haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




La Bandera Roja de mis Padres

La Bandera Roja de mis Padres

Mis padres quieren que termine con una gran mujer con quien he estado saliendo. ¿Debería hacerles caso?

por

Queridas Rosie y Sherry,

Soy un hombre de 32 años quien ha estado saliendo con una gran mujer. Ella es inteligente, agradable, amable y entretenida. Tuvimos química desde el comienzo. También tenemos metas de vida y valores religiosos similares. Me gusta mucho y me gustaría seguir saliendo con ella.

Entonces, ¿por qué estoy escribiendo? Mis padres me están presionando para que deje de salir con ella. Ellos tienen relación con parientes de ella, y han escuchado que los padres de ella han tenido serios problemas matrimoniales en el pasado. Mis padres también están preocupados de que un asunto médico en la familia pueda tener un componente genético.

Quiero estar seguro de que no estoy ignorando una bandera roja.

Puedo entender la preocupación de mis padres, pero quiero saber cuánta consideración debería darle a esto. Por lo que se ve, esta mujer es física y emocionalmente sana. Ella es una profesional que trabaja con niños discapacitados. Yo admiro lo que ella está haciendo, y sus cualidades personales excepcionales la hacen perfecta para este trabajo.

Mis padres y yo tenemos visiones diferentes en muchas cosas, incluyendo diferentes ideas de lo que es importante en el matrimonio. Solamente quiero asegurarme de que no estoy haciendo caso omiso de algo que puede realmente ser una “bandera roja”. ¿Debería preocuparme de que ella puede haber crecido con padres que no tienen una buena relación? ¿Debería estar preocupado de que los problemas matrimoniales de sus padres puedan haberla dañado emocionalmente? ¿Debiera estar preocupado de que la condición médica por la que están preocupados mis padres pueda ser hereditaria?

Y, ¿cómo manejo el hecho de que mis padres están tan opuestos a que yo avance con ella?

- Mitch

Querido Mitch,

Tienes razón – a veces puede ser difícil distinguir entre algo que no es un problema y una genuina “bandera roja”. Eres sabio al darte cuenta de que a pesar de que tú y tus padres tienen criterios diferentes para elegir una pareja para el matrimonio, la preocupación de ellos sobre los antecedentes familiares de esta mujer puede ser válida.

Siempre le pedimos a los que salen en citas que vean a un posible candidato para matrimonio como una persona completa, que tiene cualidades tanto positivas como negativas. Es importante ser capaz de aceptar a una potencial pareja con todas sus cualidades.

Desgraciadamente, muchas personas se ponen anteojeras, ignorando lo negativo y enfocándose solamente en lo positivo. Ellos buscan correctamente a alguien que comparta sus valores y metas, y alguien que les guste, que admiren y que respeten. Pero a veces están tan atrapados en el momento (un fenómeno que puede agravarse por la relación sexual) que dejan de lado algo que realmente necesitan considerar, como un hábito desagradable, una condición médica, una diferencia de expectativas para el futuro, signos de que la otra persona tiene dificultades para lidiar con el estrés, o una dificultad en la forma en que se relacionan el uno con el otro. Pero el problema no desaparece, y en algún momento se tendrá que lidiar con él. Si resulta ser algo que no puede resolverse, el resultado es usualmente un compromiso roto, un divorcio o un matrimonio lleno de conflictos.

Entonces, ¿cómo puedes saber cuando algo es un problema real a considerar, versus confiar en tu corazonada de que es algo que no importa realmente? Una regla general para seguir es explorar cualquier cosa que pueda tener un impacto a largo plazo en un matrimonio, incluso si en el presente no afecta como se relacionan el uno con el otro.

Modelos a Seguir

En cuanto a tu situación específica, sí – los antecedentes familiares de esta mujer pueden ser un tema que parece inofensivo, pero pueden tener un efecto a largo plazo en ella y en su futura familia.

La realidad es que mientras crecemos, aprendemos sobre las relaciones a través de vivenciar cómo nuestras familias y otras personas cercanas interactúan. De estas vivencias, comenzamos a decidir cómo queremos que nuestras propias relaciones sean, y a la inversa, lo que no queremos en nuestras propias vidas. Alguien cuyos padres no tienen un matrimonio armonioso puede que no se moleste por ciertas dinámicas de una relación que preocuparían a otra persona. O, pueden ser muy concientes de los problemas en su casa y no querer emularlos, pero pueden no haber aprendido mejores habilidades de relación. Eso no significa que una persona como esa no pueda tener un matrimonio grandioso. Pero lograr eso puede requerir un esfuerzo más conciente.

Una casa a la que le falta armonía matrimonial puede que no esté enseñando buenas habilidades de relación.

Siempre es importante para una pareja cuyo cortejo se ha puesto serio conversar acerca de cómo era cuando crecieron en sus casas, qué cualidades positivas de su familia les gustaría traer al matrimonio, y cuáles no quieren emular. Esto es incluso más crucial cuando uno o ambos vienen de una casa a la que le falta armonía. Es útil para la pareja que ambos sean capaces de reconocer que debido a sus antecedentes, puede que necesiten ayuda para aprender habilidades de relación saludables, incluso si están determinados a no seguir el ejemplo de sus padres.

Hay muchas formas de aprender estas habilidades. Una es pasando tiempo con parejas que se llevan bien, y observando cómo se relacionan entre ellos. Otra es asistiendo a talleres o cursos que ayudan a parejas comprometidas y recién casadas a desarrollar juntos habilidades de relación saludables, como el internacionalmente reconocido Prepare and Enrich (sitio en inglés) o Shalom Task Force (sitio en inglés).

En cuanto a la condición médica en la familia de esta mujer, sería una buena idea explorar la situación. Incluso si no es un problema ahora, es importante saber como podría afectar sus vidas en el futuro.

Averigua exactamente cuál es la condición, cómo puede afectar a cualquiera que la tiene, cómo se trata, cómo afecta la calidad de vida, cuán bien puede manejarse, qué gastos se requieren, si puede curarse, o si requerirá una gestión de toda la vida. También es importante saber si es hereditaria, y si lo es, debes averiguar con un consejero genético si hay formas de prevenir su transmisión. Una vez que tengas toda esta información, puedes tomar una decisión bien informada sobre cómo evalúas el riesgo de tener una pareja con esta condición que podría transmitírsela a tus hijos. Esta es una decisión profundamente personal que solamente tú puedes tomar.

Rol Paternal

En cuanto al rol de tus padres en todo esto, es importante tener algo en mente: Tus padres se preocupan por ti y tienen muy buenas intenciones.

Es normal que los padres de hijos adultos estén preocupados sobre su elección de pareja para casarse. En muchas relaciones de hijos adultos y padres sanas, los padres expresan sus preocupaciones, ofrecen consejo y dan apoyo emocional. Pero llega un punto en el cual los padres deben retirarse y dejar que el hijo tome su propia decisión, incluso si ellos no están de acuerdo.

Si tú eliges avanzar con esta mujer, debes decirle a tus padres que has escuchado sus preocupaciones y las has considerado – pero finalmente necesitas tomar tu propia decisión. Eso es lo que un adulto que se ha separado e individualizado de sus padres es capaz de hacer. Tomar una decisión que va en contra de los deseos de los padres puede causar fricción entre ellos, pero esa es una consecuencia de criar hijos emocionalmente sanos.

Incluso cuando esta fricción ocurre, es importante continuar mostrándoles respeto a tus padres. Muchas veces, los padres eventualmente llegan a aceptar la decisión del hijo, dado que reconocen que es en realidad lo correcto para él.

Te deseamos suerte navegando el laberinto de las citas.

Rosie & Sherry

13/5/2012

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Comentarios: 1

(1) BETTY ALTER, May 13, 2012 1:51 PM

BANDERA ROJA DE MIS PADRES.

A los 32 años ya sos un hombre para preguntar si tus padres tienen o no razon. La quieres adelante y no preguntes..... tiene problemas geneticos y cuando nadie los saben y se casan y aparecen despues ? que queres prevenir en esta vida..... si no sabes cuanto estaras entonces aprovecha el dia a dia mes a mes y los años que puedas ser feliz. Los padres en el ansia de ver felices a un hijo SE EQUIVOCAN......muchas veces. a mi esposo mi madre no lo queria, yo tenia 19 años por supuesto que hice lo que yo hice . se equivoco vamos a cumplir si dios quiere 50 años juntos por la vids. Mira si le hubiera hecho caso..... gracias a dios que tuve mi buen caracter. que tengas suerte y avanza no retrocedas. Betty

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub