haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




Bejukotai(Levítico 26:3-27:34)

¿Por Qué Suceden las Cosas?

En el comienzo de la parashá de esta semana se describe el fenómeno de "causa y efecto" en las acciones humanas."Si sigues las leyes, entonces tendrás abundancia... pero si rompes el pacto, tendrás intranquilidad...".

La idea de que "las elecciones son significativas" es tan fundamental para el judaísmo, que se expresa en el primer versículo de la Biblia: "En el principio, Dios creó el cielo y la tierra".

Ahora bien, hay dos formas de entender el origen de la vida: O es al azar, o fue diseñada.

¿Cuáles son las implicancias de este argumento?

Si el mundo es un accidente, entonces yo también lo soy. No hay ningún propósito en mi vida, no hay "conciencia" detrás de mi existencia. En un principio, cuando sólo había gases girando, ¿existía tal cosa como el bien y el mal? Evidentemente, no. ¿Existía el bien y el mal cuando se formó la primera ameba? Evidentemente, no.

En un mundo al azar, no hay jerarquía de valores. La vida humana no es más valiosa que la de un perro. ¿Debo salvar la vida de mi perro antes que la vida de un extraño? ¿Sería moralmente aceptable categorizar a un grupo de personas como "sub-humanos" y matarlos a todos?

Afortunadamente existe otro enfoque. Casi 4000 años atrás, un hombre llamado Abraham, hijo de un escultor de ídolos, meditó sobre las maravillas de la naturaleza. Observó como el sol marcaba el tiempo, producía calor, y evaporaba las aguas generando la lluvia. Él observo la simetría de una flor, la pureza del agua, el atractivo olor y color de una naranja con su capa protectora por fuera y su separación interna en gajos listos para ser separados. Él razonó: El mundo es perfecto en el diseño. La lógica dicta que debe haber un Diseñador.

Así Abraham se convirtió en el primer judío.

* * *

La Perfección del Alma

La perspectiva judía es que el mundo fue diseñado. Lo cual nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Por qué estamos aquí?

¡Estamos aquí por un motivo!

Antes de que una persona nazca, su alma – espiritual y eterna – vive en un "mundo de almas." El alma está muy contenta allí, pasa sus días haciendo... bueno... típicas cosas de "almas" – como deleitarse bajo el resplandor de la luz espiritual de Dios, por ejemplo.

Pero entonces un día el alma siente que tocan su hombro y escucha una voz que dice: "Es el momento para que bajes al mundo físico, para que seas colocada en el cuerpo de un humano". ¿Por qué ocurre esto? Debido a que el alma, hasta ahora imperfecta, necesita perfeccionarse a sí misma enfrentando retos y superándolos.

Estos retos se presentan en forma de eventos específicos que modifican nuestro comportamiento justamente en el área en que nuestra alma necesita un "tikun", una rectificación. Estos eventos no son aleatorios, sino que son instructivos. Lo que significa que existe una profunda conexión entre el evento y el mensaje que contiene.

¿Cuál es la tarea de la vida? Descubrir tal conexión, y crecer a partir de ella.

Me gustaría compartir un ejemplo personal.

Asistí a una destacada universidad, y una de mis preciadas posesiones era una taza de café que llevaba la insignia de la institución. Años más tarde, trabajaba en una oficina y llevaba con orgullo mi taza cada día para tomar un café. Un día, una gran ráfaga de viento sopló a través de la ventana que estaba cerca de mi mesa. Mi taza cayó al suelo y se rompió en un centenar de piezas. Mi primer pensamiento fue: "Voy a llamar a mi antiguo compañero de cuarto para que me envíe una taza nueva".

Pero entonces me esforcé en pensar algo mucho más profundo: ¿Por qué sucedió esto? ¿Acaso hay un mensaje para mi crecimiento espiritual?

A través de la introspección, me di cuenta de que todos los días, mientras paseaba con mi taza a través de la oficina, yo la sostenía con orgullo, con arrogancia, consciente de que yo era un poco mejor que todos los demás por haber asistido a aquella universidad. Ahora sabía por qué se rompió la taza. Necesitaba librarme de esta tonta arrogancia. Y tuvo que ocurrir esto para que yo tomara conciencia.

Sin embargo, a veces la relación no es tan evidente, y tenemos que trabajar duro para descubrirla. Incluso, es posible que no siempre la descubramos. Pero sea cual sea el resultado, una cosa es segura: ¡No hay nada que perder! El proceso de introspección necesariamente nos ayuda a entender y a crecer.

Lo cual me recuerda una historia:

Un hombre iba corriendo para alcanzar el autobús, pero llegó un segundo tarde, y vio como el autobús se alejaba. Abatido, se dirigió a un hombre que parecía sabio y le preguntó, "¡¿Por qué me ha sucedido esto a mí?!" "No lo sé", respondió el hombre, "pero ahora tienes 15 minutos para pensarlo".

* * *

Intensificando el Mensaje

Sólo podemos entender el mensaje en la medida en que nuestros ojos están abiertos para verlo.

También podemos optar por ignorar el mensaje.

Una vez estuve almorzando con un hombre que pesaba 200 kilos. Estábamos comiendo pizza tranquilamente, cuando de pronto, el hombre comenzó a atragantarse. Antes de que yo pudiera reaccionar, un tercer individuo saltó encima y le proporcionó una Maniobra de Heimlich. De su boca saltó un pedazo de masa del tamaño de una pelota de béisbol. ¿Y saben qué hizo este hombre robusto? Recogió con calma el trozo de masa, lo colocó en la basura, y siguió comiendo como si nada hubiera ocurrido.

Entonces, ¿qué ocurre si ignoramos un mensaje?

Ignorar el mensaje no ayuda a que el problema desaparezca. Por el contrario, la llamada de alerta se hace cada vez más intensa. El Talmud explica que, inicialmente, las señales de alerta aparecerán en la casa de una persona. Si no presta atención, entonces las manchas se extenderán a su ropa. Si el mensaje no es recibido una vez más, las manchas aparecerán en su propio cuerpo.

Es un error tratar de cubrir las manchas. Ellas están allí por una razón y hay que enfrentarlas.

Un médico diría lo mismo: Si sientes un dolor, no lo ignores. ¡Busca un tratamiento!

¿Cómo termina la historia de mi amigo con sobrepeso? Unos meses más tarde, se resbaló sobre el hielo y se rompió la cadera. ¡Otro mensaje!, esta vez un poco más intenso. Cuando fui a visitarlo al hospital, dijo inocentemente, "Estoy pensando en hacer una dieta".

* * *

Contrarrestando el Impulso Natural

Cada prueba, cada reto, está hecho a medida para nuestras circunstancias específicas y para cada etapa de nuestra vida. Toda la idea es ayudarnos a despertar de la apatía y del letargo, y ayudarnos a realizar con éxito la "rectificación del alma" que vinimos a hacer.

Es verdad que a veces las pruebas son extremadamente difíciles. Pero a pesar de que parezca muy difícil en el momento, una enfermedad puede ser de alguna manera lo que una persona necesita en el esquema general de la vida. A través de esta prueba, puede convertirse en una persona más fuerte, una persona más sabia, una persona más compasiva.

Piensa en un atleta, un saltador de "salto en alto" mundialmente reconocido. Cuando su entrenador sube un poco la barra, ¿acaso está tratando de perjudicarlo o está intentando sacar todo el potencial del atleta? Por supuesto que el entrenador quiere que el atleta tenga éxito. Y si él es un buen entrenador, sabrá cuándo y cuánto elevar la barra. Es verdad que el atleta puede fallar. Pero el entrenador sabe que con la concentración y el esfuerzo suficiente, el deportista finalmente tendrá éxito.

La Torá nos dice que Abraham fue el maestro de la bondad; su tienda estaba constantemente abierta por los cuatro lados para recibir a los huéspedes. La bondad es una maravilla, pero en exceso puede ser desagradable y asfixiante. Es por eso que Abraham tuvo que pasar por 10 pruebas difíciles, las cuales iban en contra de su impulso natural hacia la bondad. Tuvo que expulsar a su hijo Ismael de la casa, atar a su hijo Isaac en el altar, etc. Abraham tuvo que conquistar sus tendencias naturales, con el fin de equilibrar su personalidad y llegar a ser verdaderamente grande.

Dios no nos desafía con trivialidades. Él sólo nos desafía de maneras en que realmente vamos a crecer. Si estamos en desequilibrio en un área, nos enviará un desafío para modificar esa característica.

Todo el concepto de las mitzvot, es que son acciones que van en contra de nuestra naturaleza. No necesito un mitzvá para respirar, ya que voy a hacerlo de todas formas. Pero ya que puedo desarrollar una tendencia equivocada por el dinero, la Torá me pide que entregue el 10 por ciento de mis ingresos a caridad. Si todo el mundo diera dinero voluntariamente, con alegría, la Torá no necesitaría decirnos nada. Todas las mitzvot dirigen nuestro crecimiento, transformando nuestras debilidades en fortalezas.

Un axioma del pensamiento judío es que Dios nunca nos envía una prueba más difícil de lo que podamos enfrentar. Esto se ilustra en la propia lengua hebrea, donde un verbo en forma de imperativo es igual al verbo en tiempo futuro. En la orden en sí viene la fuerza para actuar.

* * *

Herramientas para Aplicar el Principio

  1. Observa el panorama general. Si las cosas parecen injustas, recuerda que lo que vemos es sólo una pequeña porción de la realidad. Muchos factores entran en la ecuación antes de que nosotros aparezcamos en la escena, y muchas resoluciones vendrán después de que nos vayamos. Es por esto que la Torá (Levítico 19:32) nos ordena respetar a las personas de edad avanzada: con una mayor perspectiva de los acontecimientos en el tiempo, ellos poseen una comprensión más profunda del gran plan eterno.
  2. Acostúmbrate a preguntar: "¿Qué puedo aprender de esto?". Encuentra a alguien de confianza y pregúntale su opinión acerca de los eventos que ocurren en tu vida. En definitiva, nunca sabremos con certeza si hemos encontrado la razón "final" de las cosas. Pero preguntar es siempre el primer paso.
  3. Cuando ocurra algo "malo" trata de decir: "Esto debe ser para mejor". ¿Perdiste tu trabajo? Un trabajo mejor te está esperando. Si Dios envió el desafío, por definición es bueno. Piensa en tu propia vida, y en donde creciste más, ¿en los tiempos fáciles, o en los momentos difíciles?
  4. Recuerda tus momentos de claridad. En nuestra casa, tenemos un cuaderno de notas para anotar ideas que hemos descubierto a través de acontecimientos sorprendentes. Es una gran herramienta para la reorientación en tiempos difíciles.

La vida no es para sufrir. La vida es para crecer y para hacer los ajustes que nos enviaron a hacer. Van a existir dificultades que no podemos cambiar. Lo que si podemos cambiar es nuestra actitud. ¿Vamos a ver las dificultades como una molestia o como un mensaje? Podemos sacar el máximo partido de ellas. No tenemos nada que perder, y todo que ganar.

Shabat Shalom,
Rav Shraga Simmons

Publicado: 21/4/2010

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Comentarios: 2

(2) Cándido, May 19, 2011 3:29 PM

Proque suceden las cosas?

Que hermosa manera de explicar algo tan complejo como el alma... y el como abordar lo que nosotros llamamos problemas. Le estoy agradecido!

(1) TERELU, May 13, 2009 11:46 AM

¿Por qué suceden las cosas?

Muchas gracias por su magnífico artículo.Hace tiempo que adopté en mi vida el lema de nuestra matriarca Sara:"Gam zu letová", (esto también es para bien)

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!