De acuerdo a una cantidad cada vez más grande de científicos, las leyes y constantes de la naturaleza están "ajustadas tan finamente", y han ocurrido tantas "coincidencias" que permiten la posibilidad de la vida, que el universo debe haber llegado a existir a través del planeamiento intencional y de la inteligencia.

De hecho, esta "puesta a punto" es tan evidente, y las "coincidencias" son tantas, que muchos científicos han llegado a apoyar el principio antrópico, que sostiene que el universo fue traído a la existencia intencionalmente para producir la humanidad.

Muchos científicos han llegado a concluir que el universo fue traído a la existencia intencionalmente.

Aun aquellos que no aceptan el principio antrópico admiten la "puesta a punto" y concluyen que el universo es "demasiado elucubrado" para ser un evento casual.

En un documental científico de la BBC, "El Principio Antrópico", algunas de las mentes científicas más grandiosas de hoy en día describen los hallazgos recientes que compelen esta conclusión.

El Dr. Dennis Scania, distinguido jefe de los Observatorios de la Universidad de Cambridge, dijo:

Si cambias un poquito las leyes de la naturaleza, o cambias un poquito las constantes de la naturaleza (como la carga en los electrones) entonces la forma en que el universo se desarrolla es tan diferente, que es muy probable que nunca hubiese existido vida inteligente.

El Dr. David D. Deutsch, del Instituto de Matemática de la Universidad de Oxford, dijo:

Si empujamos una de estas constantes sólo un pequeño porcentaje en una dirección, las estrellas se extinguen dentro del primer millón de años a partir de su formación, y no hay tiempo para la evolución. Si empujamos una de estas constantes un pequeño porcentaje en la otra dirección, entonces no se forman elementos más pesados que el helio. Sin carbono no hay vida. Ni siquiera hay química. No hay absolutamente nada de complejidad.

El Dr. Paul Davis, conocido autor y profesor de física teórica en la Universidad de Adelaida dijo:

"La cosa realmente asombrosa no es que la vida en la tierra está balanceada sobre el filo de un cuchillo, sino que todo el universo está balanceado sobre el filo de un cuchillo, y podría haber un caos total si cualquiera de las ‘constantes' naturales se moviera incluso levemente. Tú ves", agrega Davis, "aun si consideras al hombre como una existencia casual, continúa el hecho de que el universo parece diseñado, más allá de toda lógica – casi forzosamente – para la existencia de vida; tú podrías decir que es un montaje".

De acuerdo a la última opinión científica, el universo se generó en una explosión gigante de energía llamada el "big bang". Al comienzo, el universo era solamente hidrógeno y helio, lo que se solidificó y se transformó en estrellas. Subsecuentemente, todos los otros elementos fueron fabricados dentro de las estrellas. Los cuatro elementos más abundantes en el universo son: hidrógeno, helio, oxígeno y carbono.

Cuando Sir Fred Hoyle estaba investigando cómo es que el carbono llegó a existir a través de los "altos hornos de fundición" que son las estrellas, sus cálculos indicaron que es muy difícil explicar cómo las estrellas generaron la cantidad necesaria de carbono de la cual depende la vida en la tierra. Hoyle encontró que hay muchos acontecimientos fortuitos que sólo ocurrieron una vez y que parecieran indicar que se hicieron "ajustes" intencionales en las leyes de la física y la química para producir el carbono necesario.

Hoyle resume sus hallazgos de la siguiente manera:

Una interpretación con sentido común de los hechos sugiere que un supervisor ha manejado los hilos tanto de la física como de la química y de la biología, y no hay en la naturaleza fuerzas invisibles de las que valga la pena hablar. No creo que ningún físico que examine la evidencia pueda no llegar a la conclusión de que las leyes de la física nuclear han sido diseñadas deliberadamente en relación a las consecuencias que producen dentro de las estrellas.

Agrega el Dr. David D. Deutch:

Si alguien alega no estar sorprendido por las características especiales que tiene el universo, está escondiendo su cabeza en la arena. Estas características especiales SON sorprendentes e improbables.

Aceptación Universal de la "Puesta a Punto"

Además del video de la BBC, las publicaciones más prestigiosas de la comunidad científica y sus más famosos físicos y cosmólogos han reconocido la verdad objetiva de la "puesta a punto".

El número de agosto de 1997 de la revista "Science" (la publicación científica más prestigiosa de Estados Unidos) tuvo como atracción principal un artículo titulado "La ciencia y Dios: ¿Una tendencia candente?". Aquí hay un extracto:

El hecho de que el universo exhibe muchas características que acogen la vida orgánica (como precisamente aquellas constantes físicas que resultan en planetas y estrellas de larga vida) también ha llevado a los científicos a especular acerca de la existencia de alguna influencia divina.

En su libro más vendido, "Una Breve Historia del Tiempo", Stephen Hawking (posiblemente el cosmólogo más famoso del mundo) se refiere al fenómeno como "extraordinario".

"El hecho extraordinario es que los valores de estos números (por ejemplo las constantes de la física) parecen haber sido ajustados finamente para hacer posible el desarrollo de la vida". "Por ejemplo", escribe Hawking, "si la carga eléctrica del electrón hubiese sido ligeramente diferente, las estrellas no hubiesen podido quemar hidrógeno y helio, o no hubiesen podido explotar. Parece claro que hay relativamente pocos rangos de valores para los números (para las constantes) que puedan permitir el desarrollo de cualquier forma de vida inteligente. La mayoría de las combinaciones de valores llevarían a universos que, aunque podrían ser muy lindos, no contendrían a nadie que puediera observar esa belleza".

Hawking continúa diciendo que él podría llegar a considerar esto como una posible evidencia de un "propósito divino en la creación y una elección en las leyes de la ciencia (por Dios)" (Ídem Pág. 125). El Dr. Gerald Schroeder, autor de "Génesis y el Big Bang" y "La Ciencia de la Vida", trabajó previamente en el departamento de física del Instituto de Tecnología de Massachussets. Él agrega los siguientes ejemplos:

1) El profesor Steven Weinberg, premio Nobel en física de alta energía (un campo de la ciencia que estudia el comienzo del universo) escribe en la revista "Scientific American" y concluye que:

Cuán sorprendente es que las leyes de la naturaleza y las condiciones iniciales del universo puedan permitir la existencia de seres que lo puedan observar. La vida como la conocemos sería imposible si una de las tantas cantidades físicas tuviera valores levemente diferentes.

Aunque Weinberg se describe a sí mismo como agnóstico, no puede evitar asombrarse por el alcance de la "puesta a punto". Él continúa y describe cómo un isótopo de berilio, teniendo una minúscula vida media de 0,0000000000000001 segundos, debe encontrar y absorber núcleos de helio en ese lapso de tiempo antes de descomponerse. Esto ocurre sólo a través de una totalmente inesperada y exquisitamente precisa, coincidencia de energía entre los dos núcleos. Si esto no ocurriera no existiría ninguno de los elementos pesados. No habría ni carbono, ni nitrógeno, ni vida. Nuestro universo estaría compuesto de hidrógeno y helio. Pero este no es el fin de la admiración de nuestro afinado universo. Él continúa:

Una constante requiere un increíble afinamiento. La existencia de vida de cualquier tipo requiere una anulación entre diferentes aportes a la energía del vacío, con una precisión de 120 decimales.

Esto significa que si las energías del big bang hubiesen sido, en unidades arbitrarias, no:
10000000000000000000000000000000000000000000
00000000000000000000000000000000000000000000
00000000000000000000000000000000,

Sino:
10000000000000000000000000000000000000000000
00000000000000000000000000000000000000000000
00000000000000000000000000000001,

No hubiese habido vida de ningún tipo en todo el universo porque, como declara Weinberg:

El universo habría atravesado un ciclo completo de expansión y contracción antes de que la vida hubiera surgido, o podría haberse expandido tan rápidamente que ni las galaxias ni las estrellas se hubiesen podido formar.

2) Michael Turner, el astrofísico ampliamente citado de la universidad de Chicago y Fermilab, describe la "puesta a punto" del universo con una analogía:

La precisión es como si uno tirara un dardo a través de todo el universo y le apuntara a un blanco de un milímetro de diámetro del otro lado.

Roger Penrose, profesor 'Rouse Ball' de matemáticas de la Universidad de Oxford, descubre que la probabilidad de que el universo tuviera energía utilizable (baja entropía) en el momento de la creación es aún más asombrosa:

A saber, una precisión de un décimo a la potencia de diez, potenciado a 123. Esto es un número extraordinario. Uno no podría siquiera escribir el número completo en nuestro sistema decimal (potencia de diez): ¡Sería uno seguido de diez a la potencia de 123 ceros sucesivos! (Eso es un millón de billones de billones de billones de billones de billones de billones de billones de billones de billones de billones de billones de billones de billones de ceros).

Penrose continúa:

Aun si escribiéramos un cero en cada protón por separado, y en cada neutrón por separado en todo el universo (y podríamos incluir todas las demás partículas también para tener una buena medición) igualmente nos quedaríamos cortos al escribir el número que necesitamos. La precisión requerida para darle curso al universo no es de ninguna manera inferior a toda la extraordinaria precisión a la que ya nos hemos acostumbrado en las ecuaciones dinámicas superlativas (de Newton, de Maxwell, de Einstein) que gobiernan el comportamiento de las cosas momento a momento.

Los cosmólogos debaten si la continuidad tiempo-espacio es finita o infinita, limitada o ilimitada. En todos los escenarios, la "puesta a punto" permanece igual.

Es apropiado completar esta sección de "puesta a punto" con las elocuentes palabras del profesor John Wheeler:

Para mí, tiene que haber en el fondo de todo, no una ecuación completamente simple sino una IDEA completamente simple. Y para mí esa idea, cuando finalmente la descubramos, será tan convincente, y tan inevitable, y tan hermosa, que todos nos diremos los unos a los otros: "¿Cómo podría haber sido de otra manera?"