haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 80.000 Suscriptores




Nitzavim(Deuteronomio 29:9-30:20)

Los deseos hacen que desee lo que antes no deseaba

Tal vez haya entre ustedes un hombre, una mujer, una familia o una tribu, cuyo corazón se desvíe hoy de estar junto a Hashem, nuestro Dios, para ir a servir a los dioses de esas naciones… Y ocurrirá que cuando oiga las palabras de esta maldición, se bendecirá a así mismo en su corazón diciendo: ‘La paz será conmigo, porque camino en la rectitud de mi corazón’, agregando así lo regado a lo sediento...” (Devarim 29:17-18).

El contexto de estos versículos es el siguiente: después de haber escuchado las consecuencias de no seguir a Dios en la parashá anterior Ki Tavó, es posible que aún así alguien niegue el pacto que Dios hizo con el pueblo judío, bendiciéndose a sí mismo: “La paz será conmigo, porque camino en la rectitud de mi corazón’, agregando así lo regado a lo sediento...”.

La frase “agregando así lo regado a lo sediento” es enigmática. ¿A qué se refiere”? El Rambán, uno de los comentaristas clásicos del Jumash la explica de la siguiente manera: cuando una persona tiene deseos (taavá), está sediento y busca aplacar la sed sus deseos. Mientras más busca satisfacerlos, más sediento queda. Los satisface, pero más sed le da después de satisfacerlos.

Siguiendo la metáfora del versículo, “riega” su sed: es decir, bebe, pero su sed se incrementa. Pero no sólo eso: a medida que “riega” su sed, siente más sed que necesita ser “regada”. En otras palabras, se incrementan sus deseos que necesitan ser satisfechos. Pero no sólo de los deseos que previamente tenía, sino también de otros tipos de sed que antes no tenía.

Para decirlo en palabras más sencillas: cuando una persona satisface sus deseos, experimentará deseos por placeres que antes no deseaba.1 Es un espiral del deseo que no solamente busca satisfacer aquellos deseos que tenía, sino que buscará satisfacer otros deseos que previamente no le afectaban.

El deseo hace ahora que busque satisfacer otros deseos que antes desconocía.


1 Vale la pena leer el Rambán en el original para analizar los ejemplos que él menciona

17/9/2014

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub