Queridas Rosie y Sherry,

He estado buscando al hombre correcto desde hace ya un tiempo, pero siempre me encuentro con el mismo problema. Estoy un poco pasada de peso, y nadie parece interesarse en mí de esta forma.

No se que hacer. Estoy lista para darme por vencida de una vez por todas. ¡Por favor ayúdenme!

Mimi

Querida Mimi,

Uno de los problemas más grandes en el área de las citas es el sobrepeso. Si uno desea tener éxito en el tema de las citas, el problema de peso generalmente se ve reforzado por algo mucho más perjudicial, y esto es la baja autoestima. La baja autoestima contribuye a que todo se convierta en un círculo vicioso: conocer a alguien, rechazo, baja autoestima, conocer a otra persona, más rechazo, empeoramiento de la autoestima. Este patrón se ve reforzado medianamente con la tendencia a comer en exceso por ansiedad.

Para poder romper este ciclo, lo primero que debes hacer es trabajar en tu autoestima. Piensa en formas de enriquecer tu vida y en cosas que te ayuden a sentirte mejor acerca de ti misma. Podría ser teatro, literatura, música, baile, gimnasia aeróbica o cualquier otra actividad creativa. Trata de encontrar una faceta tuya que haya estado escondida por mucho tiempo, o algún interés que nunca antes hayas explorado. Expandir tus horizontes y/o realzar tus talentos te ayudará a verte a ti misma de forma mas positiva.

El próximo punto en el tema de sobrepeso es a veces más desalentador que "simplemente tener sobrepeso". A veces, una persona con sobrepeso hace dieta, pierde peso, y se siente bien acerca de si mismo/a, y después se siente desalentada cuando su perdida de peso no produce resultados positivos en las citas. Así que se realista. La delgadez no garantiza que encontrarás al "hombre de tus sueños", o que instantáneamente sobrepasarás las dificultades que todo el mundo enfrenta.

Nosotras sugerimos que cualquiera que tenga problemas de peso (o cualquier otro problema que impida tener éxito en las citas) utilice un acercamiento combinado al tema para mejorar su éxito en ellas. Primero, enfrenta el problema de la manera más constructiva que puedas. Esto no significa que necesariamente debes perder mucho peso; sabemos que eso puede ser muy difícil para muchas personas. Sin embargo, puedes tratar de adquirir mejores hábitos alimenticios, ejercitarte regularmente para estar en mejor forma (el ejercicio también es muy bueno para reanimarte), y trata de realzar tu apariencia con la ayuda de tu closet. ¡No dudes en comprar ropa bonita y cambiar tu estilo de cabello sólo porque tienes sobrepeso! Cuidar bien de ti misma ayudará a subir tu autoestima, y al final, siempre valdrá la pena.

La segunda parte del acercamiento combinado es hacer un esfuerzo personal y conciente para conocer posibles candidatos. Si bien la sociedad nos ha condicionado y nos ha hecho preferir a las personas delgadas por sobre las más rellenitas, y por esta razón, al perder peso una persona puede tener más oportunidades en las citas, la verdad es que no es estrictamente necesario tener una figura delgada para conseguir buenos prospectos para matrimonio. Una buena imagen personal, una apariencia agradable y una actitud positiva son puntos que te pueden ayudar a ser atractiva para otros y que finalmente te pueden ayudar a encontrar a tu compañero de vida.

Comprométete a separar cierta cantidad de tiempo cada semana para trabajar en el tema de las citas. Involúcrate en actividades religiosas o comunitarias que te den la posibilidad de conocer a otros solteros, y al mismo tiempo, asistirás a una excelente charla, aprenderás a cocinar comida tailandesa, o ayudarás a una buena causa.

Esto también significa enriquecer tus relaciones con tus amigos, familiares, miembros de la sinagoga y compañeros de trabajo – y pedirles que te presenten a potenciales prospectos. También significa utilizar a las casamenteras y los servicios de citas en Internet.

No podemos negar el hecho de que a una persona que no tiene sobrepeso le costará menos y que a una persona con sobrepeso le será más difícil atraer a las personas del sexo opuesto. Desafortunadamente, cada vez más y más personas escriben la palabra "flaca" en su lista de "características deseables" para una futura pareja. Esa es la realidad. Sin embargo, la inteligencia, el buen humor y la competitividad pueden hacer a una persona mucho más atractiva que simplemente una linda cara. Muchas parejas felizmente casadas, las cuales no se sentían atraídas a sus esposos/as inicialmente, se sintieron cada vez más y más atraídas al conocer mejor a su pareja.

Así que recuerda que no todos los hombres allá afuera están buscando a las flacas. Personas de todas las formas y tamaños salen en citas y se casan. Muchos candidatos buenos te apreciarán por tus lindas cualidades personales, y tú, puedes reforzar estas cualidades con una autoestima favorable y una apariencia agradable.

Te deseamos lo mejor.

Rosie y Sherry