haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Pareja Disfuncional

Pareja Disfuncional

A seis semanas de la boda, mamá todavía está muy preocupada.

por

Queridas Rosie y Sherry:

 Mi hija de 22 años es muy popular y brillante. En un día de campo, conoció a un joven. Fue una excursión muy excitante y volvió muy entusiasmada con él. Parecía ser un buen chico. Salieron por varios meses, y yo podía ver que la cosa se estaba poniendo seria. Lo trajo a casa para que conociera a nuestra familia y a sus amigas. Luego ella conoció a su familia y amigos. Y se comprometieron.

Ahora estoy muy preocupada. Me doy cuenta que ella no lo respeta. Le habla de manera muy degradante y cínica, y se burla de él, aún delante de miembros de su familia y de la nuestra. Y luego actúa como si él fuera la única persona que la entiende. También me preocupa que él simplemente “lo acepta” y sólo trata de hacerla feliz, y no le pide que lo trate respetuosamente. 

Si él le hablara a ella así, le pediría que deje de verlo. Y como están las cosas, le pedí que posponga la boda.

Otro tema: mi hija está terminando la universidad, pero parece no estar feliz con su decisión respecto a la profesión. Le sugerí que le dé una oportunidad, que obtenga más experiencia, y que si no encuentra su lugar puede elegir estudiar otra cosa. 

En relación a su entorno, yo estuve en un matrimonio muy abusivo. Mi hija nunca se abrió para hablar sobre su pérdida o dolor. Si le hacemos preguntas sobre sus sentimientos, nos calla y dice que estamos curioseando. Todas las veces que le sugerí hacer terapia, se rehusó.

Salió con algunos chicos con los que la relación no funcionaba, tratando de convencerse a sí misma de que podría funcionar. Cuando la relación terminaba, ella continuaba tratando de pensar en cómo hacerla funcionar. Creo que le resultaba muy difícil separarse, aún cuando la relación no era buena. Y tengo miedo de que eso esté pasando ahora.

La boda está prevista para dentro de seis semanas. ¿Tienen alguna idea sobre lo que puedo decir o hacer?

Wendi

Querida Wendi:

 Apreciamos tu preocupación sobre la forma en que tu hija está tratando al joven con el que planea casarse. A menudo, los padres no prestan atención a la manera insalubre en que sus hijos tratan a sus futuros cónyuges, o justifican lo que está pasando. Y también tienes razón en estar preocupada de que tu futuro yerno “acepte” este comportamiento. Estos dos jóvenes están fijando, sin darse cuenta, el escenario para un matrimonio potencialmente abusivo, y éste es el mejor momento para intervenir para ayudar a ambos.

Hay muchas maneras de entender por qué tu hija trata a su prometido de esa manera. Mucha gente que creció viendo una relación abusiva entre sus padres modela inconscientemente ese comportamiento en su propia vida. Consideran que es una forma aceptable para que los maridos y las esposas interactúen, o pueden darse cuenta de que es inapropiada pero no han sido expuestos a relaciones más sanas para emularlas. 

Otra razón posible para el comportamiento de tu hija puede ser que recibió mucho criticismo cuando estaba creciendo y aprendió a verse a sí misma y a los demás con un ojo crítico. El Dr. John Gottman, un reconocido psicólogo que ha estudiado a parejas casadas por más de 35 años, observa que mucha gente que juega el rol de cónyuge crítico o sarcástico duda de su propio valor, ha aprendido a enfocarse en lo negativo de sí mismo y de los demás, y ha tenido dificultad en ver o apreciar lo positivo. Tu hija puede estar buscando continuamente lo que le falta a ella y a su prometido, y pasar por alto sus buenas cualidades.

Tu hija también puede tener dificultad para expresar sus frustraciones de manera saludable. Cuando las cosas no son como ella imagina, entonces ataca. Como su prometido le “permite” hacerlo al no objetar la manera en que lo trata, lo ve como un lugar seguro para desahogar su furia o su desilusión.

Aunque tu hija es el socio crítico en esta relación, compartimos tu preocupación de que este joven no está defendiéndose a sí mismo. Puede que no sepa cómo defenderse de ella, o puede temer perderla si la enfrenta. Con el tiempo, él y tu hija pueden afianzarse en los roles de “abusador verbal” y “víctima”, a menos que aprendan a cambiar la forma en la que interactúan.

Una forma de hacerlo es a través de terapia pre-marital y para el comienzo del matrimonio. Creemos que todos los comprometidos y las parejas recién casadas deberían considerar la participación en un programa que los ayude a desarrollar las habilidades para relacionarse en pareja que los ayudarán a mantener un matrimonio satisfactorio y lleno de amor. Como este tipo de programas es muy beneficioso para todas las parejas, pensamos que es más importante aún para cualquiera que haya crecido en una casa que careció de armonía marital.  

Además de mejorar sus habilidades para relacionarse en pareja, parecería que tu hija se beneficiaría al mejorar su autoestima y su imagen de sí misma. La terapia puede ser el mejor marco para hacerlo. A medida que aprenda sobre ella misma y se sienta mejor sobre lo que ella es, también se beneficiarán otras áreas de su vida.

Por ejemplo, mientras mejora su autoestima, puede obtener más claridad sobre lo que ella realmente quiere hacer con su carrera. No es raro que alguien de poco más de veinte años se sienta insatisfecho con la elección de carrera. Tu hija puede haber estudiado un campo que no le era tan apropiado desde el principio, puede haber descubierto con el tiempo que la realidad de la carrera es diferente a lo que imaginó, o puede estar teniendo dificultad en hacer la transición de ser un estudiante a trabajar en el área. Mientras que puede que esté de acuerdo con tu sugerencia de tratar de trabajar en esa área antes de considerar un cambio, puede que no tenga la madurez o las herramientas para elegir entre sus opciones. Con el tiempo, probablemente descubrirá qué carrera le acomoda mejor, pero toda ganancia que tenga en terapia puede ayudarla con el proceso.

También creemos que puede haber una conexión entre la insatisfacción de tu hija con su elección de carrera y la forma en que trata a su prometido. Nos preguntamos si, al igual que necesita más tiempo para saber qué dirección quiere tomar con respecto a su carrera, necesita más tiempo para saber lo que realmente quiere de un matrimonio. Sería mejor para ella posponer su boda y aprender más sobre quién es ahora, para que pueda casarse con confianza. Eso seguramente es mejor que casarse antes de tener claridad, y luego darse cuenta de que hizo la elección incorrecta o de que no necesita estar casada en este momento de su vida.

Por esta razón pensamos que tu sugerencia de que tu hija posponga la boda es buena.

Si tu hija tiene dificultad para aceptar estas sugerencias de ti, piensa en alguien que pueda ser más persuasivo. Los adolescentes no siempre aceptan los consejos de sus padres, aunque los amen y respeten. Una tercera persona, que tu hija respete, puede ejercer más influencia. Sugerimos que esta persona mencione los temas que tocamos (que tu hija y su prometido están construyendo inconscientemente la base para un matrimonio emocionalmente abusivo, que la terapia la puede ayudar a encontrar las raíces de su forma crítica e irrespetuosa de relacionarse con él, y que también pueden trabajar juntos para aprender formas de interactuar más sanas para tener un matrimonio más rico y satisfactorio.

Puede que tu hija no acepte el consejo de esta tercera persona tampoco, pero hiciste el esfuerzo. Demasiado a menudo, hemos visto miembros de familia o amigos que no expresan sus preocupaciones sobre un casamiento cercano, y más tarde se arrepienten de no haber hablado. Si alguien se le acerca a tu hija de manera amorosa, preocupada y amistosa, hay buenas posibilidades de que escuche y considere el consejo. Ya sea que decida posponer la boda y comenzar terapia, casarse de acuerdo a lo planeado y asistir a terapia como una pareja casada, o rechazar la sugerencia, habrás hecho lo mejor que podías, y eso es todo lo que un padre puede hacer.      

Rosie y Sherry.

8/4/2010

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub