haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Un Sucot delicioso

Un Sucot delicioso

Algunos de los platos favoritos de mi familia para la festividad de Sucot.

por Tamar Ansh

Albóndigas con arándanos

6 porciones

Esta excelente receta se basa en mi receta normal de albóndigas agregándole una salsa de arándanos y un poco de vino. ¡El sabor es único y transforma las albóndigas normales en una verdadera especialidad! Puedes hacer las albóndigas del tamaño que quieras. En mi opinión se ve (y rinde) mejor cuando las albóndigas son pequeñas; pero si tienes poco tiempo, no tienes que preocuparte por su tamaño.

Ingredientes

  • 500 gramos de carne de res molida
  • 500 gramos de carne de pavo o pollo molida
  • 1 cebolla, picada
  • 2 dientes de ajo, picada
  • 2 huevos
  • ½ taza de kasha, quínoa, bulgur o pan rallado*
  • 1 cebolla grande adicional, picada
  • 2 cucharadas de aceite

*Si usas kasha, quínoa o bulgur, remoja primero los granos durante 15 minutos en ¾ taza de agua muy caliente para ablandarlos y cuela antes de agregarlos a la mezcla de carne. Al pan rallado no es necesario remojarlo.

Preparación

Mezcla la carne molida de res, de pollo, la cebolla y el ajo. Agrega los huevos y ½ taza de granos (remojados). Mezcla y si no vas a hacer las albóndigas de inmediato, cubre el bol y déjalo en el refrigerador.

En un sartén grande, saltea a fuego bajo la cebolla picada en 2 cucharadas de aceite. Mientras se está salteando forma las albóndigas de la mezcla de carne y agrégalas a la sartén. Déjalas dorar unos 5 minutos, volteándolas para dorarlas del otro lado. Saca las albóndigas a un plato. Sigue haciendo albóndigas y dorándolas hasta acabar toda la mezcla de carne.

Prepara la salsa en una olla profunda:

  • 1 lata de salsa de arándanos sin bayas
  • 1 taza de kétchup
  • ¼ de taza de vino blanco semi-seco
  • 1 cucharada de salsa de soya (opcional)
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada de azúcar rubia
  • ½ cucharadita de pimienta

Mezcla los ingredientes de la salsa y revuelve para disolver cualquier grumo. Hervir a fuego bajo. Agrega las albóndigas y hierve por 1 – 1½ horas. Se puede congelar. Sirve sobre arroz integral, quínoa cocida o bulgur cocido.

A tu salud – con una ensalada genial

A veces nos abruma hablar constantemente sobre los alimentos saludables, comer suficiente de ellos, encontrar tiempo para cambiar nuestras dietas e incluir más de los alimentos importantes… Bueno, aquí hay una ensalada que es nutritiva, saludable, sabrosa y, lo mejor de todo, fácil de servir.

Ensalada de remolacha (betarraga, betabel) asada con hojas verdes

6 porciones

Ingredientes

  • 1 cebolla grande, rebanada en cuartos o en medios aros
  • 1-2 puerros (ajoporro), rebanado
  • pimiento rojo, naranja y amarillo, 1 de cada uno, rebanados
  • 6 remolachas (betarraga, betabel) medianas, peladas y en trozos
  • 1 hinojo, picado, opcional
  • ¼ cucharadita de pimienta
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • ½ taza de vino blanco semi-seco
  • 6 tazas de cualquier mezcla de hojas verdes
  • 1 cebolla morada, rebanada en medios aros

Preparación

Corta la cebolla, puerro, pimientos, remolacha e hinojo según las instrucciones. Pon todo en un bol y condimenta con pimienta, ajo en polvo y aceite de oliva.

Precalienta el horno a 190-200°C.

En una fuente de horno con papel de hornear, coloca una capa de verduras. Vierte encima de las verduras el vino. Hornea hasta que las remolachas estén blandas, unos 45 minutos. Si las verduras comienzan a secarse, rociar con aceite en aerosol y mezclar. Retira del horno y deja enfriar. Ponlas en un recipiente de plástico con tapa, guardar en el refrigerador hasta el momento de servir.

Para servir, mezcla las hojas verdes con la cebolla morada. Divide las hojas en seis platos de ensalada; coloca unas cucharadas de la mezcla de remolacha asada en cada plato. No necesita aderezo adicional porque es bastante sabrosa y saludable tal como está. Si realmente sientes que necesitas agregar más aderezo, puedes agregar un poquito de aceite de oliva y jugo de limón fresco en cada plato, junto con una pizca de sal de mar. Pero la ensalada realmente sabe maravillosa tal cual. Apenas acabamos de tomar las fotografías ya no quedaba nada de ella…

Si quieres hacerle un regalo a alguien que te invitó para una comida de iom tov, este pastel puede ser adecuado. Esta receta ha estado en mi familia literalmente por años y cada vez que la servimos no quedan ni las migas.

Pastel chiffon con virutas de chocolate

Rinde: un pastel de 25-30 cm. de diámetro

Para comenzar: ralla a mano 200 gramos de chocolate parve de buena calidad. Deja aparte.

Ingredientes restantes:

  • 7 huevos, separados
  • 1 ¾ taza de azúcar
  • 2 ½ cucharaditas de polvo para hornear
  • ½ cucharadita de bicarbonato de soda
  • ¼ cucharadita de canela
  • ½ taza de aceite
  • 2 cucharaditas de vainilla
  • 2 cucharaditas de café instantáneo disueltas en ¾ taza de agua caliente
  • 2 tazas de harina

Preparación

Separa los huevos. Batir las claras a nieve; a medida que endurecen agrega 1 taza de azúcar, polvo para hornear y bicarbonato de soda y termina de batir para incorporarlos. Apaga la batidora y deja aparte.

Pon las yemas en otro bol. Bate a velocidad alta para que comiencen a ponerse color amarillo claro; agrega el resto del azúcar, la canela, el aceite, la vainilla y la mezcla de café con agua. Baja la velocidad y agrega la harina. Mezcla solamente hasta que esté suave. Apaga la batidora.

Incorpora las claras en esta mezcla espesa hasta que estén completamente incorporadas. Agrega la mayoría del chocolate rayado, dejando ¼ taza para la decoración del pastel.

Vierte la mezcla en un molde redondo con tubo al medio de 25-30 cm. sin engrasar (NO usar un molde bundt, ¡no va a salir bien!). Pon el pastel en el centro del horno y quita las rejillas superiores porque se va a elevar bastante.

Hornea a 170°C durante 45-50 minutos hasta que esté cocido el centro.

Retira del horno y déjalo descansar 15 minutos dentro del molde. Después voltea cuidadosamente el molde y déjalo invertido hasta que se haya enfriado. Pasa un cuchillo largo y afilado alrededor de los bordes y del tubo. Coloca en un plato lindo antes de seguir adelante.

Glaseado de chocolate:

  • 2 tazas de azúcar impalpable (flor)
  • 3 cucharadas de agua caliente
  • 3 cucharadas de aceite
  • 3 cucharadas de cacao
  • 1 cucharadita de café instantáneo

Coloca todo en un bol pequeño y mezcla con una cuchara. Si el glaseado está muy líquido, agrega más azúcar hasta que tengas un glaseado espeso. Si está demasiado espeso, agrega de a poco más agua caliente hasta lograr la consistencia deseada.

Cuando el pastel esté completamente frío vierte este glaseado por encima y deja que gotee por los lados y hacia el centro. Esparce las virutas de chocolate restantes (¡también puedes hacer más rulos de chocolate!) por arriba del pastel antes de que se seque el chocolate. Congela hasta que se haya endurecido. Envuelve suavemente en papel aluminio hasta el día que desees servirlo. Déjalo descongelar destapado para que el glaseado no se pegue al aluminio. Sirve como centro de mesa.

Consejos y recetas de jalá

Dado que la jalá es mi tema favorito, me gustaría concluir con uno o dos consejos para las jalot hechas en casa…

Consejo: glaseado brillante

Pregunta de una lectora:

Mis jalot salen opacas, sin brillo. ¿Hay alguna manera de hornearlas para que resulten más brillantes? ¿Con que puedo decorar mis jalot para que se vean diferentes en esta época del año? Me gustaría algo un poco diferente a mis comunes semillas de amapolas.

Respuesta:

Me preguntas cómo hacer que tus jalot brillen. Bueno, la respuesta común es pintarlas con huevo batido. Yo preparo 2 huevos enteros, batidos con un tenedor dentro de un vaso. Luego pinto mis jalot generosamente con este batido antes de llevar al horno. Si no pintas abundantemente con el batido de huevo, tus jalot tendrán puntos vacíos y eso hará que se vean peor.

Una amiga me pasó un dato interesante: puedes agregar al huevo batido 1 cucharadita de azúcar y una cucharadita de “polvo” de café granulado (el tipo de granos que son tan finos que parecen polvo). Sé que esto suena un poco extraño, ¡pero realmente funciona! Tienes que mezclar todo con un tenedor y luego usando un pincel de pastelería, pincelar tus jalot leudadas antes hornearlas.

Si deseas mis recetas de jalá, puedes probar estas:

Solamente una jalá, para quienes desean “hacer una prueba” antes de preparar una cantidad mayor.

Quienes deseen una receta completa para poder separar jalá con bendición, pueden probar mi receta de ¡Increíble masa de jalá!

2/10/2017

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub