haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
  • Parashá: Ree
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




Los Top 10 de Los Mitos de Citas, Parte 2

Los Top 10 de Los Mitos de Citas, Parte 2

¿El amor lo vence todo?

por

Haz clic aquí para leer la primera parte de este artículo

6. Deben haber chispas tan pronto como nos conocemos. No, no es verdad. Yo soy una prueba de ello. No hubo chispas cuando conocí por primera vez a mi esposa, Karen. Tal vez un pequeño brillo, pero sin duda no fue un fuego deslumbrante; y aquí estamos, 23 años y siete hijos más tarde, en un matrimonio lleno de chispas.

La gente tiene la idea de que debería ser un amor a primera vista gracias a las películas. Siempre me hizo gracia que la gente usara Hollywood como su guía para las relaciones. Probablemente no hay industria o lugar en el mundo que esté tan fuera de contacto con la verdadera naturaleza de lo que hace funcionar una relación. Así que ignora este mito que Hollywood creó, al igual que casi todo lo demás que tienen para decir acerca de la vida, y date cuenta que ellos están en el negocio del entretenimiento y que no son una buena fuente de sabiduría o consejos para formar un matrimonio feliz.

7. Tú puedes hacerlo solo. Todo el mundo está familiarizado con la figura judía de la casamentera. Muchos tienen una mala opinión de los casamenteros, quienes suelen ser retratados como habladores inquietos que sólo están interesados en hacer un poco más de shidujim, a expensas del bienestar de los jóvenes cuyos intereses se supone que deberían representar.

Pero la verdad es que las citas y la decisión de si alguien puede ser un verdadero socio para toda la vida necesita urgentemente una opinión objetiva exterior.

Una vez más, yo soy una prueba de ello. Después de conocer a Karen y de la ya mencionada falta de fuegos artificiales, campanas y silbatos, yo estaba dispuesto a renunciar a ella después de la tercera cita. Después de relatar esto al rabino con quien solía hablar acerca de estos asuntos, él me preguntó qué me gustaba de ella. Le di una lista de las cosas y luego dijo la frase que cambió mi vida: "Curioso, yo no recuerdo que alguna vez me hayas hablado de forma tan positiva acerca de alguna de las mujeres con quienes has salido". Escuchar esas palabras te obliga a escucharte a ti mismo y a no distraerte con la falta de chispas inicial.

Así que es muy importante tener una opinión externa de un amigo cercano o un confidente para asegurarte que la decisión de casarte o no, sea la correcta.

Artículo Relacionado: 10 Formas de Casarte con la Persona Equivocada.

8. Yo lo/a cambiaré. Te tengo malas noticias: La gente no cambia. Es posible que logres modificar con éxito un comportamiento o dos, pero cuando se trata de la personalidad básica de una persona, bueno, mejor dejemos que la siguiente canción te lo explique...

Algunas personas son de plástico

Tú sabes, algunas personas son de madera

Algunas personas tienen un corazón de piedra

Algunas personas no son para nada buenas...

Lo que ves, es lo que vas a obtener

Lo que ves, es lo que vas a obtener

- ‘The Dramatics’.

Así que hazte un favor y con respecto a cualquier falta que veas en el otro toma una decisión: o bien aquella falta es motivo suficiente como para terminar la relación, o bien la aceptas y entiendes que lo más probable es que vivirás con ella por el resto de tu vida. Pero no caigas en la trampa de creer que vas a poder cambiarla. Eso rara vez sucede.

9. El amor lo vence todo. El rabino Najum Braverman tiene una gran definición de matrimonio: Dos personas que están comprometidas con el bienestar y placer del otro, y que además están comprometidas con objetivos de vida similares. Cuando una pareja está recién saliendo, todo es emocionante y eléctrico, y por tanto les va muy bien en la primera parte de esta definición, ya que comparten un montón de buenos e intensos momentos juntos.

El problema es que no prestan suficiente atención a la segunda parte de esta definición – las metas de vida en común. También ocurre que demasiadas parejas jóvenes piensan que porque han vivido buenos momentos juntos, entonces serán capaces de superar con facilidad todos los obstáculos que se interpongan en su camino. Esto simplemente no es cierto. A medida que la pareja envejece y que el matrimonio pierde algo de su emoción, la frustración y las tensiones probablemente terminarán por destruir el matrimonio si la pareja va en direcciones opuestas debido a sus objetivos de vida disímiles.

Así que sí, sé un romántico. Pero no hasta el punto en el que te enceguezcas frente a la realidad de los objetivos de vida de la otra persona, los cuales pueden ser muy diferentes a los tuyos. No te suscribas a esta falsa noción de que el amor vencerá cualquier diferencia significativa, ya que hay una buena probabilidad de que no puedas ganar esa batalla y el daño colateral puede ser sumamente doloroso.

10. Tú puedes hacerlo solo, parte 2. No sólo necesitamos a los demás para poder encontrar a la persona correcta, sino que también es una gran idea conseguir que Dios también esté de tu lado. Toda persona casada tiene algún tipo de historia de cómo se conoció con su pareja y de las únicas e inusuales circunstancias que los unieron. Así que reza, pero no por alguna persona en particular, sino que más bien pídele a Dios que ponga en tu camino a la persona correcta y que te de el conocimiento y la capacidad de reconocerla cuando aparezca.

¡Buena suerte y no te olvides de invitarme a tu boda!

Haz clic aquí para leer la primera parte de este artículo

Publicado: 12/1/2013


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Comentarios: 1

(1) helen, January 18, 2013 4:07 AM

los top 10 de los mitos de citas parte 2

me parece muy cierto todo lo q ha escrito gracias por compartirlo .

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!