haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
  • Parashá: Ree
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




Vaerá(Éxodo 6:2-9:35)

¿Dios? ¿Quién es Dios?

La historia es bien conocida: Los judíos querían escapar de Egipto, entonces Dios manda 10 plagas feroces... pero la oposición del faraón es firme.

Pero, ¡¿cómo es posible que el faraón no haya reconocido los actos de Dios todopoderoso?!

El faraón personifica la negación de Dios. Esto es evidente en Éxodo 5:1, en la primera reunión entre Moisés y el faraón, donde Moisés pronuncia las inmortales palabras: "¡Deja ir a mi gente!" el faraón responde desconcertado: "¿Quién es Dios para que yo tenga que escucharlo? ¡Yo no conozco a este Dios!"

El propósito de las plagas, entonces, es anunciar que Dios maneja el mundo. De una vez por todas, fuerte y claro.

Las 10 plagas son ciertamente una progresión, un proceso para que el faraón reconozca a Dios. Considera lo siguiente:

La primera plaga transformó el río Nilo en sangre. ¿Por qué? Porque el faraón se había promocionado a si mismo como una deidad que creó el Nilo, como él dice: "yo soy el río y yo lo creé" (Ezequiel 29:3). El faraón va tan lejos para preservar su imagen divina que se escabulle y baja solo hasta el río para satisfacer sus necesidades. Por ende Dios le dice a Moisés; "llama al faraón en la mañana, cuando él sale hacia el agua..." (Éxodo 7:15).

Moisés transforma el agua del río en sangre, pero el faraón no se impresiona. Llaman a sus magos y ellos hacen lo mismo. Dios puede ser un bueno mago, piensa el faraón, ¡pero no está fuera de mi liga!

* * *

Dios de la Naturaleza

Mientras las plagas continúan, el faraón pasa por un proceso creciente de reconocimiento de Dios. Cuando Moisés trae la plaga de los piojos, el faraón llama a sus magos para reproducir el fenómeno, pero ellos no lo logran. "Es el dedo de Dios, dijeron los magos al faraón". (Éxodo 8:14)

¿Por qué fueron incapaces de recrear piojos? El Talmud (Sanedrín 67) dice que la magia no tiene poder sobre algo diminuto.

Así como la ciencia moderna hoy en día, los magos del faraón podían manipular energía existente, pero ellos no podían crear vida. No importa cuan chica sea la partícula descubierta, siempre hay una base de partículas mas pequeñas debajo.

Cuando los magos del faraón dijeron "es el dedo de Dios", ellos se refirieron a Dios a través del nombre Elokim, que representa el poder de Dios actuando a través de la naturaleza. (Elokim tiene valor numérico 86, igual que "haTeva"- la naturaleza). El faraón y sus hombres avanzaron un enorme paso. Ellos reconocieron a Dios como la fuerza controladora de la naturaleza. Pero esto no era suficiente. El faraón se negaba a dejar en libertad a los judíos. El quería seguir jugando duro con Dios.

* * *

Un Paso más Cerca

El clímax de nuestra parashá es la plaga de granizo, donde los recursos de los egipcios son totalmente destruidos. Todos los árboles son aplastados, y mueren todos los hombres y animales que se encontraban en el exterior (Éxodo 9:25). Mientras el faraón está parado en medio de los escombros de una ciudad en ruinas, él declara, "yo estoy equivocado y Dios esta en lo correcto". Esta vez él se refiere a Dios a través del nombre YKVK – el aspecto trascendente de Dios que no podemos comprender.

Fueron necesarios muchos golpes en la cabeza, pero finalmente el faraón madura en su reconocimiento de Dios.

Sin embargo, milagrosamente, todavía se negaba a dejar a los judíos en libertad. ¡Cuan grande es el ego humano y el poder de la racionalización!

* * *

El Imponente Mundo de Dios

En muchos aspectos, el proceso del faraón es también nuestro proceso. Cuando somos niños, pensamos que somos el centro del universo. Luego, a través de la experiencia, notamos que hay cada vez más cosas fuera de nuestro control. Sean terremotos, cáncer, la perdida y la adquisición de fortunas, incluso la vida y la muerte misma... todas estas sólo pueden ser atribuidas a un poder superior.

En resumen, la vida es una serie de reconocimientos. Pero algunas veces nos confundimos, nos olvidamos, y regresamos de vuelta a la rutina desapercibidamente.

¿Por qué? Porque con cada avance tecnológico, percibimos el potencial ilimitado del hombre. Una milla en 4 minutos. Un robot a Marte. Celulares e Internet. Respetamos y admiramos lo que es humanamente posible.

Pero ¡¿Donde esta nuestro respeto y admiración por las cosas que sólo Dios es capaz de hacer?! La fuerza de gravedad... la vista... un hormiguero...

* * *

Lecciones Para el Día de Hoy

Los comentaristas dicen que las 10 plagas no fueron solamente por el bien del faraón, sino que también por el bien de los judíos. Para que vieran y entendieran quien es Dios. Ese entrenamiento era un prerrequisito para la siguiente revelación en el monte Sinai.

Todos tenemos que alcanzar ese reconocimiento. De una u otra forma el faraón tenía que reconocer a Dios y tenía que liberar a los judíos. La única pregunta es si el camino del faraón para llegar a ese objetivo sería en cooperación o en oposición a Dios.

El Talmud dice que "cada persona debe verse a si misma como si personalmente hubiera salido de Egipto". Nuestras vidas están llenas de mensajes del Todopoderoso, diseñados especialmente para enseñarnos sus caminos y acercarnos a Él. Él tiene un plan, y nosotros tenemos una elección: incluirnos, o excluirnos. La elección es clara si solamente abrimos nuestros ojos.

Shabat Shalom,
Rav Shraga Simmons

Publicado: 22/4/2010

¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!