Yortzait del Maguid de Mezrech (1710-1772), el sucesor del Baal Shem Tov, quien consolidó y transformó las enseñanzas jasídicas en un movimiento estructurado y consistente. Entre las ideas que él enfatizaba estaba la importancia de apegarse a Dios con todas las acciones – comerciales, sociales y religiosas. El Maguid también enseñó sobre perfeccionar el alma para traer la redención al mundo. Hoy en día, decenas de miles de jasídicos trazan sus raíces espirituales hacia atrás hasta el Maguid de Mezrech.