haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




Rav Weinberg y Sderot

Rav Weinberg y Sderot

Es inaceptable que el pueblo judío no se movilice para defender a sus hermanos judíos.

por

Quiero compartir una historia sobre el visionario fundador de Aish HaTorá, Rav Noaj Weinberg, de bendita memoria. Creo que esta historia nos permitirá apreciar el extraordinario hombre que nosotros y todo el pueblo judío hemos perdido.

En incontables ocasiones Rav Weinberg citó el fundamental concepto judío de bishbilí nibrá haolam – "el mundo fue creado para mí". Él nos enseñó que el significado y la implicancia de este concepto es que todos y cada uno de nosotros debemos ver el bienestar de todo judío, y del mundo en general, como una responsabilidad personal. La idea de que "el mundo fue creado para mí" no significa que podemos usar o abusar del mundo como deseemos, sino que es nuestro para que lo cuidemos.

Implícito en esta enseñanza, enfatizaba Rav Weinberg, está el amplio potencial que cada uno de nosotros posee para cambiar el mundo. En el plano personal, puedo asegurarte que nadie creyó en mi potencial para hacer una diferencia en este mundo tan profundamente como Rav Weinberg. Si alguna vez lo conociste, entonces sabes de lo que estoy hablando.

La siguiente historia es sobre cómo un joven personificó este principio, y sobre cómo Rav Weinberg se convirtió de manera personal, aunque muy discreta, en el socio de este joven.

Nace una Sociedad

Hace unos meses estuve en un evento en Capitol Hill dedicado a llevar el problema de la ciudad israelí de Sderot ante la atención del Congreso de los Estados Unidos. En años recientes, Sderot ha sido golpeado por miles de misiles desde Gaza. Luego, tuve la oportunidad de llevar a Noam Bedein, el fundador del Sderot Media Center, a una entrevista. En el auto, mencioné al pasar que Rav Noaj Weinberg había fallecido hacía poco.

Sderot es quizás la única ciudad del mundo en la que toda la población vive con Síndrome de Estrés Post Traumático.

Noam respondió diciendo: "Lo sé. Quiero dedicar el sitio de internet Sderot Media Center a la memoria de Rav Weinberg". Por un momento me sorprendí, pero luego, conociendo a Rav Weinberg, todo tuvo sentido. Y luego Noam brindó los detalles:

Después de terminar su servicio en el Ejército, Noam Bedein emprendió un viaje de un año por el Lejano Oriente. Siendo fotógrafo, teniendo un alma muy sensible y practicando esporádicamente meditación, Noam pasó su tiempo observando los desafíos diarios que enfrentaban las personas de once países diferentes. Al volver a Israel, Noam se inscribió en el Sapir College en Sderot, en donde obtuvo un máster en cine. No pasó mucho tiempo hasta que Noam estuvo cara a cara con la brutal realidad de los ataques diarios de misiles a Sderot.

Para Noam, el shock de vivir bajo la constante amenaza de muerte (de hecho, un estudiante de Sapir fue asesinado por un misil) fue agravado aún más por el hecho de que poca gente en Israel, y casi nadie en el mundo, entendía la profundidad del sufrimiento de las más de 20.000 personas de Sderot. Sderot es quizás la única ciudad del planeta en la que virtualmente toda la población vive con Síndrome de Estrés Post Traumático.

Por lo que Noam tomó una decisión: despertar al mundo ante el problema de los judíos de Sderot. Al principio, todo lo que tenía era una idea y un compromiso inquebrantable. Lo que no tenía eran los medios para implementar su visión ni los recursos financieros para materializarla. Allí es donde Rav Weinberg entró en juego.

Para lanzar su proyecto, Noam necesitaba equipos informáticos, una cámara profesional para filmar las consecuencias de cada ataque de misiles, y un auto para llegar inmediatamente al sitio y para traer periodistas, políticos y diplomáticos extranjeros para ver la pesadilla de Sderot en persona. Noam llamó a Rav Weinberg y fue invitado a su hogar en Jerusalem. Casi instantáneamente, el rabino con la larga barba blanca y el joven con la larga colita pelirroja formaron un profundo lazo.

Rav Weinberg se comprometió a conseguir los recursos que Noam necesitaba, y no pasó mucho tiempo hasta que el Sderot Media Center estaba funcionando. El involucramiento de Rav Weinberg no terminó allí, de hecho se convirtió en el benefactor silente del Sderot Media Center y le pidió a varios donantes de Aish HaTorá que se unieran a los esfuerzos de Noam. Para Rav Weinberg, era simplemente inaceptable que el pueblo judío no se movilizara para defender a sus hermanos judíos de Sderot.

Hasta este día, Noam no conoce los nombres de la mayoría de los donantes que Rav Weinberg derivó a él para que lo apoyaran. Lo que sí sabe es que, con la muerte de Rav Weinberg, el Sderot Media Center perdió a su principal defensor y a su principal fuente de financiamiento. Los estudiantes de Rav Weinberg están muy conscientes de que Sderot y la amenaza islámica fueron temas importantísimos para él hasta su muerte.

Cosas que Quedaron Sin Hacer

Piensa en la siguiente cita de un psicoanalista holandés que ocultó a una familia judía durante el Holocausto:

Todos tenemos recuerdos de cosas que deberíamos haber hecho y no hicimos, y se ponen en tu camino por el resto de tu vida.

Piensa en esto: Si hubieses estado vivo durante el tiempo del Holocausto, y hubieras tenido la oportunidad de salvar vidas, ¿existe alguna posibilidad de que te hubieras quedado cruzado de brazos?

En Sderot, más de 20.000 judíos están viviendo bajo la constante amenaza de agresión, trauma y asesinato. Sderot no está en "Cisjordania", no es un "asentamiento", y ningún plan de paz consideró alguna vez a Sderot algo más que una ciudad israelí de clase trabajadora. Lo que distingue a Sderot es que está a menos de 1,5 kilómetros de la Franja de Gaza. Hamás, el gobierno de Gaza elegido por el pueblo, es un movimiento islámico cuyo objetivo es borrar a Israel del mapa. Hamás también es el poseedor de miles de misiles – 7.000 de los cuales han sido disparados hacia Sderot.

Un viernes a la tarde, mientras caminaba por las calles de Sderot, me estaba sintiendo relajado y seguro. Me sentía seguro porque a todos lados donde miraba veía un refugio anti bombas. Si un misil era disparado, le hubiera tomado 25 segundos caer sobre una plaza, un asilo de ancianos, una panadería o una casa en Sderot. Pero no te preocupes, porque un sistema de alarma de detección temprana hace sonar una alerta roja que le da a la gente 15 segundos completos para encontrar refugio.

Al día siguiente, en Shabat al mediodía, Shlomo me contó sobre la mañana en la que estaba en el auto con tres de sus pequeños hijos, cuando de repente comenzó a sonar la Alerta Roja. Sólo podía llevar dos niños por vez, por lo que la menor, que esperanzadoramente nunca recordaría haber sido dejada detrás en el auto, quedó sola. En el refugio, Shlomo sostuvo fuerte a sus dos hijos, rezando que el misil no encontrara a su pequeña hija.

Sderot es el hogar de 7.000 niños judíos – pero no te preocupes, porque en todo lugar donde los niños juegan encontrarás un refugio a prueba de misiles. Sderot es quizás la única ciudad del mundo que mejora sus plazas con millones de dólares de acero reforzado.

Tíos y tías en Sderot han enterrado a sobrinos y sobrinas asesinados por los misiles de Hamás. Entusiastas del fútbol de 10 años de edad ya no tienen piernas con las que correr. Niños de 11 y 12 años de edad mojan sus camas y sufren terribles pesadillas, sus mentes están siendo perseguidas. Las niñas de escuela secundaria no se pueden concentrar en su tarea ni reír con sus amigas porque el miedo y el trauma están siempre presentes, son compañeros silenciosos. Madres que tratan de ser fuertes se reúnen en grupos informales para llorar, llorar y llorar – y luego volver a la tarea de ser un padre fuerte.

Desalojar Sderot sería darle la victoria a Hamás.

Si es tan peligroso, ¿por qué esta gente no se va? Una razón es que la mayoría de los residentes de Sderot no se pueden ir porque allí es donde están sus vidas, sus trabajos, sus hogares y los amigos y las escuelas de sus hijos. Además de eso, el valor de las propiedades cayó estrepitosamente y la población trabajadora de Sderot no tiene los recursos para comprar en otro lado.

Pero la razón más importante por la que la gente no se va es porque "retirarse sería una derrota". Vaciar Sderot sería darle la victoria a Hamás y alentarlos a apuntar sus misiles hacia la ciudad siguiente. Si Sderot cae, todo lo demás caerá con ella. Entonces, los residentes de Sderot son la primera línea en la guerra en contra del terror, y debemos alentarlos a permanecer fuertes en su puesto.

Si fueses un judío viviendo bajo este tipo de amenaza, ¿no desearías que tus hermanos judíos hicieran algo para ayudar?

Rav Weinberg trabajó para ayudar a Noam Bedein a construir el Sderot Media Center y a financiar una cantidad de esfuerzos para ayudar a los judíos de Sderot. El Sderot Media Center es la única organización de su tipo y el alcance de lo que hace en las áreas de confortar a las víctimas y educar a los periodistas y diplomáticos extranjeros que visitan es simplemente asombroso. Para poder apreciar un poco el trabajo que Rav Weinberg consideró tan importante, y para ver lo que Noam Bedein y su grupo de trabajo hacen, visita www.sderotmedia.org.il.

Publicado: 24/11/2012


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!