ingiriera, todos nos mantendríamos muy lejos de ellas, aún si no entendiéramos la lógica que yace detrás.

Si Dios te dijera que el cerdo es veneno espiritual, ¿lo comerías?

¿Entonces qué pasa con Dios? Digamos que Dios te revela que el cerdo es veneno espiritual. Criptonita. No verás nada, no sentirás nada – pero lentamente consumirá tu alma. ¿Comerías cerdo? Quizás querrías entender la lógica del porqué. Pero en cualquier caso, no lo comerías.

El pueblo judío sabía que la Torá venía directamente del Creador del Universo. Cuando tienes tanta claridad, no hace falta un salto de fe para decir: “Haremos, y luego entenderemos”. Requiere meramente cordura. ¿Quién diría algo distinto?

Los judíos que se pararon en Sinaí sabían sin lugar a dudas que Dios estaba allí, vivieron una revelación nacional y escucharon a Dios hablarles directamente. Razonaron, con bastante lógica, que si Dios nos está diciendo que una bomba atómica va a explotar, no necesitamos entender cómo funciona. Primero correremos y luego haremos las preguntas.

Todo esto se basa en la existencia de un Dios que dio la Torá. Nosotros, hoy en día, debemos examinar la pregunta sobre la existencia de Dios y el origen divino de la Torá. Si nos damos cuenta de la profunda importancia de la pregunta, ahondaremos en ella con gran apertura mental y honestidad.

Y si estamos convencidos de que la evidencia –y hay mucha evidencia para quienes deseen verla— apunta a un Creador Infinito, entonces Shavuot es el momento para que declaremos: naasé venishmá. Si Dios dice que Shabat garantiza una infusión espiritual en cada semana, entonces aceptémoslo. Aún si todavía no entendemos cómo funciona. Y mientras tanto, luchemos por aprender y entender todo lo que podamos.

Publicado: 5/6/2011


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!