haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Citas sin Preocupaciones

Citas sin Preocupaciones

Ella quiere enamorarse perdidamente, ¡pero este proceso está tomando mucho tiempo!

por

Queridas Rosie y Sherry,

Hace dos meses atrás, comencé a salir con un chico con quien hemos sido amigos durante cinco años. Yo siempre la pasaba muy bien con él como amigo, pero nunca pensé en salir con él, ya sea porque uno de los dos estaba saliendo con alguien, o porque simplemente no estábamos interesados el uno en el otro al mismo tiempo.

Hace más de un año, él me dijo que quería ser "más que un amigo" y salir en una cita sin todo el grupo de amigos. Yo estaba un poco asustada al principio. No quería arruinar nuestra amistad y estaba insegura de si mis sentimientos por él eran suficientemente fuertes como para entrar en una relación. Salimos en una cita, y dos días después lo llamé para decirle que pensaba que nos iría mejor como amigos.

La razón por la cual no salí en una segunda cita o no le di una real oportunidad, es porque estaba asustada de repetir un error que cometí con dos hombres diferentes con quienes salí en el pasado. Cada vez, estaba insegura de mis sentimientos, pero seguí saliendo porque yo le gustaba mucho a él, muy rápidamente. Pasaron meses hasta que eventualmente yo alejaba al chico para que él rompiera conmigo. Pero no quería que eso ocurriera con este amigo.

Después de que le dije a mi amigo que no quería salir con él, continuamos viéndonos durante el año. Tenemos metas similares y venimos de un origen religioso similar. Aparentemente él me gustaba, y cuando me invitó a salir nuevamente hace poco, me abrí paso a través de mi incertidumbre. Desde entonces, hemos estado saliendo de forma exclusiva y mis sentimientos se han hecho bastante más fuertes.

Su voz parece molestarme y no se por qué.

Pero mi incertidumbre sigue ahí. Por alguna razón cuando hablamos por teléfono me pongo ansiosa y dudosa de si resultará. Su voz parece molestarme y no se por qué (realmente no pienso que la voz de alguien debiera ser una razón para romper).

Mi pregunta es: ¿Cómo superar esta incertidumbre? Quiero estar entusiasmada, sin preocupaciones, y no sentir dudas. Siento que quizás hay otra persona con quien puedo salir y estar profundamente enamorada de él desde el comienzo y no tener incertidumbre en la relación. ¿Es una señal de que él no es para mí, y de que estoy tratando de hacer que algo que no funcionará?

Dana

Querida Dana,

Tú has hecho una pregunta que recibimos frecuentemente. Estás tratando de tomar una decisión acerca de continuar una relación basada principalmente en las emociones que estás sintiendo, en vez de en la calidad general de la relación entre tú y este hombre. Mientras que las emociones ciertamente juegan un papel en las citas, hay muchas otras consideraciones para decidir si este hombre es correcto para ti. E iremos un paso más allá: caer profundamente enamorada al instante por alguien puede incluso dificultar tu posibilidad de llegar a la jupá.

Sin los cimientos adecuados, la energía emocional importante es desviada.

Primero, hablemos de porqué una buena relación que conduce a un matrimonio duradero es definida por mucho más que lo que sienten dos personas el uno por el otro. Matrimonio significa construir una vida juntos, eso requiere cimientos firmes. Las emociones son solamente una parte de esos cimientos. Otro ingrediente vital es que dos personas tengan valores, metas y expectativas de vida compatibles. Sin esto, la vida de pareja enfrentará constantemente desafíos que desviarán la energía emocional que podrían estar utilizando para mejorar sus vidas.

Además, cada persona tiene que sentir que el otro es capaz de ser un buen compañero de matrimonio – alguien con quien pueden construir una vida estable y armoniosa. Sin importar cuanto se quieran dos personas, un buen candidato para matrimonio no puede ser emocionalmente inestable, tener tendencias violentas, ser controlador, luchar con una adicción, ser incapaz de manejar la responsabilidad, rehusarse a transar, ser egoísta y poco generoso, etc.

Tu carta no dice mucho acerca de los elementos que hemos descrito. Eso puede ser porque no has considerado completamente estos factores.

Una forma de hacer esto es tomarte algo de tiempo para pensar acerca de quien eres realmente:

  • ¿Cuáles son tus fortalezas personales y talentos?
  • ¿Cuáles son tus gustos, tus preferencias y aversiones?
  • ¿Qué valores son importantes para ti?
  • ¿Cómo ves la vida, y como encaja la espiritualidad en tu visión del mundo?
  • ¿Cómo expresas tus pensamientos y sentimientos?
  • ¿Cómo demuestras tu lado creativo?
  • ¿Cómo defines tu carácter – eres independiente y llena de energía, flexible, terca, leal…?

Es una buena idea tomarte una noche libre para pensar acerca de estas preguntas y anotar tus ideas y sentimientos. Espera unos días para leer lo que está escrito, y luego intenta formular respuestas aún más claras a estas preguntas.

También es importante tener una idea acerca de la dirección general que quieres que tome tu vida:

  • ¿Hacia donde te diriges religiosa y espiritualmente?
  • ¿Cuáles son tus metas académicas y profesionales?
  • ¿En donde vez tu vida en un año… en cinco años?
  • ¿Cómo te gustaría que fuera tu matrimonio – cómo interactuarían tu esposo y tú, cómo dividirían responsabilidades, cómo educarían a sus hijos?
  • ¿Qué tipo de estilo de vida y situación económica esperas?

También sugerimos que escribas tus respuestas a estas preguntas, y vuelvas a ellas unos días después para revisarlas.

No te preocupes si las ideas que tienes hoy cambian con el tiempo; eso es parte del proceso de crecimiento humano. Y si necesitas más tiempo que unos cuantos días para conseguir suficiente claridad para hacer este ejercicio, tómate todo el tiempo que necesites. Sin embargo, si no puedes responder claramente a la mayoría de estas preguntas acerca de ti misma, probablemente no estás lista aún para el matrimonio. Podría ser una buena idea tomarte varios meses, o incluso más tiempo, para explorar tu mundo y aprender más acerca de ti.

Incluso en nuestra sociedad instantánea, construir una relación toma tiempo.

Mientras que es importante para las personas que salen en citas conocerse bien a sí mismos, es también importante conocer el proceso de construcción de una relación. La palabra clave aquí es “proceso”. Construir una relación, y saber si alguien es apropiado para ti, toma tiempo. Pero debido a que vivimos en una sociedad instantánea, puede ser difícil apreciar esto. Recibimos mensajes instantáneos, nos dan tareas de trabajo que deben estar listas “ayer”, escuchamos “lo quiero ahora” en la televisión, y vemos a personas enamorarse instantáneamente en las películas. Así que, cuando se trata de nuestras citas, queremos enamorarnos instantáneamente, ser felices, y “vivr sin preocupaciones”.

La verdad es que estar en las nubes solamente funciona a corto plazo. Las relaciones que llevan a buenos matrimonios toman tiempo y paciencia para ser construidas – y esto es cierto ya sea que dos personas se “enamoran perdidamente” al comienzo, o si sus sentimientos se desarrollan gradualmente. Hay cuatro componentes vitales que deben desarrollarse para que dos personas sean capaces de construir buenos cimientos juntos:

  • Atracción física – la cual puede ser instantánea, o puede tardar unas cuantas citas en desarrollarse.
  • Admiración, aceptación y cariño – admirar algunas cualidades de la otra persona, saber que no son perfectos y aceptarlos como son, y que te guste mucho.
  • Intimidad – la intimidad emocional que define una amistad cercana y confiada.
  • Respeto por el otro.

En tu caso especifico, parece que te estás enfocando demasiado en tus emociones, y estás dejando de ver el cuadro completo. Te alentamos a pensar acerca de si tú y este hombre están desarrollando los cimientos de una relación duradera – valores y metas compatibles, creencia de que el otro puede ser un buen compañero de matrimonio, y los elementos referidos anteriormente. Recuerda: construir estos cimientos es un proceso, y no ocurre de la noche a la mañana.

Lo cual nos lleva a otro punto que nos gustaría discutir: ¿Qué pasa si aceptas la premisa de que gustarte – o querer – a alguien suficiente como para querer casarte con él toma tiempo… pero la persona con la que estás saliendo necesita más o menos tiempo que tú para llegar a ese punto?

Algunas personas empiezan a ponerse ansiosas, justamente como tú. (Eso de que repentinamente no te gusta su voz – algo que probablemente no te molestaba cuando sólo eran amigos – es probablemente un punto central de esa ansiedad). Tú piensas que algo anda mal porque asumes que las personas que están hechas uno para el otro debieran sentirse de la misma manera hacia el otro al mismo tiempo. Pero eso no es verdad. Cada uno de nosotros es único, y procesamos las emociones, las experiencias de vida, pensamientos e información a velocidades diferentes. Es muy común que una persona decida que es “el correcto” semanas, a veces meses, antes que la otra parte llegue a la misma conclusión. Mientras que la relación siga avanzando, la cantidad de tiempo que tome este proceso para cada persona no es particularmente importante.

Esperamos que estas ideas te ayuden a sacarte un poco de presión de encima cuando se trata de lo que “deberías” estar sintiendo ahora. Además, te sugerimos que examines los elementos que hemos mencionado que forman los cimientos de una relación. Si ellos han comenzado a desarrollarse, traten de pasar el siguiente mes disfrutando de la compañía del otro y explorando más acerca de cómo cada uno de ustedes ve la vida y que quieren de ella.

Te sugerimos que no salgan más de dos veces por semana. Puede ser que no estés conciente de cuan emocionalmente intensa puede ser esta etapa de citas, y darse unos días entre citas les permite a cada uno procesar mejor sus experiencias y sentimientos. Finalmente, no es una buena idea continuar analizando tus sentimientos – "no puedes ver el bosque por los árboles", y puede que nunca seas capaz de tomar una decisión.

Con el tiempo, estarás más lista para pensar acerca de tus sentimientos y determinar si los componentes vitales que mencionamos están presentes. Por el momento, intenta estar “sin preocupaciones” dándote a ti misma tiempo para disfrutar el estar juntos y aprender acerca de ustedes. Te deseamos suerte navegando por el laberinto de las citas.

Rosie y Sherry

23/5/2010

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub