haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
  • Parashá: Ree
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




Elecciones en Israel

Elecciones en Israel

¿Quién tendrá la responsabilidad de dirigir al Estado Judío?

por

El próximo 22 de enero, la ciudadanía israelí acudirá a las urnas para renovar los 120 escaños del parlamento.

Las elecciones en Israel se acentúan por su doble importancia, tanto a nivel nacional como internacional, con una sociedad que se encuentra cada vez más fragmentada en sus posturas y con importantes retos que resolver tanto interna como externamente. Los temas que marcan principalmente la campaña, se determinan a través de los siguientes ejes: paz y territorios, seguridad y terrorismo, religión y estado, y finalmente, economía-estado del bienestar.

¿Quién es el adecuado para ocupar ese puesto?

En Israel, los partidos políticos, generalmente se dividen alrededor de cuatro bloques respecto los mencionados temas: el bloque de la derecha, el bloque ortodoxo, el bloque del centro-izquierda y un cuarto bloque de los partidos mayoritariamente árabes.

En estos momentos, el Medio Oriente se encuentra en una situación límite, con cambios en sus gobiernos, partidos que buscan reconocimiento, matanzas sin tregua, laboratorios nucleares y amenazas terroristas.

La coalición de los partidos Likud-Israel Beitenu con Binyamin Netanyahu, lidera las encuestas. La coalición apoya los asentamientos de judíos en Cisjordania, cuya presencia es criticada por israelíes y palestinos. Ha impulsado los obstáculos para un acuerdo de paz, así como el reconocimiento de la necesidad de estabilizar la economía y, poniendo énfasis en la experiencia militar de Netanyahu, busca establecer una línea dura ante el programa nuclear iraní y la campaña de bombardeos aéreos contra los islamistas en la franja de Gaza en 2012.

Sin embargo, para formar gobierno, Netanyahu deberá buscar nuevas alianzas que mostrarán sus intenciones en temas esenciales como la construcción o la ampliación de colonias judías en Cisjordania, las negociaciones con los palestinos y la cuestión iraní.

Los sectores políticos tienen marcadas diferencias de pensamiento en cuanto a los temas territoriales y a la seguridad, que al mismo tiempo se asocian con el desacuerdo que plantea la división religiosa-secular. Durante las últimas décadas, los sectores más religiosos se han mostrado escépticos a otorgar concesiones territoriales; siendo siempre la cuestión de Jerusalén Oriental y la política de asentamientos uno de los temas más sensibles al respecto. Además con la expiración de la Ley Tal, en la cual se proporcionó un marco legal para los estudiantes de seminarios rabínicos de tiempo completo para que aplazaran indefinidamente el servicio militar, los sectores seculares se han mostrado cada vez menos tolerantes a la tradicional exención del servicio militar de la que hasta ahora disfrutaban los sectores árabes y religiosos del país.

Según lo que se sabe, el centro y centro izquierda con Naftali Bennet, representa principalmente al sector religioso sionista de la derecha israelí y bajo una campaña electoral agresiva, ha centrado parte de su programa electoral en la justificación de los asentamientos israelíes en Judea y Samaria. Por otro lado, cuenta con puntos de vista muy conservadores sobre religión, derechos civiles y percepción del estado. Estas posturas son atractivas, pero la realidad es que los israelíes no quieren ir al centro izquierda y únicamente alcanzarían 45 escaños, sin presentar una oposición firme frente a Netanyahu.

Otzmá LeYisrael, con Arieh Eldad como representante, es un partido radical de derecha que también surgió de la escisión de sus principales miembros del partido de derecha Unión Nacional. Pide la anexión de Judea y Samaria y se opone a cualquier compromiso territorial.

Shas, con Eliyahu Yishai, es un partido que representa a los ortodoxos de origen sefaradí y al sector tradicionalista de Israel. El partido se opone a la separación entre la religión y el estado, así como favorece el apoyo estatal a las clases sociales más desfavorecidas. En este sentido, esta fue una de las disputas que llevaron al partido a quitar su apoyo a Netanyahu para la aprobación de los presupuestos 2013 al considerarlos poco equitativos. De igual modo, su política respecto a los palestinos o Irán está de acuerdo con los objetivos de Netanyahu.

Yahadut Hatora, con Yakov Litzman, es una lista combinada de dos partidos ashkenazí ortodoxos que buscan seguir el espíritu de la Torá, el judaísmo tradicional, y pide la unificación del pueblo de Israel bajo la ley religiosa.

Am Shalem, partido religioso con un carácter más moderado, surgió con la salida de su líder el rabino Haim Amselem, del partido Shas. Amselem aboga por renovar la filosofía de los partidos religiosos y buscar su adaptación al estado. Promueve la conciliación de la creciente división entre seculares y religiosos promoviendo los derechos humanos, la igualdad, la educación y el servicio militar.

Al crecer el número de partidos que hacen referencia a pertenecer a un espacio centrista y debido a su importancia en la conformación de posibles coaliciones, se presentan como dos sub-bloques:

Partidos de centro:

  • Hatnuah con Tzipi Livni, es el partido creado por la que fuera líder y candidata del partido Kadima en las elecciones 2009. Éste es un nuevo partido centrista que aboga por la renovación inmediata de las negociaciones con los palestinos y seguir el proceso de paz. Se ha nutrido en buena parte de los votantes descontentos de Kadima.

  • Yesh Atid, con Yair Lapid, es un nuevo partido centrista formado por el famoso presentador de noticias de la televisión israelí. Su plataforma se centra en una variedad de temas como el servicio militar obligatorio para todos los ciudadanos, la mejora del sistema educativo y la reforma del sistema electoral. Haciendo gala de su popularidad mediática y su buen uso de las redes sociales, ha trabajado durante la campaña electoral para situarse como el verdadero partido de centro y representante legítimo de la clase media israelí.

Partidos de izquierda:

  • El partido Laborista con Shelly Yachimovich, era el partido dominante en Israel hasta mediados de los 70. Actualmente es un partido de centro-izquierda que se define como socialdemócrata. Propone acrecentar la presión fiscal sobre las clases altas para financiar las clases sociales más perjudicadas. Su campaña electoral se ha centrado en los temas económicos. De igual modo, presenta una postura más moderada que los partidos de derecha y centro respecto a los palestinos y los temas referentes a la seguridad del país.

  • Meretz, con Zahava Gal-On, es un partido de izquierda sionista, se centra en los derechos humanos y civiles, la separación entre el estado y la religión y propone una fuerte política económica de izquierda, así como unas propuestas marcadamente pacifistas en relación a los palestinos.

Son tres los partidos árabes que se postulan en las elecciones; los islamistas extremos, los nacionalistas y los socialistas, además del partido comunista israelí y partido de los socialistas Dam, siendo estos últimos partidos mixtos de árabes y judíos.

El 55% de los ciudadanos árabes-israelíes hacen uso de su derecho a voto. Esta población se siente desplazada dentro de la sociedad israelí y no asume su responsabilidad de votar para elegir a sus líderes políticos, a los cuales tienen derecho e influenciarían en su vida.

Las campañas electorales han mantenido el carácter pluralista de la democracia israelí mostrando la diversidad de opiniones y visiones.

También en la historia de nuestro pueblo, en la época de la Torá, hubo importantes líderes que forjaron nuestro futuro como nación.

Uno de estos grandes líderes fue Moshé Rabeinu. Cuando Moshé sabía que iba a morir, le pidió a Dios que nombrara a un líder para que guiara al pueblo judío en su entrada a Eretz Israel, con la fuerza y espiritualidad adquiridas a partir de la entrega y recepción de la Torá.

Moshé pidió que este líder tuviese ciertas características particulares. Que fuera un líder que "salga al frente de ellos y entre al frente de ellos". Nuestros sabios explican que el líder debía ser una persona que gobierne con el ejemplo, que se sienta como parte del pueblo, integrado a ellos, y que tenga el elemento espiritual necesario para guiar a su pueblo.

¿Qué sucederá? Los resultados se darán con la participación de los ciudadanos israelíes.

¿Cómo actuará el vencedor? Esperemos que con la responsabilidad y las características particulares que se requieren para ser el Líder del Estado de Israel.

Publicado: 20/1/2013


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!