haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




3 formas para mejorar tu primera cita

3 formas para mejorar tu primera cita

Unos pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia.

por

Lo que más escucho de los solteros que llevan mucho tiempo saliendo de citas es que se sienten frustrados. Toda primera cita es otro gran esfuerzo del que nunca ven resultados. Me refiero a ese sentimiento de “aquí voy de nuevo, otra aburrida cita igual que el resto”. Por fortuna, hay algunos consejos que te pueden ayudar a romper los viejos hábitos y a cambiar tu experiencia (y esos consejos funcionan tanto para la primera cita como para la cuarentava).

1. Cambia la forma en que haces preguntas

Tu objetivo en una primera cita es ver si disfrutas compartiendo tiempo con la otra persona y si pueden comenzar a formar una conexión. ¡Eso es todo! Si es la última de una larga seguidilla de citas, puede ser increíblemente difícil establecer una conexión. Sin embargo, las preguntas abiertas pueden ayudar a que esa conexión sea mucho más alcanzable (si es que es posible hacer una conexión). Por otro lado, las preguntas cerradas no permiten que se desarrolle una conversación.

He aquí algunos ejemplos de cómo reformular fácilmente las preguntas, lo cual puede ayudarte a tener éxito en tu primera cita:

No preguntes: “¿Desde dónde te mudaste?”.
Pregunta: “¿Por qué decidiste mudarte?”.

No preguntes: “¿Tienes tiempo libre?”.
Pregunta: “¿Qué te gusta hacer cuando tienes tiempo libre?”.

No preguntes: “¿Cuándo comenzaste a trabajar en tu trabajo actual?”.
Pregunta: “¿En qué es diferente tu trabajo actual del anterior?”.

Notarás que las preguntas son muy similares. La diferencia es que las primeras opciones pueden ser respondidas con una sola palabra, lo cual podría venir seguido de un incómodo silencio. Pero los silencios incómodos pueden evitarse. La segunda opción le da a tu cita la oportunidad de contarte una pequeña historia, de compartir una pequeña parte de lo que piensa o siente.

También puedes intentar responder las preguntas de esta forma, incluso cuando tu cita las formule de manera cerrada. Si tu pareja te pregunta: “¿Cuándo comenzaste a trabajar?”, ayúdala. Responde la pregunta y luego cuéntale lo mucho que te gusta tu trabajo y cómo era el lugar en donde trabajaste antes.

2. Cambia las preguntas que te haces a ti mismo

“¿Es esta mi alma gemela?”. Esa es la pregunta del millón de dólares. Es una pregunta tan consumidora que puedes terminar haciéndotela una y otra vez mientras aún estés en la cita. Todos queremos saber la respuesta lo antes posible. Si ya llevas un tiempo saliendo de citas, quizás pienses que te has vuelto bueno en discernir entre qué es bueno para ti y qué no lo es. Y es más, ¡puede que tengas razón! Realizar un juicio instantáneo puede haberse vuelto algo automático en ti. Quieres ser eficiente cuando sales con el objetivo de casarte; no tienes tiempo para perder.

Sí, sé eficiente. Sin embargo, ser realmente eficiente implica dedicarle al menos una cita completa a esta persona para averiguar si es tu alma gemela o no. No tiene nada de malo preguntarse “¿Esta persona es mi alma gemela?”, pero sólo si lo haces cuando ya terminó la cita. Eso quiere decir que en la cita misma la única pregunta que puedes hacerte es: “¿Estoy presente en este momento?”.

Pregúntate si realmente estás oyendo y viendo a quien está delante tuyo (¡incluso si no quieres casarte con esa persona!). Pregúntate si estás siendo tú mismo. Asegúrate de estar presente en la cita y no inmerso en tus pensamientos. Cuando vuelvas a casa podrás preguntarte si saliste con la persona indicada o no. Incluso si ya sabías que la respuesta era no, practicar esto cuando sales te ayudará en tu próxima cita.

3. Cambia la forma en que te describes a ti mismo

“Entonces, cuéntame un poco sobre ti”. A menudo, las personas hacen esta pregunta en la primera cita cuando no tienen algo más específico que preguntar. Tratar de responder una pregunta tan amplia a menudo deja a la gente sin habla. ¡Oy! ¿Por dónde empiezo?

Al describirte, debes tener en mente por qué lo estás haciendo. ¿Cuál es tu objetivo? Tu objetivo es identificar si esta persona es tu alma gemela o no. Por lo tanto, describe en qué aspectos eres único, qué es lo que te hace ser . ¿Qué dirás para diferenciarte rápida y claramente de los demás y para expresar quién eres? Es una muy buena idea pensar en esto antes de tu próxima cita. Primero debes entenderte a ti mismo y las cualidades que te hacen único; de esta forma, podrás expresar mejor quién eres.

Recuerda: no trates de ser lo que él o ella está buscando. Simplemente expresa con claridad quién eres. Puede que te sorprenda lo mucho que alguien amará exactamente a esa persona.

Cambiar tu experiencia de la primera cita no es fácil. Mostrar tu mejor cara puede ser particularmente difícil después de muchos años saliendo de citas. Sin embargo, esos cambios simples pueden hacer una gran diferencia. Elige una cosa que quieras cambiar en tu próxima primera cita. Y cuéntame cómo te va. Puede que encuentres a tu alma gemela en la próxima cita o puede que no lo hagas, pero lo importante es que descubrirás más sobre ti mismo y que eso te llevará finalmente a tu meta. Espero que tu travesía a partir de este momento sea breve, dulce y que esté llena de apoyo de la gente que te ama.

7/12/2014

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub