La parashá Bo comienza cuando Dios le transmite a Moshé un importante concepto:

    “Yo estoy endureciendo el corazón del Faraón para aumentar Mis milagros – entonces tú dirás a tus hijos y nietos lo que yo realicé en Egipto y [hablarás] sobre los milagros que puse en ellos. Para que sepan que Yo soy Dios” (Éxodo 10:1-2)

Esta introducción ofrece un nuevo enfoque para la celebración de Pesaj. Hasta este verso, podríamos haber pensado que la razón por la cual realizamos el Seder de Pesaj es para recordar las Diez Plagas que Dios realizó en Egipto. Obviamente para Dios habría sido mucho más simple hacer 1 o 2 plagas y extender su duración hasta ser liberados. ¿Por qué 10 plagas que duraron todo un año?

La respuesta es “para tener una historia muy suculenta que contar a nuestros hijos en el Seder”. Es por eso que Él hizo 10 plagas.

* * *

Advertencia Para la Plaga #8 - Langostas

Cuando Moshé advierte al Faraón de la plaga #8, intenta una nueva táctica:

    “Habrá una plaga de langostas que va a consumir el resto de la cosecha. Van a oscurecer todo el cielo y van a entrar en las casas. Nunca fue visto un fenómeno así ni siquiera por sus bisabuelos” (Éxodo 10:14).

Luego Moshé se retira abruptamente de la presencia del Faraón. (Deja que el mensaje se asiente: destrucción agrícola total). Los sirvientes del Faraón lo incitan a llamar a Moshé de regreso:

    “¿Acaso no puede ver que Egipto está perdido?”.

Moshé regresa y el Faraón pregunta:

    “¿Quién exactamente tiene que ir al desierto por 3 días?”.

(Años antes, cuando Yosef y sus hermanos fueron a enterrar a su padre Yaakov, ellos dejaron a sus familias y a su ganado para que el Faraón estuviera seguro de que regresarían). Moshé proclamó:

    “¡Con nuestro jóvenes y nuestros ancianos!...”

En el judaísmo no existe una brecha generacional. Todos servimos al mismo Dios. El Faraón quería a los jóvenes, el futuro del pueblo.

    “Con nuestros hijos y nuestras hijas, con nuestras ovejas y nuestro ganado” (Éxodo 10:9)

¿Cuál fue la reacción del Faraón? Llamó a seguridad y escoltó a Moshé hasta la puerta.

* * *

Plaga #9 – Oscuridad

Primero Egipto fue golpeado con 3 días de “ausencia de luz”, seguidos de 3 días de “manifestación tangible de la oscuridad”. Los egipcios quedaron pegados en su lugar – parados, sentados, o acostados por 3 días consecutivos. No podían comer, tomar, dormir o ir al baño. (Midrash) Medida por medida: Los egipcios tiraban a los judíos a calabozos húmedos ¡y los dejaban encadenados, inmóviles, en pequeños sótanos por años!

Habían muchos judíos –80 por ciento– que no querían irse de Egipto. Su lógica era “impecable”: “¿Por qué abandonar una tierra tan grandiosa justo cuando los egipcios están acabados y nosotros podemos tomar el control? ¿Por qué querríamos nosotros viajar sin provisiones a un desierto desolado para pelear con los reyes poderosos de Canaán?”. Los judíos que no querían irse, murieron durante la plaga de la oscuridad, para que los egipcios no pudieran ver a los judíos enterrando a sus muertos.

Durante la plaga de la oscuridad había luz para los judíos – ellos disfrutaban la luz original de la creación. (Cabalistas)

Durante esta plaga, los judíos buscaron en las casas de los egipcios para ver exactamente donde guardaban sus pertenencias valiosas, pero no tomaron nada. Cuando más tarde, ellos les pidieron a los egipcios sus “sueldos atrasados” (compensaciones por los años de trabajo forzado) los egipcios alegaron ser pobres: “Nos encantaría ayudarlos, queridos ex-esclavos. Pero desafortunadamente nuestra economía es un desastre, los tiempos están duros, ¡entonces no podemos pagar nada!”.

“¿Ah sí? ¿Y qué hay de los diamantes en el fondo del closet? ¿o el dieron escondido debajo de la cama?”. Los egipcios dijeron: “¡Tomen todo nuestro dinero y váyanse!”.

* * *

La Nueva Táctica del Faraón

Ahora el Faraón intenta una nueva táctica. “Estoy enfermo de todas estas plagas. Desde ahora en adelante le prohíbo la entrada a Moshé y Aarón a este lugar. ¡Moshé! ¡La próxima vez que veas mi rostro, morirás!” (Éxodo 10:28).

Moshé contestó: “Lo has dicho en el momento exacto”. (Como diciendo: ¡te vas a tragar esas palabras!)

Moshé volvió para advertir de la plaga #10:

    “Así dijo Dios: Cerca de la medianoche, todos los primogénitos morirán”. (Éxodo 11:4)

A pesar de que Dios dijo “exactamente” en la medianoche (y la profecía es clara como el agua), Moshé tenía miedo de que los egipcios estuvieran desconcertados, especialmente después de la plaga de la oscuridad que los desorientó totalmente, por lo que fue intencionalmente impreciso. Moshé continuó:

    “Luego sus sirvientes vendrán a mí (¡refiriéndose realmente al Faraón mismo!) y exigirán que nos vayamos. Después podremos irnos” (Éxodo 11:8).

En ese momento Moshé se retira del palacio enojado por el decreto del Faraón.

* * *

La Primera Mitzvá en la Torá

En este punto Dios le presenta al pueblo judío su primera mitzvá:

    “Este mes será el primer mes” (Éxodo 12:2).

Esto nos enseña a designar la luna nueva.

El pueblo judío tiene un calendario lunar. Los judíos son comparados con la luna: a pesar de que se hace pequeña, siempre está ahí. Así también, los judíos son eternos.

Cuando la luna enfrenta al sol, está encendida y cuando le da la espalda, la luna es oscura. Así también, cuando el pueblo judío está frente a Dios, Él nos enciende. Y cuando nos olvidamos de Él, entonces hay “malas noticias para los judíos”.

El primer mes judío es Nisán. Hasta el exilio Babilónico, los meses no tenían nombres, sólo números.

A pesar de que el mundo fue creado en Tishrei, el propósito de la creación se concretó cuando la nación judía (encargada de enseñar a la humanidad su misión) se liberó en Nisán. Entonces, Nisán se convirtió en el mes #1, conduciendo a una nueva era. (La Torá se refiere a Rosh Hashaná como “el primer día del séptimo mes”).

* * *

La Ofrenda de Pesaj

Dios les ordenó a los judíos en Egipto que se prepararan para la ofrenda de Pesaj. Aquí está el procedimiento:

1. Deben adquirir un cordero o cabrito para cada familia o grupo pequeño.

2. Cómprenlo el 10 de Nisán (que cayó en Shabat ese año).

3. Amárrenlo a sus camas por 4 días, para revisar si tiene alguna mancha que lo descalifique.

4. Mátenlo en el crepúsculo del día 14.

5. Pongan la sangre en los marcos de sus puertas y en el dintel (en vez del altar).

6. Ásenlo en un pincho sobre el fuego, con su cabeza intacta sobre las patas y el cuerpo.

7. Consúmanlo completamente en la noche.

8. Forma de comerlo: (a) con cinturón, (b) con zapatos, (c) bastón en la mano (maletas empacadas listas para partir) y (d) ¡comerlo rápidamente!

La ofrenda de Pesaj era una prueba para el pueblo judío. Teniendo en mente que el cordero era adorado como una deidad en Egipto, podemos apreciar el riesgo que estos esclavos corrieron amarrándolo a sus camas por 4 días antes de matarlo y luego asándolo entero para que todos se dieran cuenta.

* * *

Plaga #10 – Muerte de los Primogénitos

Esta no fue una plaga común. Dios manifestó Su presencia en Egipto a tal grado que los primogénitos (que tenían un alto potencial espiritual) murieron de una sobredosis espiritual. El milagro fue que los primogénitos judíos no murieron; ellos ahora debían su existencia a Dios y fueron dedicados a Él (posteriormente sustituidos por los Levitas). (Maharal de Praga)

La Torá dice:

    “En la mitad de la noche; todos los primogénitos morirán. El Faraón se levantó en la mitad de la noche...” (Éxodo 12: 29–30).

Rashi explica que el Faraón “se levantó” – de su cama.

Pregunta: ¡¿Qué estaba haciendo el Faraón (que era también primogénito) en la cama?! Después que Moshé predijo acertadamente 9 de 9 plagas y ahora predice que el Faraón morirá a medianoche, ¿Acaso no se quedaría despierto por curiosidad?

Respuesta: El Faraón era tan malvado que incluso era capaz de racionalizar su propia muerte.

    “Y hubo un grito en todo Egipto – ¡no hubo una sola casa sin un muerto!”. (Éxodo 12:30).

El Faraón se dio cuenta de que él era el único primogénito que quedaba vivo y se apuró en ir al barrio judío de Goshen. Vestido con su pijama, frenéticamente gritó: “¿Dónde viven Moshé y Aarón?”, y tocó desesperadamente todas las puertas (Midrash). Los niños judíos decidieron divertirse un poco. “Viven al otro lado de la calle. ¡No! En este lado. ¡No! Al final de la calle. ¿Qué pasa contigo? ¿Acaso no puedes seguir instrucciones?”.

Finalmente, el Faraón encuentra la dirección y le grita a Moshé para que salga. Desde atrás de la puerta viene la respuesta. “¿Acaso no recuerdas cómo decretaste que la próxima vez que vea tu rostro, ¡moriré!?”.

Ahora es el turno de Moshé de dar instrucciones al Faraón: “Anda afuera y grita con toda la fuerza de tus pulmones: “¡Atención a todos los judíos!” ¡Hasta ahora fueron esclavos pero ahora son sirvientes de Dios!”.

La voz del Faraón se amplificó en forma milagrosa y se escuchó en toda la tierra de Egipto. Queríamos su permiso y al final lo obtuvimos. (Midrash)

Pregunta: ¿Cuál es la respuesta a las 4 preguntas del Seder?

Respuesta: Las 4 preguntas son realmente una sola. El niño pregunta: “¿Por qué estamos mostrando simbolismos contradictorios? La matzá y el maror simbolizan esclavitud y el untar y el recostarse (como la realeza) representan libertad.

“¿Somos libres o esclavos? ¿Se decidieron?”. La respuesta es: “Éramos esclavos del Faraón en Egipto y Dios nos sacó”. Hasta la medianoche de esa noche éramos esclavos. En la medianoche cuando el Faraón hizo su afirmación ¡nos hicimos libres para servir a Dios! (Abarbanel).