haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




La tierra es plana

La tierra es plana

Israel es la víctima y no la raíz de todos los males.

por

A veces cometemos los errores más fundamentales. Cuando un gran número de personas cometen errores -- incluso algunas monumentales -- es casi imposible desafiar la consiguiente opinión predominante. En el pasado la sabiduría convencional afirmaba que la tierra era plana. En la antigüedad, si alguien se atrevía a afirmar que la tierra era redonda, habría sido denigrado como un ser alienado de la realidad. Cuando, en el siglo 16, Nicolás Copérnico se atrevió a sugerir que el sol era el centro del sistema solar, y no la tierra, fue considerado un hereje.

En el mundo de hoy cualquier intento de explicar el conflicto Árabe-Israelí en términos diferentes a los de "la ocupación ilegal de Israel en tierra Palestina" y la "negación de la aspiración nacionalista Palestina" es a menudo considerado como una declaración de que la tierra es plana y es el centro del universo. Pero, ¿qué pasa si ésta opinión es incorrecta? ¿Qué pasa si en términos de comprender el conflicto Árabe-Israelí, estamos viviendo en los tiempos previos a Copérnico? ¿Qué pasa si el Estado Judío, que se considera la raíz de todos los males en el Oriente Medio, es en realidad la víctima?

A diferencia del ACN (Congreso Nacional Africano), Israel no ha encontrado verdaderos socios de negociación.

La historia del Apartheid en Sudáfrica se invoca con frecuencia en contra de Israel tanto a nivel internacional -por el ex presidente Carter entre muchos otros- y en Sudáfrica -por dirigentes sindicales y políticos. Pero, ¿qué pasa si el verdadero Apartheid del Medio Oriente es el que está dirigido en contra de los judíos? Y ¿qué pasa si Israel se parece más al Congreso Nacional Africano (ANC) -la famosa organización de liberación de Sudáfrica liderada por Nelson Mandela- , que es actualmente el partido gobernante? En Sudáfrica el conflicto fue causado por un régimen de segregación racial establecido por racistas. El ANC siempre estuvo dispuesto a hablar de paz, pero el régimen se negó a hablar por lo que el conflicto no pudo resolverse, y el ANC se vio forzado a una lucha armada. Como el ANC, el Gobierno Israelí ha estado siempre dispuesto a hablar de paz pero se ha visto obligado desde el nacimiento del Estado Judío a una lucha defensiva armada porque el Mundo Árabe antisemita no se ha preparado para hablar de paz. El ANC tuvo que librar una lucha armada durante muchos años hasta que los sudafricanos blancos estuvieron dispuestos a hablar, y luego aquel prolongado conflicto fue resuelto de manera relativamente rápida. A diferencia del ANC, Israel no ha encontrado verdaderos socios de negociación. Y por lo tanto su lucha continúa, y la paz sigue siendo un sueño lejano.

¿Qué pasa si el sionismo no es colonialismo, sino más bien una profunda relación de un antiguo pueblo con su histórica y pactada tierra nativa? ¿Qué pasa si el colonialismo es en realidad el expansionismo árabe, que impugna un Estado Judío en 1/520 del área de las tierras árabes? Casi 4000 años atrás los patriarcas del Pueblo Judío, Abraham, Itzjak y Iaacov vivieron en la Tierra de Israel, que Dios les había prometido a ellos y a sus descendientes para siempre. Esa promesa fue confirmada en el Monte Sinai, y fue entregada por Dios a través de Ioshuá, después de la muerte de Moshé, hace más de 3300 años atrás cuando el Pueblo Judío entró en la Tierra Prometida después de ser liberados de la esclavitud y la opresión en Egipto. Alrededor de 3000 años atrás el Rey David estableció a Jerusalem como la capital de la Tierra Prometida. El Pueblo Judío vivió en la tierra de Israel por 850 años hasta su expulsión por los invasores babilonios. Ellos regresaron en gran número setenta años después y permanecieron por varios siglos hasta su expulsión por el Imperio Romano. A pesar del incansable antisemitismo y las persecuciones algunas comunidades judías lograron, contra todas las probabilidades, permanecer en Israel durante el largo intervalo que hubo entre la dispersión romana y los acontecimientos que condujeron al restablecimiento del Estado Judío en 1948.

Destruyendo a los Judíos

¿Qué pasa si la disputa no ha sido nunca acerca de un Estado Palestino sino realmente acerca de la destrucción de los judíos y del único Estado Judío en el planeta? En 1917, la Declaración Balfour, confirmada después por la ley internacional a través de la Liga de las Naciones, declaró que el Mandato Británico de Palestina era la patria nacional del Pueblo Judío, reconociendo 4000 años de conexión judía a la tierra, y la injusticia de la destrucción del antiguo Israel por los romanos y la expulsión violenta del Pueblo Judío. En 1922 los Británicos tomaron el 76% de la tierra asignada para un Estado Judío en Palestina, y en su lugar se la dieron a los Árabes, creando en el este del Río Jordán un nuevo país que se llamó Transjordania, más tarde conocido como Jordania, que hasta el día de hoy tiene una mayoría de habitantes palestinos.

En 1947 las Naciones Unidas votó a favor de establecer dos estados (uno Árabe y uno Judío) al oeste del Río Jordán en el 24% restante de la parte original de las tierras asignadas a un Estado Judío por la comunidad internacional. A pesar de ésta reducción de su porción original, los judíos aceptaron la oferta que fue rechazada por los árabes. Este fue el comienzo de una larga historia de rechazos por parte de los árabes. Y así, en 1948 el recién renacido Estado de Israel fue invadido por los ejércitos árabes de Egipto, Líbano, Irak, Siria y la Legión Árabe, los cuales dejaron en claro su intención de destruir el pequeño Estado Judío en su renacimiento y masacrar a sus ciudadanos, muchos de los cuales eran sobrevivientes del Holocausto.

Israel sobrevivió a la guerra, y desde 1948 a 1967, la Ribera Occidental y la Franja de Gaza estuvieron en manos árabes y no había "ocupación" de estos territorios. Si la causa por el conflicto Árabe-Israelí es la "ocupación" de la Ribera Occidental y Gaza, entonces ¿por qué el conflicto se mantuvo durante todos aquellos años sin cesar, con la continua negativa árabe de reconocer a Israel y hacer la paz con su vecino judío? ¿Por qué es que a mediados de 1967 justo antes de la Guerra de los 6 Días, y antes de que la Ribera Occidental y Gaza cayeran en manos judías, los líderes árabes pedían por la destrucción de Israel? ¿Qué "ocupación" estaba en cuestión? ¿Por qué en ese momento el presidente sirio Hafez al-Assad ordenó a sus soldados atacar objetivos civiles judíos para "pavimentar las carreteras árabes con los cráneos de los judíos"?

Durante los 19 años que Jordania controló la Ribera Occidental y Egipto la Franja de Gaza, el Mundo Árabe tuvo la oportunidad de establecer otro Estado Palestino en esos territorios, y optó por no hacerlo. ¿Por qué no? Si el conflicto es sobre el establecimiento de un Estado Palestino, entonces ¿por qué no existió ninguna conversación en pos del establecimiento de un Estado Palestino durante esos 19 años? Después de la Guerra de los 6 Días, Israel inmediatamente trato de entrar en negociaciones con el Mundo Árabe sobre el futuro político de la Ribera Occidental y Gaza. La respuesta fue pronunciada en la Conferencia de Jartum, donde todos los estados árabes se reunieron el 1 de septiembre de 1967, para proclamar sus infames 3 No: "No hay paz, No hay negociación, No hay reconocimiento". Y así, cuando en el año 2000 en Camp David, Yasser Arafat rechazó, sin hacer ninguna contra-oferta en absoluto, la propuesta de Israel de ceder un 95% de la Ribera Occidental y Gaza así como también una indemnización en tierras por el 5% restante, su rechazo fue totalmente consistente con el rechazo árabe de cualquier presencia judía en absoluto.

El conflicto es en realidad sobre el rechazo árabe a la presencia y existencia de un Estado Judío.

Si el conflicto Árabe-Israelí es sobre un Estado Palestino entonces siempre ha existido una evidente solución de dos estados viviendo en paz uno al lado del otro. El conflicto es más fundamental, y por lo tanto más difícil de resolver, y es en realidad sobre el rechazo árabe a la presencia y existencia de un Estado Judío, y probablemente de cualquier judío en absoluto, en el corazón de Oriente Medio. Y así la propia carta de Hamás pide por el asesinato de todos los judíos en todo el mundo. Y los cohetes lanzados desde Gaza continúan atacando a los civiles israelíes, incluso después de la evacuación de Israel. Y las amenazas de genocidio y de un segundo holocausto, junto con la negación del primero, emanan desde Irán. Y el Mundo Árabe está inundado con el antisemitismo más rabioso y pernicioso.

¿Y si la guerra contra el Estado de Israel es en realidad la guerra global de la tiranía fundamentalista en contra de la libertad y la democracia? Entonces todos los que creen, con la mejor de las intenciones, que están defendiendo una víctima vulnerable están siendo cómplices de una de las peores injusticias en la historia de la civilización humana. Ellos se han puesto del lado de las fuerzas de la muerte y la destrucción, del miedo y los prejuicios. ¿Qué pasa si el mundo se está poniendo en contra del único faro de libertad y democracia en el Oriente Medio, poniéndonos por lo tanto en peligro a todos, ya que el destino de los judíos es a menudo un signo que presagia el futuro? Hitler primero persiguió a los judíos, y luego atacó el mundo entero. Los atentados suicidas con bombas comenzaron en Jerusalem y luego emigraron a Nueva York, Bali, Madrid, Londres y Nairobi.

Necesitamos claridad para entender estos tiempos tumultuosos. También necesitamos una visión fundamental de paz y reconciliación entre árabes y judíos. El conflicto en el Medio Oriente es un conflicto entre hermanos, y esa es la verdadera tragedia. Todos somos los hijos de Abraham; los judíos son los hijos de su hijo Itzjak, y los árabes los hijos de su hijo Ismael. El Talmud nos dice que, aunque los hijos de Abraham lucharon por muchos años, cuando Abraham fue enterrado en Hebrón, Itzjak e Ismael se reconciliaron en su tumba. Recemos todos a Dios que ameritemos nosotros ver el día en que los hermanos se reconcilien una vez más en el Medio Oriente.

Este artículo apareció originalmente en el Sudáfrica Sunday Times el 17 de Junio del 2007.

28/4/2008

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub