haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




El huracán Harvey: un testimonio personal

El huracán Harvey: un testimonio personal

¿Cómo puedes ayudar?

por Henny Efrón, en colaboración con otros afectados por el huracán.

Una amiga me pidió que describiera lo que está pasando en este momento en nuestra ciudad, en Houston, para que la gente pueda entender el impacto del huracán Harvey. Para ayudarme a dar la perspectiva de otras personas, ella me envió un enlace a un artículo que describe los 34 billones de litros de agua que cayeron sobre Houston y el sur de Texas, lo cual para poder ser recogido precisaría un recipiente de “10 kilómetros cuadrados por 3 kilómetros de altura”.

Una descripción más exacta y aterradora de lo que estamos experimentando es el hecho de ver a personas conocidas que casi se ahogan en sus propias casas, saliendo en las noticias como una historia de rescate y mostrándonos lo mal que la historia hubiera podido terminar. Ver a tanta gente perder sus casas, sus autos y todos sus bienes por un incesante aluvión de agua que casi les quita también la vida.

El Centro Médico de Texas en Houston, el más grande del mundo, y otros hospitales que se vieron afectados por el huracán, debieron ser evacuados. El hospital MD Anderson, un centro líder en el tratamiento de cáncer que tiene pacientes de todo el mundo, se vio inundado casi por un metro de agua y se vio obligado a clausurar la atención de los pacientes externos y posponer las cirugías. Las calles se convirtieron en ríos, los aeropuertos cerraron y la ciudad quedó en gran medida inaccesible.

Mi esposo Ranaan ayudando a gente con su canoa

Houston ya conoció inundaciones y huracanes. La experiencia nos ha enseñado algunas cosas y tratamos de planificar sabiendo que tenemos que actuar con rapidez. A pesar de eso, no podríamos haber imaginado lo que nos aguardaba. En el área de Fondren Northfield, donde las calles se inundaron, el domingo mi esposo Ranaan usó una canoa para ayudar a regresar a sus hogares a las personas que se habían quedado varadas en casas de amigos el sábado por la noche, cuando comenzó la tormenta. También llevó medicamentos y alimentos a gente que se había quedado sin electricidad.

En Meyerland, donde la inundación fue más devastadora, se utilizaron botes para las misiones de rescate. La gente tenía en sus casas más de un metro y medio de agua. En la Sinagoga de la Unión Ortodoxa, el mismo equipo de voluntarios liderado por Jenelle Garner después de la inundación del Día de los Caídos en la Guerra (Memorial Day), unió sus fuerzas antes de que comenzara el huracán Harvey, pero se vió enfrentado a un desafío completamente inesperado. Sus hijos adolescentes, Yari y Akiva, junto con su amigo Noa, rescataron ayer a muchas personas en un bote inflable. Garner afirmó que después de las primeras quince personas que rescataron, dejaron de contar a cuántos ayudaban, y que siguieron rescatando gente en lanchas hasta después de la medianoche. A pesar de que aquellos que experimentaron inundaciones previas en el área construyeron las casas más elevadas para impedir futuras inundaciones, también ellos se vieron afectados y debieron ser rescatados junto con las familias que se habían refugiado en sus hogares. La Academia Robert. M. Beren, la escuela local, está funcionando como refugio para estas familias destituidas.

Sinagoga United Orthodox

Después de llegar a tierra, el huracán Harvey se convirtió en una tormenta tropical. Su peligro es su curso lento, porque continúa depositando grandes cantidades de agua sin dar ninguna señal de alejarse. Mientras escribo esto, casi 48 horas después de que comenzara la tormenta, mi teléfono sigue alertándome de inundaciones en mi barrio. Además de la masiva cantidad de agua acumulada que no tiene en dónde drenar, han pasado varios tornados por diferentes áreas alrededor de Houston, incrementando el peligro. Mientras la lluvia continúa intermitentemente, miles de personas están sin electricidad y sin agua potable, experimentando desbordes de aguas residuales, lo que presenta complicaciones y condiciones muy desagradables.

Durante este desastre confiamos en las noticias para mantenernos informados, pero incluso eso se vio afectado. El estudio del noticiero de la estación local de TV se inundó y debieron evacuar mientras transmitían en vivo. Al observar las noticias y ver la ciudad completamente transformada bajo una capa de agua, uno se siente indefenso. Es muy difícil ver a la Cruz Roja y a la Guardia Costera efectuando rescates desde helicópteros y botes y oír que todavía va a seguir cayendo más lluvia. Pero nos llena de esperanzas ver la respuesta, la generosidad de otras personas, tanto individuos como grandes instituciones, ofreciendo su ayuda a aquellos en necesidad. Se establecieron refugios y enviaron camiones con alimentos y equipamiento; vecinos y extraños vienen y literalmente sacan a la gente del agua para llevarla a un lugar seguro.

La ciudad y la comunidad deberán evaluar el grado de las pérdidas y enfrentar la enorme tarea de limpiar y reconstruir. Sabemos que nos apoyaremos mutuamente y saldremos de esto todos juntos. También sabemos que no podremos lograrlo sin la ayuda de quienes están fuera de Houston y esperamos que las personas que están lejos y no sufrieron esta tragedia puedan entender cuánto precisamos su ayuda.

Pueden ayudar donando en estos enlaces:

Federación judía de Houston

https://secure3.convio.net/jfna/site/Donation2;jsessionid=00000000.app358a?df_id=3860&mfc_pref=T&3860.donation=form1

Fondo de ayuda de la Federación Judía para los afectados por el huracán Harvey

https://donate.juf.org/HurricaneHarvey

Jabad Lubavitch Texas

http://www.chabadhouston.com/templates/blog/default_cdo/aid/734229

Fondo de ayuda para Houston de la OU

https://www.ou.org/giving/houston-relief-fund

Comunidad Young Israel

Brad Dennen de Meyerland: Mi patio delantero, nota el helicóptero Blackhawk en el fondo

Centro TORCH inundado

Meyerland

Casa del Rav Avraham Yaghobian y familia, rabino de Torah Vachesed

El hgar de los Mitzner, en el barrio UOS

29/8/2017

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub