Ya sea que estés saliendo por primera vez o si estás reviviendo la experiencia, debes recordar que nadie es experto – todos batallan con los asuntos del corazón.

No hay fórmulas mágicas para encontrar a esa persona especial. Pero a pesar de que no hay un consejo de "talla única" que le quede bien a todo el mundo, sí existen algunos consejos universales que pueden ayudar a los solteros que desean encontrar, construir y profundizar una relación que conduzca al matrimonio:

1. Comprométete a salir en citas.

No cometas un error en esto: necesitas invertir de ti mismo en tus salidas de citas. Debes relacionarte con tu búsqueda de pareja de la misma manera que te relacionarías con la búsqueda de trabajo o de una casa soñada. Pon tus metas de corto y largo plazo en perspectiva. Conoce tus valores; tienes que saber qué es lo que estás buscando. Conoce tus fortalezas y tus debilidades; tienes que saber qué es lo que tendrás para ofrecer a tu pareja. Conoce tus marcos de tiempo – ¿cuándo te gustaría estar casado/a? Saber esto te ayudará a evaluar el progreso de la relación.

Pero eso no es todo... debes rodearte de amigos que sean modelos a seguir en términos de citas y matrimonios positivos, y de mentores que te inspiren y aconsejen en tu búsqueda. Asegúrate de crear una red de contactos, y de que tu entorno sepa que estás en búsqueda del amor verdadero.

2. Conócete a ti mismo.

No puedes evaluar tu compatibilidad con alguien más sin conocerte primero a ti mismo/a. Piensa seriamente en cuán cuidadoso/a y considerado/a eres con los demás. Cuán responsable y confiable eres, y cuán comprometido/a estás con los altos valores morales y con el crecimiento personal. ¿Tienes una buena autoestima? ¿Eres una persona bondadosa? ¿Eres bueno construyendo relaciones y comprometiéndote a hacer actos de caridad? Recuerda, la seguridad en uno mismo atrae, y es mucho más fácil tener una autoestima alta cuando te conoces bien a ti mismo y sabes reconocer a una potencial pareja.

3. Sé selectivo.

Como regla, salir para casarse no es un juego de números. Sal con pocas personas, pero que sean personas que se alineen con lo que estás buscando. Ahorra tiempo mediante el visualizar citas potenciales. Revisa la compatibilidad de tus metas, valores, aspiraciones y tipo de vida. El comportamiento pasado es un buen indicador del futuro; consulta a personas que hayan conocido a tu prospecto en distintos ámbitos durante cierto periodo de tiempo. Recuerda, no estás revisando cuán atractiva o exitosa es esa persona, sino cuán compatible es contigo. Mantén tus opciones abiertas, pero no estés desesperado/a – sal sólo con aquellos prospectos con quienes veas cierto potencial.

4. Sé sabio online.

Si optas por una “cita punto com”, actúa cautelosamente. Internet debería ser un campo sólo para conocer gente, no para llevar una relación completa adelante. Ten cuidado de los fantasmas – personas que desarrollan diferentes personalidades en línea. Si piensas que conociste a un prospecto en línea, arregla para encontrarte cara a cara lo antes posible.

Mantente en el anonimato hasta que se conozcan en persona – no des tu número de teléfono, dirección o cualquier otra información hasta que se conozcan en persona y sepas con quién estás hablando. Asegúrate también de que ese primer encuentro sea seguro. Arregla tomar un café en algún lugar público, y dile a algún ser querido dónde estarás y con quién.

5. Ten citas conscientemente.

Una vez que hayas comenzado a salir de citas, pon atención a los detalles y organízate. La apariencia sí importa, así que ¡vístete para el éxito! El descuido, falta de higiene, jactarse de todo, desorden y la apatía pueden destruir una cita.

Sin embargo, la personalidad es lo que más cuenta, así que sé tú mismo/a. Los intentos por impresionar al otro llevan a reacciones emocionales como "él está esforzándose demasiado, hay algo raro aquí". Ten citas conscientes, pero normales. Tienes que actuar educadamente, ser un "mensch" y mostrar consideración.

6. Debes entender qué es lo que una chica (o chico) quiere.

Chicos, aquí va lo que una chica quiere: Ser valorada, querida y que le den seguridad, provisión y protección. Ellas están interesadas en tu habilidad de ganar y tu capacidad de aprender. No intenten comprarlas o manipular su atención o afecto, y no traten a una mujer que acaban de conocer como si ella fuera la chica con la que se quieren casar. Denles un tiempo.

Mujeres, deben saber que la expresión prematura de afecto puede hacer que un hombre salga corriendo. Mantengan sus plazos dentro de sus mentes, pero también dejen que la relación se profundice naturalmente con el paso del tiempo. El ritmo y los plazos son clave – asegúrense de compartir y de abrir sus corazones en el momento adecuado de la relación para que ésta pueda crecer.

7. Déjalo fluir.

Las citas son un proceso progresivo y floreciente; pasan de ser amigos a enamorados. Sé paciente, pero recuerda que el amor no lo conquista todo; los problemas de raíz no son fáciles de erradicar y algunas veces es mejor simplemente apartarse. Evita salir de citas con prospectos no calificados; mantente firme y resístete a sacrificar lo que es importante para ti. Por sobre todas las cosas, el matrimonio es la relación más importante que crearás, por lo que vale la pena esperar por la persona adecuada.