haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Ree(Deuteronomio 11:26-16:17)

Lógica versus fe

Muchas personas tienen curiosidad sobre las predicciones judías respecto al “final de los días”, es decir, sobre la llegada del Mesías. Si bien hay muchas descripciones en las fuentes rabínicas, se nos advierte que no debemos especular sobre este tema. ¿Por qué? Porque la tradición judía dice que si nos enfocamos demasiado en el futuro, dejaremos de vivir el presente.

Vale la pena mencionar un sorprendente Midrash que describe el “terrible miedo” que prevalecerá al final de los días. El Midrash dice que habrá una competencia entre los judíos y las otras religiones para determinar quién es el que realmente cumple la voluntad de Dios. El Midrash dice que en un primer momento Dios responderá a las otras religiones, no a los judíos. Esta respuesta causará un terrible temor” en las mentes de los israelitas y será para ellos un momento de pruebas y adversidad.

Finalmente Israel será reivindicado, pero esos momentos previos serán de gran terror y duda sobre sus creencias. El Midrash explica que todo ese escenario es una gran prueba final de la lealtad de los judíos a Dios y Su Torá.

* * *

FALSOS PROFETAS

Una idea similar encontramos en Reé, la parashá de esta semana. Allí se les advierte a los israelitas no caer presa de los “milagros” realizados por los profetas falsos. La Torá dice (Deuteronomio 13:2-4):

Si se levanta de tu seno un profeta o un adivinador de sueños y te diera un signo o un portento, y se cumpliera el signo o el portento sobre el que te habló, diciendo: “vayamos detrás de otros dioses, a quienes no conocieron, y les rendiremos culto”.

No escucharás las palabras de ese profeta o de ese adivinador de sueños, ya que el Eterno, su Dios, los está poniendo a prueba para saber si aman al Eterno, su Dios, con todo su corazón y toda su alma.

La Torá nos advierte: a pesar de la aparente evidencia que un mago pueda ofrecer, si esta contradice la Torá, su propuesta debe ser ignorada. Quien sea leal a Dios no será persuadido por demostraciones que contradigan los mandamientos de Dios.

* * *

¿UN SALTO DE FE?

Esto nos trae al milenario debate teológico respecto a si la “fe” o la “razón” deberían ser la base del sistema de creencias de la persona. ¿Es suficiente con tener fe en las tradiciones de nuestros antepasados, o necesitamos evidencia concreta y racional para sustentar esas afirmaciones?

Nuestros rabinos ofrecen distintas explicaciones al respecto. Ellas abarcan desde las brillantes pruebas filosóficas de Rabí Iehudá HaLeví a los inspiradores discursos de fe de Rabí Najman de Breslov.

En nuestra generación, el enfoque de la “razón” claramente tiene más peso. Nuestro mundo se caracteriza por la ciencia y las computadoras, por lo que tendemos a ver la vida de manera racional.

¿Hay alguna base racional para la creencia en el judaísmo? ¡Por supuesto! Tanto en las profecías de la Torá que se cumplieron (por ejemplo, el retorno del pueblo judío a la Tierra de Israel), en los sorprendentes códigos de la Biblia (presentados en el Seminario Discovery de Aish HaTorá) como en la evidencia arqueológica. ¡La creencia en el judaísmo no es, para nada, un “salto de fe”!

* * *

SIENTE LO DIVINO

La Torá misma, al comienzo de nuestra parashá (Deuteronomio 11:26), se pronuncia sobre ese tema con fuerza:

Mira, pongo hoy delante de ustedes la bendición y la maldición. La bendición, [si es] que escuchan las mitzvot del Eterno su Dios que les ordeno hoy.

La lectura atenta de este pasaje sugiere que esta “recompensa” no es un regalo adicional que recibirá la persona por su cumplimiento de las mitzvot. Más bien podemos decir que la observancia adecuada trae su propia recompensa: una consciencia de la cercanía de Dios y la validez de la Torá. Las mitzvot mismas tienen la fuerza para traer la presencia de Dios, que puede considerarse la mayor de las bendiciones. Una cena de Shabat o un viaje a Israel pueden conmover tanto a una persona que, para ella, la presencia de Dios se vuelva clara y evidente.

Como les dijo a sus estudiantes Rav Kalónimus Kalman Shapira, un maestro jasídico contemporáneo: "¿No sintieron, no vieron que su alma está segura de ver a Dios?"

2/8/2018

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.
 

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub