haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Matot(Números 30:2-32:42)

Aceptando la crítica

Cuando el Sfat Emet, Rebe de Gur, era niño, estuvo bajo el cuidado de su abuelo, el gran Jidushei Harim, primer Rebe de Gur. En una ocasión, el Sfat Emet se quedó despierto durante casi toda la noche estudiando Torá, hasta que se quedó dormido temprano por la mañana. Se despertó poco después, y descubrió que estaba atrasado para la clase del Jidushei Harim. Cuando el Jidushei Harim vio que su nieto llegó tarde, no sabía que él había pasado despierto la mayoría de la noche estudiando, y lo criticó con dureza, asumiendo que su tardanza era resultado de pereza. En lugar de defenderse, el Sfat Emet escuchó con tranquilidad todo el regaño que recibió. Más tarde, un amigo le preguntó por qué no había respondido a la crítica del Jidushei Harim, para salvarse de la misma (1). El Sfat Emet respondió, diciendo: “¡Hubiera desperdiciado la oportunidad de ser criticado por mi abuelo!”. El basó esta forma de pensar en un incidente de la parashá Matot (2).

Las tribus de Gad y Rubén se acercaron a Moshé, para pedirle que les permitiera permanecer del otro lado del Jordán, donde había suficiente cantidad de tierra para pastorear a sus animales. Moshé les respondió con una fuerte crítica, cuyo punto principal fue que, al no entrar a la tierra de Israel, abandonarían a sus hermanos en la conquista que se avecinaba. En un largo pasaje, Moshé les recordó el fatídico incidente de los espías y sus terribles consecuencias. En respuesta a la crítica de Moshé, dijeron que se unirían al resto de la nación para la conquista de la tierra.

El Sfat Emet señaló que, en realidad, las tribus de Gad y Rubén tuvieron la intención de unirse a la conquista desde el principio, pero Moshé no entendió debido a la forma en que lo pidieron, y por ende los criticó por no estar dispuestos a unirse a sus hermanos para conquistar la tierra. Si es así, ¿por qué no lo interrumpieron apenas comenzó a expresar su opinión en lugar de soportar una crítica tan severa? El Sfat Emet explica que querían escuchar la crítica de un hombre grandioso, por lo que estuvieron felices de escuchar su criticismo, a pesar de haber podido refutarlo de inmediato. De la misma forma, si bien pudo haber interrumpido la crítica de su abuelo justificando la tardanza, prefirió oír la reprimenda de un tzadik ‘hombre recto’ (3).

¿Cuál es la gran ventaja de ser criticado por un hombre grandioso, qué hizo que las tribus de Gad y Rubén toleraran una crítica tan punzante? La Guemará en Taanit nos dice que las bendiciones con las que el profeta Ajia Hashiloni maldijo al pueblo judío son más grandiosas que las bendiciones con las que Bilam lo bendijo (4). La Guemará basa esta idea en un versículo de Proverbios: “Los golpes de un ser querido son confiables, y los besos de un enemigo son nocivos” (5). Los comentaristas explican que estos “golpes” otorgados por un ser querido se refieren a las palabras de crítica. La crítica de alguien a quien realmente le importa su compañero es muy beneficiosa, porque su objetivo es ayudarlo a crecer. Esta crítica es una gran bondad, porque ayuda a la persona a mejorar su situación espiritual. Cuando las tribus de Gad y Rubén escucharon a Moshé criticarlos, sabían que lo hacía con las más puras intenciones y que sólo buscaba el bien de ellos. Entonces, si bien pudieron haberse defendido, prefirieron escuchar estas palabras y tratar de crecer a partir de ellas.

Hasta ahora, vimos cómo la crítica de un tzadik tiene gran valor. Sin embargo, pareciera que hasta la crítica de una persona no tan recta puede traer un beneficio considerable. Más aún, hasta la crítica dada de mala manera puede, igualmente, ayudar a alguien significativamente. El Séfer Hajinuj escribe que la prohibición de vengarse está basada en la idea de que todo lo que le ocurre a una persona viene de Dios. Incluso si alguien actuó hacia una persona de manera negativa, guardar rencor o vengarse no tiene sentido, porque lo que le ocurrió no hubiera sido posible si Dios no lo hubiese permitido (6). Así, cuando una persona recibe una crítica que, según su percepción, es realizada de manera dolorosa, es altamente recomendable que ignore los defectos del criticador y se enfoque en lo que le dicen, aceptándola. A menudo, la crítica tiene algo de verdad, lo que prueba que fue enviada por Dios para comunicarle que debería esforzarse para cambiar.

El Rey Salomón expresa una idea similar en Proverbios: “Escucha consejo y acepta crítica para que te vuelvas sabio al final” (7). Es interesante notar que, con respecto al consejo, se nos dice que ‘escuchemos’, mientras que, respecto a la crítica, se nos dice que debemos ‘aceptarla’. Escuchar implica contemplación y análisis (8); cuando una persona recibe un consejo debería analizarlo antes de seguirlo. En contraste, cuando una persona es criticada, debería aceptar sin analizar la validez de la crítica; debería considerarla un mensaje divino para mejorar, y actuar acordemente.

Rav Moshé Feinstein sobresalió en esta reacción hacia la crítica incorrecta. En una ocasión, respondió el teléfono y sólo recibió un ataque de críticas de alguien que estaba enfurecido con una de sus legislaciones. Escuchó pacientemente la diatriba hasta su final y ni siquiera trató de defenderse. Un estudiante, sorprendido, le preguntó por qué no respondía ante una crítica tan inapropiada, y él respondió que era tan raro para él recibir una crítica, que estaba agradecido por la oportunidad de escuchar palabras tan fuertes y que, si bien la crítica era infundada, debía haber otra área en donde podía mejorarse a sí mismo, y que debería utilizar la crítica para mejorar en ella (9).

En otra ocasión, Rav Feinstein fue criticado por una supuesta transgresión. Respondió la crítica con una legislación que se encuentra en Igrot Moshé (10). Comienza diciendo: me hizo muy feliz que usted fuera tan celoso en el cumplimiento de la mitzvá de criticar de acuerdo a este entendimiento, y, Dios no lo quiera, que yo esté enojado por eso… bli néder, ya no viajaré en auto durante el tiempo de encendido de velas (11), a pesar de que no hay ninguna prohibición al respecto, ni siquiera maarit ain (12). Después de refutar por completo los argumentos del criticador, termina diciendo: “de su querido que lo bendice con el mérito de la mitzvá de criticar que realizó en nombre de Dios y en nombre del Sagrado Shabat…”

Es entendible que la mayoría de las personas no estén en el nivel de Rav Feinstein y que no disfruten ser criticadas; es incómodo que te digan que tienes un defecto en tu carácter o que actuaste de manera incorrecta. Sin embargo, si una persona puede trascender los sentimientos de dolor que experimenta e intentar aprender de la crítica, entonces puede transformar la crítica en una excelente herramienta para crecer y puede utilizarla para ser un mejor sirviente de Dios.


Notas:

(1) Uno podría preguntarse cómo es que el Jidushei Harim criticó a su nieto delante de otras personas. El Rambam explica que, en ciertas ocasiones, está permitido criticar en público. Su prueba de esto es que los Neviim criticaron constantemente a los individuos en público.

(2) Matot, Cap. 32.

(3) Marbitzei Torá MeOlam Hajasidut, citado en Talelei Orot, Bamidbar, 2do tomo p. 281.

(4) Taanit, 20a.

(5) Mishlé, 27.

(6) Séfer HaJinuj Mitzvá 241.

(7) Mishlé, 19:20.

(8) Ver los comentarios al comienzo de Parashat Itró, que explican que Itró escuchó de esta forma.

(9) Oído de un talmid jajam en nombre de un testigo del incidente.

(10) Esto es un resumen de la respuesta de Rav Feinstein. La respuesta completa está en Óraj Jaim, Primera Parte, simán 96.

(11) Ver allí para más detalles de la crítica exacta y cómo respondió Rav Feinstein.

(12) Maarit ain es una categoría de prohibición en la que una persona realiza una acción permitida pero que podría llevar a un observador a creer que algo prohibido está permitido.

 

17/7/2017

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub