haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
Únete a Nuestro Newsletter

Te invitamos a ver el mundo desde una
perspectiva judía. Inscríbete al newsletter.
Más de 65.000 Suscriptores




Las siete leyes de Noaj

La idea judía es que la Torá de Moisés es una verdad para toda la humanidad, ya sea judíos o no. La Torá (como lo explica el Talmud, Sanedrín 58b) presenta siete mitzvot que los no-judíos deben cumplir. Estas siete leyes son los pilares de la civilización humana, y son llamadas las “Siete Leyes de Noaj” ya que todos los seres humanos son descendientes de Noaj. Ellas son:

  1. No matar.
  2. No robar.
  3. No idolatrar falsos dioses.
  4. No ser sexualmente inmoral.
  5. No comer un miembro arrancado de un animal vivo.
  6. No maldecir a Dios.
  7. Establecer cortes y llevar a los infractores ante la justicia.

Maimónides explica que cualquier ser humano que observa atentamente estas leyes gana un apropiado lugar en el cielo. Así que como ven, la Torá es para toda la humanidad, sin necesidad de conversión.

Asimismo, cuando el Rey Salomón construyó el Templo Sagrado en Jerusalem, le pidió específicamente a Dios que considerara los rezos de los no-judíos que acudían al Templo (I Reyes 8:41-43). El Templo era el centro universal de la espiritualidad, el profeta Isaías se refirió a él como una "casa para todas las naciones". El servicio en el Templo Sagrado durante la semana de Sucot ofrecía un total de 70 ofrendas de Toros, correspondientes a cada una de las 70 naciones del Mundo. De hecho, el Talmud dice que si los romanos (quienes destruyeron el Templo) hubieran entendido cuánto beneficio recibían del Templo, ¡ellos nunca lo hubieran destruido!

Hoy en día, hay muchos grupos activos de no-judíos llamados Bnei Noaj que cumplen atentamente las Siete Leyes de Noaj.