Adele quebró el récord de canción más reproducida en Spotify (24 millones en un día), y también la mayor cantidad de transmisiones globales el primer día de emisión de cualquier canción en la historia de la música de Amazon. Este fue su primer lanzamiento en los últimos cinco años y su canción "Easy on me" arrasó el mundo.

¿Qué se esconde detrás de esta atracción masiva de una canción?

Yo creo que hay dos factores: su música y su mensaje.

La música

Adele tiene cuatro álbumes, cada uno llamado de acuerdo a su edad en el momento en que lo grabó: 19, 21, 25 y ahora 30. Desde una edad muy temprana, ella contó con un inusual sentido vocal, perfeccionado a través de su amor por sus talentosos antepasados musicales. De una manera audiblemente tangible, Adele lleva el ADN musical de varias generaciones. "Aprendí a cantar escuchando a Ella Fitzgerald con sus acrobacias y escalas, a Etta James con su pasión y a Roberta Flack con su control" afirmó en su biografía en myplay.com.

Además del don Divino de un maravillo juego de cuerdas vocales y su exposición a los grandes maestros que la precedieron, la voz de Adele no está procesada con Auto Tune. Es auténtica, imperfecta y real.

Además del don Divino de un maravilloso juego de cuerdas vocales y su exposición a los grandes maestros que la precedieron, Adele y sus productores optaron por nadar en contra de la corriente de la mayor parte de la música pop moderna. Como señaló Rick Beato, el célebre teórico de la música y YouTuber, su voz no está procesada con Auto-Tune (una técnica que garantiza digitalmente un tono vocal y una entonación perfectos). En cambio, las imperfecciones quedan en la grabación y le dan un sonido más humano y cercano. La gente naturalmente se siente atraída hacia este estilo más riesgoso, más auténtico y expuesto y como resultado se siente más cerca de Adele.

Finalmente, está el arte de sus arreglos. Sus canciones son breves y perfectas construcciones. Ella es capaz de crear estos mini ecosistemas de Carole Kingesque cuya lógica interna es impecable. A diferencia de muchas de las ofertas impetuosas, cargadas de efectos y de alto octanaje que por lo general escuchamos en las listas de los diez grandes éxitos, la música de Adele es deliberadamente reducida sin adornos (a menudo sólo piano y voz), y actúa como una inyección de epinefrina emocional que llega directo al corazón.

El mensaje (y su conexión con otras formas de pérdidas)

Adele a menudo canta sobre el dolor del amor perdido y su nuevo éxito, "Easy on me", no es una excepción. En ella, le canta a su hijo de nueve años e intenta explicarle el doloroso divorcio que acaba de experimentar. Aunque no hay nada especial en cuanto a canciones de angustia y dolor, de alguna manera Adele fue capaz de capturar y expresar los sentimientos de una manera que resuena profundamente en una enorme cantidad de personas. Ella captó la universalidad de la pérdida y la compartió en el escenario mundial.

Al experimentar una pérdida profunda, debes resistirte a la voz que te dice: "Mejor seguir adelante con tu vida y dejar esto atrás". Necesitas procesar tu dolor, volverte su dueño.

Al experimentar una pérdida profunda, debes resistirte a la voz que te dice: "Mejor seguir adelante con tu vida y dejar esto atrás". Necesitas procesar tu dolor, volverte su dueño. Esta es parte de la razón por la cual la mayoría de las religiones alientan a quienes están de duelo por la pérdida de un ser querido a enfocarse en lo que se ha perdido. La costumbre judía es sentarse shivá, observar un período de siete días de duelo específicamente diseñado para guiar a la persona directamente a su dolor (y luego a través del mismo). Específicamente, la shivá alienta la contemplación de la importancia de lo que ha ocurrido.

De acuerdo con el psicólogo David DeSteno, hacer esto brinda muchos beneficios: "Si bien el funeral y los rituales de duelo de todas las religiones pueden ayudar con el dolor, en la shivá hay una genialidad particular. Desde un punto de vista psicológico, todos sus elementos, incluyendo el hecho de cubrir los espejos y sentarse en sillas bajas, ayudan a una mente en duelo. Verlo es comprender cómo se atraviesa el duelo". (How God Works, Págs. 170-171).

El Dr, DeSteno señala que el deseo de "mejor seguir adelante", que puede ser una reacción natural ante una pérdida, es contraproducente, y que hablar de la persona fallecida con otros nos ayuda a procesar efectivamente la pérdida a través de la potencia de nuestra sensación de pérdida.

El divorcio se asemeja a la muerte. En este sentido, todos somos parte de la masiva shivá global de Adele. Somos visitas en su salón digital ayudándola a lidiar con un episodio sumamente doloroso de su vida. Al abrir su corazón, nos invita a conectarnos con ella, a reflexionar sobre profundos temas universales y a la profunda belleza de su música.