haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Carta de una víctima del terrorismo palestino a Ban Ki-moon

Carta de una víctima del terrorismo palestino a Ban Ki-moon

¿Cómo pretende la ONU ser relevante cuando no hay en ella ni siquiera una gota de la más básica forma de humanidad?

por Natán Meir

Sr. Ban Ki-moon
Secretario general de la ONU
Nueva York

Re: la visita al Consejo de Seguridad el 19/4/16

Mis cordiales saludos,

El 17 de enero del 2016, un joven palestino ingresó a mi hogar en el sur del monte Hebrón y apuñaló y asesinó a mi esposa frente a tres de mis hijos.

El 19 de abril del 2016, asistí a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con mi hija mayor, quien sin ayuda alguna previno que el intruso perpetrara más asesinatos. En nuestra presencia, el representante palestino se quejó de que cientos de niños palestinos se encuentran recluidos en prisiones israelíes, implicando que son inocentes y que hay una gran injusticia en su reclusión. ¡Uno de esos “niños” a los que se refería es el asesino de mi esposa! Pero a pesar de tan escandalosa tergiversación, nadie evitó que continuara con su discurso.

El embajador de Israel ante la ONU nos presentó a mi hija y a mí, y relató nuestra historia. Ni siquiera uno de los embajadores de las naciones del mundo se dignó a acercarse y consolar a mi hija de 17 años. Ni siquiera uno de ellos nos dio la mano. Nadie nos llamó ni se reunió con nosotros antes o después. Nadie nos escribió una carta. Ni siquiera usted, Sr. Secretario General, mientras se encontraba sentado encabezando la reunión, se acercó a nosotros o prestó atención a nuestros angustiados rostros.

Yo, un ciudadano del mundo, un simple y adolorido ciudadano, me pregunto: ¿Cómo pretende la ONU ser relevante cuando no hay en ella ni siquiera una gota de la más básica forma de humanidad? ¿Los representantes, quienes no pueden mirar a un hombre a los ojos, pueden dignarse a condenar la forma de vida de otras personas? ¿Dónde quedó la honestidad? ¿Dónde quedó la aspiración por una mayor humanidad, la cual forma la base de la organización que usted lidera? ¿Es este organismo realmente capaz de prevenir el odio, la animosidad o la injusticia?

Sé que mi lugar de residencia no es aceptable para usted, por lo que no le pido que esté de acuerdo, pero sí que entienda. Debe saber que muchos de mis vecinos, quienes son considerados árabes palestinos, me han enviado mensajes de condolencias, me han mirado a los ojos y han venido a mi casa. Ellos y yo sabemos que la verdadera paz va a ser lograda por nosotros, la gente común y corriente.

La paz es el resultado de construir una vida juntos, de reconocer y apreciar las creencias comunes, de familiarizarnos unos con otros, de tener paciencia infinita y amor infinito. Todas estas cosas requieren tiempo, docenas o quizás incluso centenas de años. La paciencia de las generaciones permite el perdón mutuo y que podamos construir una vida juntos a pesar del dolor. Así es como la verdadera igualdad llega, a partir de un deseo interno compartido. Cuando no hay paciencia, otros aplican presión… ¡ocurre justamente lo opuesto! Las condenas, sanciones y boicots están destruyendo la paz y ayudando a los extremistas en su lucha.

Estimado Secretario General: Dado que la ONU celebra los derechos de los palestinos, es crucial recordar que el sueño nacional judío es heredar las ciudades con las cuales han soñado por miles de años. Miles de millones de creyentes alrededor del mundo entienden la conexión que tienen los judíos con Israel mediante la Biblia. Una solución pacífica también debe tomar en consideración el sueño del pueblo judío.

La ONU exige que Israel implemente la visión de una separación política mediante cercos y bordes. Además de la injusticia que causaría una solución de ese tipo a al menos uno de los lados, dado que no obtendría lo que quiere, ¿dónde está la paz en esa solución? ¿Es acaso la paz meramente un asunto técnico que está basado sólo en la separación de grupos raciales? En esa solución, no hay derechos humanos ni democracia. ¡Está basada en el terrible elemento llamado racismo! ¿Acaso alguien consideraría separar a la gente en alguna ciudad occidental en la cual hubiese revueltas, basándose en el origen étnico de los alborotadores?

En conclusión, en el Medio Oriente hay cientos de millones de personas que creen en un Dios. Esta creencia llena mi corazón de amor por mi prójimo y de su amor hacia mí. Somos cercanos en nuestra fe, mucho más de lo que parecemos. Sin embargo, la raíz del conflicto es el fanatismo religioso y la falta de entendimiento. Por lo tanto, las instituciones religiosas son las que tienen que liderar el proceso de reconciliación histórica entre las naciones. La ONU, cuya visión de mundo secular forma parte de la base misma de su existencia, podría ser de ayuda si contara con grandes líderes de las distintas religiones que lideraran el proceso de promover la paz.

Ayúdenos a que sea posible para nosotros promover pacientemente nuestras vidas compartidas hacia la posteridad.

Si usted quiere mejorar la situación, por favor ayúdenos a construir puentes y conexiones entre la gente en lugar de construir bordes y cercos.

Sinceramente,

Natán Meir

Otniel, Monte Hebrón

Republicado con permiso de la revista Ami Magazine.

18/5/2016

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub