haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Este mundo le quedaba chico

Este mundo le quedaba chico

El terrorismo palestino nos arrebató de nuestras vidas al Rav Reuven Birmajer. Él deja en nosotros, sus alumnos de Aish HaTorá, un vacío muy grande de llenar.

por Gonzalo Golocovsky

Gracias por tantas enseñanzas. ¡Gracias por llegar a nuestras almas!

"Javier, ¿estás bien? ¿Qué te pasa? ¿Estás dormido? ¿Querés que hablemos después?".

"Itzjak, ¿cómo es eso que no vas a venir unos días? ¡Aprovecha los días para estudiar! Uno nunca sabe cuándo va a tener oportunidades como esta de estar acá estudiando…".

"Matías, ¿estuvo bien la clase o fui muy rápido? Si no entendiste nos sentamos después y repasamos…".

Preocupación por cada uno de los que lo rodeábamos. Dedicación. Carácter. Fe. Seguridad. Pero, por sobre todas las cosas, ALEGRÍA. Cada palabra que salía de su boca tenía un significado. Algo más que una simple palabra. Era una demostración. Una lección de vida. Una enseñanza pura, íntegra. Con los valores de una persona refinada.

Desde ayer, miércoles 23 de diciembre de 2015 (11 de Tevet de 5776), Rav Reuven Birmajer, nos está supervisando desde arriba. Nos está cuidando. Nos está alegrando en cada momento con sus gritos inconfundibles. Dos terroristas lo atacaron y apuñalaron saliendo de la Ciudad Vieja de Jerusalem luego de tres horas seguidas enseñando Torá con amor y pasión. Una persona muy difícil de igualar. Un ben Torá. Un talmid jajam. Un padre de familia. Un amigo. Un rabino ejemplar que deja en nuestras vidas un vacío imposible de llenar.

"¡Hay que hacer teshuvá! ¡Hay que entender que la vida tiene un sentido y que Hashem nos puso acá para algo! ¿Que acaso pensás que viniste acá para ir a la cancha a gritar los goles de Boca? ¿Para comer asados? ¿Para ir a tomar vino con la Mona Jiménez? ¡Nooo! ¡Viniste acá para traer luz al mundo! Para tener una familia, para ayudar a que la gente sea mejor. ¡Para eso viniste!".

Hashem decidió que era un buen momento para que el Rav Birmajer se sentara a Su lado para explicarle todas esas ideas de Torá que a él tanto le apasionaban. Ahora podrá entender por qué Rebi dijo lo que dijo y cómo entendió Rashi el tema que estábamos estudiando.

"Yo estoy acá para ayudarlos. No importa si al principio los mareo o no entienden. Ya habrá tiempo para entender. Mi intención ahora es que abran la cabeza, que aprendan a pensar en algo más de lo que las palabras dicen. Que busquen profundidad en las cosas".

Así de simple. Con esas palabras terminó su última clase de Talmud antes de subir la escalera que lo llevó (ciertamente) a un lugar privilegiado en el próximo mundo.

No hay duda de que su llegada al Mundo Venidero lo encontró bien vestido. Con traje negro, camisa blanca, corbata a rayas y su sombrero. Ese sombrero que jamás se quitó durante cada segundo que tuvo un libro de Torá frente a sus ojos. Por honor. Por respeto. Porque la Torá fue su fuente de vida. Fue lo que lo motivó a abandonar su vida de rugbier en Buenos Aires, para purificar su alma con las enseñanzas del Gaón de Vilna, del Jazón Ish, de Rav Wolve, Maimónides, Najmánides y tantos otros de los sabios a quienes admiraba y con quienes seguramente ahora está compartiendo un banquete y exponiendo todas sus dudas e inquietudes.

Este mundo le quedaba chico. Su humildad y temor reverente no eran compatibles con esta vida de sobreabundancia material y escasez espiritual. Por el contrario, su humildad lo elevó hasta que llegó al máximo de su potencial espiritual, hasta convertirse en una fuente de inspiración; un manantial en el medio del desierto.

Dios decidió llevarse a uno de sus mejores “alumnos”. Eligió a uno de sus mejores exponentes para que ahora ayude desde arriba a que cada judío y cada persona del mundo se convierta en algo mejor de lo que es. Se lo llevó para su equipo espiritual, un equipo al que siempre perteneció, sin embargo tenía que dejar su huella en muchas otras almas en este mundo material antes de unírsele.

Dios decidió llevarse a uno de nuestros mejores maestros. Eligió uno de nuestros mejores referentes para que desde arriba nos guie en el camino de la verdad, de la moralidad, de la ética, de los valores innegociables que nos enseñó con cada clase de Torá que nos regaló.

El Rav Birmajer, nuestro querido Rav Birmajer, fue arrebatado de nuestras vidas. Dios decidió llevarse a uno de los mejores. Porque los mejores, siempre juegan en el mejor equipo.

¡Te vamos a extrañar mucho, querido Rav!

- Gonzalo Golocovsky, alumno de Rav Birmajer en Aish HaTorá.


Por favor, considera ayudar a la familia Birmajer haciendo clic aquí.

24/12/2015

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Comentarios: 8

(8) Jorge Cohen, December 27, 2015 3:00 AM

Este mundo le quedaba chico.

Un digno homenaje ante tanta tristeza,

(7) jose luis garcia olvera, December 26, 2015 5:34 PM

este mundo le quedaba chico

es una lastima que hayan acabado con su vida, pero no acabaran con su luz de enseñanza

(6) Shmuel Nisan Barsky, December 25, 2015 1:20 PM

Este mundo le queda chico

Se ven ,se notan tus lágrimas en cada letra , en cada frase que escribiste sobre tu Rav . Mucho sentimiento y mucho entendimientos del mundo de la verdad.
Hashen nos mande consuelo
Un abrazo a la distancia

(5) Alan, December 24, 2015 9:51 PM

Muy lindas tus palabras Golo querido, te mando un abrazo!

(4) Julian dabbah, December 24, 2015 6:46 PM

Hermosas palabras golo. Seguramente nos va a guiar desde alla arriba en cada paso que demos en nuestra vida.

Ver Todos los Comentarios

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub