haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Recibe artículos y videos inspiradores
sobre Judaísmo, Israel y el Mundo Judío
Más de 45.000 Suscriptores




Vaiejí(Génesis 47:28-50:26)

Un cuerpo espiritual

Y cuando Yaakov terminó de bendecir a sus hijos, recogió sus pies sobre su lecho, expiró y fue reunido con su gente. Y Yosef se echó sobre él, y lo besó. Y Yosef encomendó a sus sirvientes los médicos que embalsamaran a su padre, y los médicos embalsamaron a Israel”. (Génesis 49:33 - 50:1-2)

Pregunta:

Existen aquí dos preguntas. La primera, ¿por qué Yosef besó a su padre después de que éste había muerto? Como todos sabemos los muertos están llenos de impureza espiritual, y por lo tanto, no es apropiado besarlos.

La segunda pregunta, ¿por qué Yosef mandó a embalsamar a su padre? ¿Acaso no era esto una práctica idólatra en aquella época?

Respuesta:

Para responder a estas dos preguntas debemos entender cómo fue la muerte de Yaakov.

Los comentaristas (ver Rashi, comentario a Génesis 49:33) explican que con respecto a Yaakov la Torá no enunció la palabra “muerte”. Y al respecto la Guemará declaró “Nuestro ancestro Yaakov no ha muerto” (Taanit 5b)

Ahora bien, obviamente esto no quiere decir que físicamente él no murió, él ciertamente fue embalsamado y luego fue enterrado. Sin embargo, lo que vemos de acá es que él elevó su cuerpo a tal nivel espiritual durante su vida, que realmente no fue necesaria la muerte para separar su alma de su cuerpo. Él no probó el sabor de la muerte, es decir, no sintió el sufrimiento de la separación entre cuerpo y alma (ver Siftei Jajamim).

Con esto en mente, ahora podemos resolver nuestras dos preguntas.

Con respecto a la primera pregunta, si bien en general uno no debe besar el cadáver de un muerto, en el caso de Yaakov, su cuerpo no contenía impureza, ya que “él no estaba muerto”, es decir, su alma no dejó un vacío espiritual en su cuerpo cuando partió, ya que él había elevado su cuerpo a un nivel absolutamente espiritual.

Con respecto a la segunda pregunta, si bien el hecho de embalsamar un cuerpo es una práctica absolutamente idólatra (ya que todo el tema de “embalsamar a un muerto” es aferrarse equivocadamente al cuerpo de la persona, que es solamente la cáscara) en el caso de Yaakov, el propósito de embalsamarlo fue completamente distinto.

Antes de morir, Yaakov le pidió a Yosef que por favor lo sacara de Egipto y lo enterrara en Maarat Hamajpelá, junto a sus padres (ver Génesis 49:29).

Como todo buen hijo, Yosef quería cumplir con el deseo de su padre, y quería enterrarlo en Maarat Hamajpelá, sin embargo, como explicamos anteriormente, Yaakov había elevado su cuerpo a un nivel espiritual muy alto, y por esta razón, su cuerpo no podía descomponerse. Cuando Yosef vio que el cuerpo de su padre no se descomponía, tuvo miedo de que los egipcios transformaran a Yaakov en un “dios” y le impidieran transportarlo de vuelta a la tierra de sus ancestros.

La solución que Yosef encontró fue pedirle a sus sirvientes médicos que lo embalsamaran. De esta manera, los egipcios asumirían que el hecho de que el cuerpo de Yaakov no se descomponía era producto del proceso de embalsamado, y no lo transformarían equivocadamente en un “dios”.

Fuentes: Ohr HaJaim, comentario a Génesis 50:1-2.

Publicado: 22/12/2012

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!