haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Shidujim para todos

Shidujim para todos

Formas prácticas de ayudar a tus amigos a encontrar a la persona adecuada.

por

¿Conoces la canción “Casamentera, Casamentera” del musical El Violinista en el Tejado? Tres hermanas que cantan sus esperanzas de que “Yente la Casamentera” en el pequeño poblado ruso encontrará al hombre adecuado para ellas. Yente probablemente parece tan alejada de nuestras vidas como el pueblo ficticio del Siglo 19 de Anatevka. Hoy en día, ¿cuántas personas pueden imaginarse a sí mismas utilizando una casamentera para encontrar pareja?

Aquí hay un secreto: Los Shidujim son una parte tan importante de nuestro mundo contemporáneo, como los teléfonos móviles o Internet. ¿Acaso no utilizamos regularmente agentes inmobiliarios, corredores de hipotecas y cazatalentos ejecutivos – todos los cuales están haciendo por así decir “shidujim” de uno u otro tipo?

También utilizamos casamenteros para encontrar pareja, aunque no los identificamos de esa manera. Sitios web como Saw You at Sinai y eHarmony son casamenteros virtuales. Así también los amigos, compañeros de trabajo, vecinos y primos que nos arreglan citas a ciegas, nos presentan a alguien que les gustaría que conozcamos, o arreglan estratégicamente los puestos en la mesa de Shabat para que nos sentemos al lado de alguien.

De hecho, según nuestros cálculos, la mayoría de las parejas casadas se conocieron a través de una cita a ciegas o a través de un amigo.

Grandes sugerencias surgen de las circunstancias más comunes, y provienen de gente como tú y yo. He aquí algunas historias verdaderas:

  • Sara y Jenny comenzaron a charlar acerca de sus familias mientras esperaban en la cola del supermercado. En el momento en que llegaron a la caja, decidieron que la sobrina de Sara era precisamente el tipo de mujer que el sobrino de Jenny estaba buscando.

  • Ester y David fueron presentados por el vecino de 72 años de edad de Ester. El vecino conoció a David cuando su sobrino-nieto trajo a dos de sus amigos para Shabat, y decidió que la personalidad de David parecía perfecta para la joven y dulce mujer que él había visto crecer.

  • Cuando Miriam presidió la cena anual en su sinagoga, llegó a conocer a Bárbara, la artista gráfica que trabajaba diseñando las invitaciones y revistas de la comunidad. El hijo de 29 años de Bárbara se había recuperado recientemente de una ruptura amorosa y deseaba conocer a alguien nuevo. A pesar de que Miriam no había conocido al hijo de Bárbara, ella sugirió a una amiga

Todas las parejas que se unieron a través de estas sugerencias han estado casadas por muchos años.

Hay tantos hombres y mujeres solteras que podrían encontrar a su alma gemela – si tan sólo algún conocido tratara de presentarlos en una cita. La tradición judía nos dice que Dios es el Gran Casamentero, y que utiliza emisarios para ayudar a que dos personas se encuentren. No importa si estás casado o eres soltero – tú puedes ser ese emisario. No creo que haya que ser un casamentero profesional para presentar a dos personas. Cualquiera puede formar una pareja, siempre y cuando perseveres, y utilices sentido común y compasión.

Seis Ideas Prácticas

He aquí algunas ideas prácticas para convertirte en un/a exitoso/a "casamentero/a". Encuentra una o dos ideas que funcionen para ti:

(1) Estate atento. Cada vez que conozcas a alguien soltero que te de una buena impresión, anota su nombre, información de contacto, y lo que te gustó de esa persona. Mantén la información a mano y piensa periódicamente con quién podrías emparejarlos.

(2) Forma una red de contactos. Deja que tus amigos, compañeros de trabajo, familiares y vecinos sepan que tú estás tratando de ayudar a una persona maravillosa a encontrar a su futura pareja. Pregúntales si conocen a alguien que podría ser un buen partido.

(3) Recicla. Si eres soltero/a y sales en una cita con una persona que simplemente no es adecuada para ti, piensa en cuál de tus amigos/as podría ser un mejor partido. Dile a tu amigo/a: “Salí con una muy buena persona que no es adecuada para mí, pero puede ser muy buena para ti ¿Quieres que te la presente?”. Si no te sientes cómodo/a haciendo la sugerencia directa, encuentra a alguien más que lo haga.

(4) Haz una lluvia de ideas. Un sábado por la noche, dos hermanos y sus esposas, hicieron una lluvia de ideas acerca de quiénes podrían emparejarse. Uno de los hermanos tenía un viejo amigo que recientemente se había mudado a la ciudad, y recordó que él siempre había tenido una fascinación por los juegos de matemáticas. Ellos lo emparejaron con una de las amigas de las esposas, que era profesora de matemáticas en la escuela. Por supuesto, antes de sugerir cualquier emparejamiento, averigua toda la información necesaria – valores, objetivos de vida, carácter – para saber si son compatibles o no.

(5) Sé una referencia. Muchas personas desean conocer más detalles antes de aceptar una cita a ciegas. Tú puedes ayudar a una persona que te agrada y que respetas, al aceptar ser una referencia para ella. Discutan las preguntas que una potencial pareja podría preguntar, de esta manera, si te llaman, puedes estar al tanto y ser honesto y sincero. Esto puede jugar un papel vital en ayudar a que una pareja se una.

Haz preguntas abiertas, que no tengan una respuesta de "sí" o "no".

Si te piden ayuda para chequear a una persona de referencia, haz preguntas abiertas que no tengan una respuesta de “sí” o “no”. Por ejemplo, "¿Cómo conociste a Marcos y hace cuánto tiempo se conocen?". "¿Cuáles son sus mejores características?". Es importante preguntar cómo se lleva la persona en cuestión con otras personas – amigos, familiares, conocidos. También pregunta, “¿Hay algo importante que deba tener en cuenta?”.

(6) Sé un mentor de citas. Si tienes un matrimonio feliz y estás abierto/a a la idea de ser una caja de resonancia y "entrenar" a otras personas, puedes ser el mentor de alguien a lo largo de un noviazgo. ¿Puedes abstenerte de juzgar a los demás, realmente escuchar, mostrar empatía y ver las situaciones de otros con claridad e imparcialidad?

Artículo relacionado: Formando Parejas

Organizándote

Una vez que has formado una red de contactos, ¡tendrás que organizarte para hacer un seguimiento de todos aquellos hombres y mujeres! Lleva contigo una lista de todos los solteros que conoces, y revisa la lista regularmente para ver si se te ocurre un nuevo shiduj.

Si deseas hacer un buen trabajo, consigue tarjetas o fichas (o crea una base de datos si es que eso funciona mejor para ti). Para cada soltero/a que conozcas, haz una tarjeta separada o un archivo con la siguiente información:

  1. Nombre

  2. Edad (incluye el año de nacimiento para evitar confusiones)

  3. Número de teléfono móvil y correo electrónico

  4. Ubicación actual

  5. Lo que la persona está haciendo ahora

  6. De dónde es originalmente y si es posible, a qué escuela asistió.

  7. Descripción del carácter de la persona – incluye rasgos como divertida, sociable, tranquila, con los pies en la tierra, artística. También incluye el nivel de observancia religiosa y su perspectiva general de la vida.

  8. Apariencia – incluye comentarios generales sobre altura, color de pelo, elegante, etc. (Esto será importante para algunas personas que son muy particulares acerca de estas cosas).

  9. Lo que esta persona está buscando en una pareja. Trata de incluir información detallada.

  10. Planes futuros – es decir, carrera, educación, ubicación preferida, otros objetivos importantes de vida

  11. Referencias – personas que la conocen bien (que no sean miembros de la familia)

  12. Nombres de solteros/as potenciales que tú estás pensando para esta persona

Consejos para Shidujim

  • Cuando tengas una idea para un shiduj, primero pregúntale al hombre si estaría interesado en salir con cierta mujer. Si él está de acuerdo, entonces pregúntale a la mujer.

  • No empujes a nadie a salir a la fuerza con alguien.

  • Hazles saber a los involucrados que es responsabilidad de ellos, no la tuya, revisar las referencias de la otra persona. ¡Y es importante que lo hagan!

  • Cuando dos personas estén de acuerdo con el shiduj, dale el número telefónico de la mujer al hombre, y asegúrate de decirle a ella que espere una llamada de él.

  • Chequea con las dos personas después de la primera cita para ver cómo salió todo. Si el resultado fue neutral o positivo, anímalos a salir en una segunda cita.

  • Si la pareja desea poner fin a la relación después de la segunda cita (o después de cualquier cita), averigua por qué. Esto puede ayudarte a pensar en un shiduj para ellos con una persona más adecuada en el futuro.

  • Sé respetuoso/a de las decisiones que los solteros tomen, y no los cuestiones o des consejos no solicitados.

  • Sé discreto/a. Protege la privacidad de aquellos a quienes estás ayudando y no compartas los detalles de sus citas con otros.

  • Aconseja a los solteros para que no salgan con más de una persona a la vez. Hacer esto puede ser abrumador e impide que se centren bien en el desarrollo de una relación con la persona con la que están en este momento.

  • Haz que tu pareja se involucre si es que conoce a ambas partes. A menudo, los cónyuges pueden ofrecer una perspectiva fresca u otras ideas, y también pueden conocer solteros que tú no conoces. También puede que te resulte más fácil realizar un shiduj cuando ambos piensan que es una buena idea – le puedes decir esto a las personas que están saliendo.

  • Sé persistente. Sigue adelante con tus ideas. Muchas grandes ideas quedan en el camino porque nadie continúa con ellas.

  • Reza por el éxito del shiduj. Pídele a Dios que bendiga al hombre y a la mujer con la claridad suficiente para saber lo antes posible si vale la pena continuar con la relación o no.

El mundo está lleno de maravillosos hombres y mujeres que aspiran a conocer a la persona adecuada. Imagina jugar un rol principal en ayudar a que ese encuentro se produzca para alguien que conoces. Tus esfuerzos podrían lograrlo. ¡Buena suerte!

Gracias a la casamentera Dr. Tova Weinberg de Saw You at Sinai por su contribución en este artículo.

13/10/2013

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
Las opiniones expresadas en la sección de comentarios representan exclusivamente la visión de aquellos que comentan. Los comentarios son evaluados y filtrados, por lo que se ruega opinar de manera civilizada.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub