¡Buen día! Una de las 6 mitzvot (mandamientos) constantes que nos incumbe en todo momento es temer a Dios. Me parece que a la mayoría de las personas esto les produce rechazo. Amar a Dios (también una de las 6 mitzvot constantes), sí. ¿Temer a Dios? ¡No, gracias!

¿Por qué la gente rechaza el temor? El temor puede debilitar, puede paralizar a la persona e impedirle actuar. Puede ser doloroso. Muchos miedos no son reales y deben enfrentarse y conquistarse. Sin embargo, hay cosas reales que se deben temer tanto física como espiritualmente… Y también hay consecuencias si no se teme de ellas.

El amor y el temor proveen distintas motivaciones en diferentes situaciones.

Amamos a nuestros hijos. Recordamos sus cumpleaños. Les compramos presentes. Hacemos grandes sacrificios para asegurar su bienestar.

(Algunos) tememos a nuestro jefe. No llegamos tarde. Tratamos de no provocarle molestias. Nos aseguramos de cumplir trabajo de la mejor manera para evitar su enojo.

El amor nos impulsa a hacer cosas positivas. El temor nos lleva a evitar hacer lo negativo. El amor a Dios nos inspira a cumplir los mandamientos positivos. El temor a Dios nos ayuda a no transgredir los mandamientos.

La Torá contiene 613 mandamientos (sí, 613… no sólo los 10 de Cecil B. DeMille). Hay 248 mandamientos positivos y 365 mandamientos negativos. Todos los mandamientos de Dios tienen el objetivo de ayudarnos a desarrollar nuestro potencial como seres humanos, espiritual, moral, interpersonal y comunitariamente. La palabra hebrea “Torá” se traduce como “instrucciones”. A menudo nos referimos a la Torá como “Torat Jaim”, es decir “instrucciones para la vida”. Es nuestro manual para este mundo (y para ganarnos el próximo, el Mundo Venidero).

Dios nos ordenó cumplir Sus mitzvot para nuestro propio beneficio. Nuestras acciones tienen consecuencias.

¿Cuál es la fuente de la Torá del mandamiento de temer a Dios? En Deuteronomio 10:20, la Torá nos dice: “A Hashem, tu Dios, debes temer…” Imagina que piensas robar una manzana, pero recuerdas el mandamiento Divino de no robar… ¡Sin duda eso elevaría en gran medida los acuerdos comerciales!

La palabra hebrea para “temor” es “irá”. La raíz de la palabra “irá” es similar a la palabra “lirot” que significa “ver”. El concepto es simple. La esencia del temor es ver las consecuencias. ¿Por qué teme una persona? Porque prevé las posibles consecuencias.

Si a una persona le encanta hacer excursiones y camina por un estrecho sendero al borde de una montaña donde hay un precipicio de tres mil metros… ¿no debería estar preocupada por las consecuencias? ¿Sería mejor vendarle los ojos para que no vea el precipicio que inspira tanto miedo? Hay momentos en los que se debe aceptar el temor para beneficiarse a uno mismo.

El objetivo de la vida es vivir y crecer en la realidad. Si hay algo que se debe temer, entonces hay que temerle. Si puedes evitar la situación o enfrentarla, mucho mejor. Sin embargo, ignorar lo que puede provocarte un daño no es vivir ni enfrentar la realidad.

Hay un segundo aspecto del mandamiento de temer a Dios. Un aspecto del “temor” es la sorpresa, la admiración… ver el increíble poder, amor y preocupación que Dios tiene por nosotros, Sus creaciones. Al ver las cumbres nevadas de Los Alpes o la puesta de sol en una playa de Hawái, nos inunda esta sensación de unidad existencial, este asombro y admiración.

Los Sabios nos enseñan en el Talmud que servir a Dios por temor es “avodá garuá”, un servicio de clase baja. El máximo servicio a Dios y la relación con Dios debe ser por amor a Dios, valorar todos los regalos que Él nos da: la vida, un mundo hermoso, manutención, libre albedrío, la Torá… ¡Todos tus placeres! Sin embargo, debemos utilizar tanto el amor como el temor para desarrollar todo nuestro potencial.

La parashá de la semana

Bo, Éxodo 10:1 – 13:16

Esta semana completamos las diez plagas con las plagas de langosta, oscuridad y la muerte del primogénito. Se presentan las leyes de Pésaj y a continuación el mandamiento de tefilín, de consagrar al primogénito del animal y redimir a nuestro hijo primogénito. La Torá nos dice que en algún momento en el futuro tu hijo te preguntará sobre estos mandamientos y tú le responderás: “Con mano fuerte nos sacó Dios de Egipto, de la casa de esclavitud. Cuando el faraón se obstinó en no dejarnos partir, Dios mató a todos los primogénitos egipcios, desde el primogénito de ser humano hasta el primerizo de las bestias. Por eso yo ofrendo a Dios todo primogénito (de los animales) y redimiré a todo primogénito de mis hijos. Y será una señal sobre tu mano y un ornamento entre tus ojos (tefilín) porque con mano fuerte Dios nos sacó de Egipto”. (Éxodo 13:15)

***

Devar Torá

Basado en Growth Throgh Torah por Rav Zelig Pliskin

La Torá dice respecto a la ofrenda de Pésaj:

“No le quebrarán ningún hueso” (Éxodo 12:46)

¿Qué es lo que la Torá nos enseña sobre la vida con este mandamiento?

En la noche de Pésaj cuando nos sentamos a la mesa del Séder, debemos imaginarnos a nosotros mismos saliendo de Egipto y convirtiéndonos en personas libres. En el Séder somos reyes y reinas; nos vestimos con realeza, actuamos con realeza, comemos a la manera real. Los reyes no quiebran los huesos para chuparlos. Las personas pobres, desposeídas, deben chupar los huesos para obtener toda la nutrición posible.

El acto externo nos permite llegar a la valoración interna. Si quieres ser libre, actúa como un hombre libre. Si quieres ser un rey, actúa como la realeza. Asimismo, si quieres ser bondadoso o caritativo, entonces actúa de esa forma. Eventualmente tu personalidad se verá formada a través de tus actos. La vida y el crecimiento consisten en el proceso de decidir y luego actuar de forma consistente con esa decisión. ¡Decídelo y puedes llegar a serlo!

Aliento

Halágame, y puedo no creerte.

Critícame, y puede que no me guste.

Ignórame, y puede que no lo perdone.

Aliéntame, y yo no te olvidaré.

William Arthur

Encendido de Velas

11 de enero

(O consultar: www.aishlatino.com/sh/hedv/109619944.html)

Jerusalem 4:19
Barcelona 5:24 – Bogotá 5:42 - Buenos Aires 7:53
Caracas 6:04 - Guatemala 5:32– Lima 6:21 PM
Los Ángeles 4:45 – Madrid - 5:50 - Ciudad de México 5:58
Miami 5:30 - Montevideo 7:43 - Nueva York 4:30
Panamá 5:57 - San José (Costa Rica) 5:13 – Santiago 7:38

Cita de la semana

"El miedo es la máxima
prueba de la realidad"

Rav Kalman Packouz