La semana pasada, Sagui Muki, la estrella de judo israelí, hizo historia al subir al podio de los ganadores en el Gran Premio de Abu Dhabi con su brillante medalla de oro mientras que, por primera vez en la historia, sonaban las notas del himno nacional israelí en un país árabe que oficialmente no reconoce su derecho a existir.

Aishlatino.com conversó con la estrella de 26 años de Netania sobre este hito histórico, sobre su triunfo en Abu Dhabi y qué significa para él ser un deportista israelí ganador de una medalla de oro.

Aishlatino.com: Sagui, ¿cómo fue competir en Abu Dahbi?

La medalla de oro

Sagui: Fue una oportunidad especial, porque cuando gané la medalla de bronce en la misma competencia en el 2015, se negaron a dejarme competir con la bandera israelí. Tuve que usar un uniforme de la federación internacional de judo. Esta fue la primera vez que pude competir luciendo la bandera de Israel y en consecuencia me sentí todavía más motivado. Debido a la política de algunos países contra Israel y el hecho de que no reconocen en absoluto su existencia, siento que en cualquier lugar del mundo al que llego a competir, estoy luchando por mi país.

Aishlatino.com: ¿Sentías sobre tus hombros la responsabilidad de ganar?

Sagui: En el camino a la final, gané todas las luchas por ippon, que en judo es el equivalente al knockout, pero sin duda en la final fui más cuidadoso. Me sentí sumamente centrado, no me apuré y esperé al período de tiempo extra, donde un simple movimiento puede ganar el combate.

Aishlatino.com: Unos segundos después de haber ganado, señalaste ante la cámara la bandera de Israel en tu camiseta. ¿Qué fue lo que pasó por tu mente?

Sagui: Cada vez que gano, en cualquier competencia, yo señalo la bandera. No fue sólo en Abu Dahbi. Estoy muy conectado a mi país y me siento muy orgulloso de ser israelí. Siento que en el judo tengo una misión, lo que en hebreo llamamos una shelijut, como si estuviera cumpliendo una misión especial para mi país.

Aishlatino.com: Al ganar, ¿te diste cuenta que estarías en los titulares?

Sagui: El momento mismo del triunfo fue demasiado grande para mí, sólo lo comprendí al regresar a Israel y descubrir lo que significaba para los israelíes. Al regresar, la gente literalmente comenzó a abrazarme en la calle y a tratarme como a un héroe.

Con Miri Regev, ministra de cultura y deporte

Aishlatino.com: ¿Cómo fue estar en el podio en Abu Dahbi y oír el Hatikva? Se llenaron de lágrimas los ojos de una ministra. ¿Qué pensaste en ese momento?

Sagui: Fue muy especial. Sólo vi que Miri Regev estaba llorando al ver la ceremonia más tarde, en el hotel. Estaba muy emocionado y pienso que esto eleva la motivación de la gente respecto a lo que se puede lograr. Mi familia me envió videos de israelíes que estaban mirando lo que pasaba en sus casas y que se pusieron de pie para el Hatikva y todos estaban llorando. Fue un momento maravilloso.

Aishlatino.com: Al regresar, el Primer Ministro Netanyahu te invitó a su despacho. ¿Qué fue lo que te dijo?

Sagui Muki en su encuentro con el Primer Ministro Netanyahu

Sagui: En verdad Netanyahu me llamó por teléfono inmediatamente después de haber ganado en Abu Dhabi y me dijo que ese era un gran logro para todo el país. Él acababa de regresar unos pocos días antes de Omán, donde dijo que Israel extendía su amistad al mundo árabe. Me dijo que el hecho de ganar en Abu Dhabi iba a ayudar a lograr eso. Cuando regresamos a Israel, también fui a encontrarme con él junto con otros atletas que estuvieron en Abu Dhabi. Me dio un gran abrazo y dijo que desea hacer más para apoyar el éxito del judo en Israel.

Aishlatino.com: Tú viajas por todo el mundo representando a Israel. ¿Cómo son tus relaciones con los competidores de países árabes o musulmanes que encuentras en el circuito competitivo?

Sagui: No quiero entrar en detalles sobre cada país, pero basta decir que algunos de ellos dejan las cuestiones políticas de lado y son respetuosos y otros siguen la línea de sus países y nos miran de otra forma, a veces incluso con enojo. Algunos son mis amigos, y este es realmente el caso en el cual el deporte ayuda a abrir nuevos caminos en la política, especialmente en términos de comunicaciones, sobre todo con el mundo árabe. Mi esperanza es que podamos seguir haciéndolo de esta manera. Cuando marcamos una diferencia es una victoria del deporte sobre la política.

Aishlatino.com: ¿Qué planes hay para el futuro, Sagui? ¿Hay algo grande antes de las Olimpiadas de Tokio en el 2020?

Sagui: Mi próximo objetivo es el Máster de Judo en China a finales de diciembre, en el cual sólo están invitados a participar los 16 competidores que se encuentran en la cima del ranking.

Aishlatino.com: ¿En qué puesto te encuentras en este momento?

Sagui: Hasta el 2017 competía en la categoría de menos de 73 kilos de peso, y llegué a ocupar el tercer lugar en el mundo, hasta que deseé un desafío mayor. Elegí pasarme a la categoría de 73-81 kg y al cambiar de clasificación se comienza el ranking de cero. En la nueva categoría estoy en el octavo puesto, por lo que tengo la expectativa de participar en el campeonato de Máster.

Aishlatino.com: Últimamente, con el incremento del antisemitismo en tantos países del mundo, tiene un gran impacto ver a un atleta israelí que gana medallas de oro en un deporte tan intenso. ¿Cuál es tu mensaje para los judíos a quienes les resulta difícil expresar su identidad judía?

Sagui: Yo soy un israelí muy orgulloso, y me siento conectado a los judíos de todo el mundo. Mi familia es originaria de Yemen, mi tatarabuelo fue uno de los 12 líderes de la comunidad judía de Yemen que ayudaron a que toda la comunidad se mudara a Israel luego de la creación del Estado. Sé que hoy en muchas partes hay judíos que sienten la necesidad de ocultar su identidad judía y piensan que es mejor no resaltar ni ser reconocidos como judíos. La verdad es que yo también lo siento cuando compito en algunos lugares. Te miran de una forma que no resulta nada sencillo.

Conozco ese sentimiento, pero somos una nación fuerte de luchadores. Lo hemos probado desde 1948 cuando se estableció el estado de Israel y también antes de eso, a lo largo de nuestra historia. Tenemos que focalizarnos en nosotros mismos y en nuestras creencias sobre lo que somos, lo que amamos, las personas que queremos y no dejar que nos distraigan los que sólo quieren dañarnos. Cuando se me interponen dificultades en el camino, trato de responder siguiendo adelante con mi vida y con aquellas cosas en las que creo.

Aishlatino.com: ¡Te deseamos que sigas teniendo éxito y muchas más medallas de oro en el futuro!