haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




El Poder de Uno

El Poder de Uno

Rab Noaj fue un guía permanente, un líder, una verdadera inspiración.

por Marcelo Ergas

Qué difícil es empezar a escribir palabras acerca de alguien que durante los últimos 14 años de mi vida ha sido un guía permanente, un líder a quien mirar, una verdadera inspiración.

Conocí al Rab Weinberg zt''l en 1996 cuando participé en uno de los primeros programas de Fellowships de Chile, donde tuve la fortuna de escuchar varias clases del Rosh Ieshivá. Desde el comienzo me impresionó mucho su presencia, era como si llenara todo el espacio, como si trajera consigo una sensación de calidez indescriptible que llenaba el lugar. Sus palabras siempre dulces, con su sonrisa dibujada en cada momento y con ese extraordinario sentido del humor que lo hacía lanzar una carcajada con cada broma o comentario divertido que él mismo hacía, disfrutando incluso más que su audiencia.

En cada clase a la que asistí de su serie "Fundamentals" la sensación era la misma, dulzura y cariño para transmitir la relevancia y centralidad de la Torá en nuestras vidas, aun en el siglo XXI. Personas de todas partes con distintas culturas, experiencias y vivencias, desde mochileros en el Tibet hasta buzos profesionales en el Caribe, guardias de seguridad en Europa, actores de Hollywood y ejecutivos de Wall Street; todos juntos sentados en la misma sala de clases sintiéndonos como en casa, sólo con la presencia del Rosh Ieshivá.

Poco a poco me fui adentrando en la filosofía de Aish HaTorá y en cada paso que avanzaba su mano y su corazón se veían por todas partes. Alumnos realmente extraordinarios, con un conocimiento y nivel fuera de lo común. Fuimos expuestos, en forma sistemática, a clases de conceptos básicos del judaísmo, ¿Existe Dios? ¿Cuál es el impacto de Dios en nuestras vidas? ¿Cómo ser felices en este mundo? ¿Qué quiere Dios de nosotros? Preguntas que pueden sonar básicas, pero que comprendían la esencia del mensaje que el Rosh Ieshivá nos quería transmitir. Dios nos quiere y nos cuida más que nadie en el mundo, quiere lo mejor para nosotros y quiere que una vez que lo entendamos, seamos capaces de salir a las calles y compartirlo con nuestros hermanos judíos en todo el mundo.

Hace muchos años tuve la oportunidad única de asistir al primer Aish Partners Conference, una cita internacional en Estados Unidos donde los colaboradores y amigos de Aish HaTorá en todo el mundo se reúnen para compartir experiencias, convivir con pares de otros lugares que están tratando de lograr lo mismo que nosotros, mostrar el maravilloso mensaje de la Torá al mundo y acercar a aquellos que se encuentran más alejados. Si bien la reunión fue extraordinaria en todos los sentidos el mensaje más poderoso que escuché lo dio el Rosh Ieshivá y se traducía simplemente en una frase que rondó alrededor del Conference: "El poder de uno" ("The power of one"). En un auditorio con cerca de 600 personas, que a su vez se relacionaban con decenas de miles de personas a través de clases, sitios de Internet, seminarios, eventos, viajes, etc. el poder de una sola persona, que se encontraba en ese momento parado frente a nosotros era absolutamente evidente. Ese individuo que con su sola convicción de que el pueblo judío se estaba asimilando y de que debíamos trabajar para hacerlos volver a sus raíces, había logrado, después de varios intentos fallidos, crear esta organización... Aish HaTorá, que sin lugar a dudas estaba impactando positivamente al retorno del pueblo judío. Su mensaje era mostrarnos que si él pudo hacer todo eso, nosotros también podíamos; es sólo una cuestión de voluntad.

Definitivamente el Rab Weinberg zt''l era un visionario y comprendió que si bien traer a jóvenes a estudiar a la Ieshivá por un tiempo, dándoles lo necesario para que puedan salir al mundo a acercar a otros, era una buena estrategia, el tiempo que requería era demasiado largo y debía acelerar el proceso para no perder la lucha contra la asimilación. Con esto en mente decidió "despertar al gigante dormido", es decir involucrar a los religiosos del mundo en el proceso de acercamiento de judíos a la Torá. Fue así como creó el Proyecto Inspire que da cientos de clases anualmente a comunidades religiosas para que entiendan la importancia de salvar a nuestros hermanos judíos de la asimilación y mostrarles cuán fácil es ayudar.

Hace 2 años atrás, conversando con el Rosh Ieshivá, le propuse un proyecto relacionado al Proyecto Inspire. La idea era bastante simple, hacer una versión del Jumash (Pentateuco) que tuviera comentarios de Kiruv (acercamiento al judaísmo) para que las personas tuvieran material de fácil acceso para acercarse a la Torá. Lo que habría esperado como respuesta a mi propuesta es "¡Huau Marcelo!, qué buena idea, gracias, vamos a empezar a trabajar en eso", sin embargo el Rosh Ieshivá tenía una forma muy particular de pasar su mensaje y la respuesta que recibí fue: "Es una gran idea, necesitamos de alguien que se haga cargo". Para el Rosh Ieshivá lo más importante era que la gente se involucrara y tomara responsabilidad por el pueblo judío y su futuro.

Hace algunos días leí un mensaje de un Rab de Aish en Israel que conversó con el Rosh Ieshivá algo así como 30 horas antes de su fallecimiento. El mensaje que recibió del Rosh Ieshivá y la sensación con la que salió de su visita fue que "estamos haciendo muchas cosas, pero no es suficiente, hay que hacer más". Este último mensaje de nuestro querido Rab me dejó con una sensación de amargura al comienzo, pero luego cambió por una sensación de desafío. El Rosh Ieshivá nos dijo, con sus últimas palabras, el trabajo no está completo, ustedes que se quedan acá, tienen la misión de completarlo. En alusión a esto un amigo que vive en Los Angeles me citó una mishná de Pirké Avot que dice: "Lo aleja ha'melajá ligmor, ve'lo atá ben jorin libatel mimena", es decir "No es tu obligación terminar la tarea, pero tampoco puedes desentenderte de ella".

Que tengamos la bendición de poder continuar con la tarea que comenzó Rab Israel Noaj ben Itzjak Matitiahu, y que tengamos el mérito de ver florecer el retorno del pueblo judío a sus raíces.

14/2/2009

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Comentarios: 1

(1) Estrella, February 15, 2009 10:04 PM

El Poder de Uno

Gracias.....no sé si vino a Chile y lo conocí, pero creo que sí, por lo que dice el artículo me parece haberlo escuchado, D´s nos de la fuerza para poder hacer cada día más.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub