Querida Emuna,

Uno de mis amigos más cercanos se enoja demasiado conmigo cuando conversamos. Yo pienso que él no puede tolerar no sentirse como la persona más inteligente del lugar. Irónicamente, él es muy inteligente y yo respeto su intelecto, pero él puede ponerse grosero y agresivo repentinamente y esto hace que yo no quiera hablar con él. ¿Qué puedo hacer para lograr que se calme?

- Amigo Abusado.

Querida Victima,

Confieso estar un poco confundida por tu pregunta ya que no puedo realmente visualizar lo que estás describiendo como una amistad. Si cuando tienen un desacuerdo, o peor (como sugiere tu carta), cuando ustedes conversan, tu llamado amigo se enoja mucho contigo, me pregunto sobre la base de esta relación. Ser capaz de mantener una conversación cortés parece ser un prerrequisito básico. A la inversa, respetar su intelecto no lo es.

De tu limitada descripción, a él parece faltarle decencia mínima, la cual es un principio fundamental de cualquier amistad exitosa.

En cuanto a lograr que él se calme, nuestros sabios nos aconsejan no intentar tranquilizar a una persona mientras está enojada. Simplemente no funcionará. La discusión debe llevarse a cabo durante un momento de calma.

Pero entonces, como tú dices, si todas las conversaciones conducen a enojo, parece que estamos atrapados en un círculo vicioso. La Torá nos aconseja repetidamente que escojamos amigos que comparten nuestros valores y que nos ayudan a crecer – y a evitar agresivamente a aquellos que nos llevan en una dirección negativa. Yo pienso que es tiempo de salirte de esta amistad y de poner más esfuerzo en relaciones con personas cuyas cualidades deseas imitar.

- Emuna.

Querida Emuna,

Mi esposo ha estado desempleado durante dos años y yo soy discapacitada. Mi hijo adulto y mi nieta pequeña también viven con nosotros y mi hijo también está desempleado. Ninguno de ellos está buscando un empleo y ambos son grandes glotones. Yo estoy intentando estirar el dinero lo máximo que puedo. Mi esposo parece pensar que comprar carne en grandes cantidades en el almacén es lo que hay que hacer y a menudo discutimos sobre qué comprar y dónde comprarlo. Me gustaría que él y mi hijo se concentraran en encontrar un empleo para que nuestra vida pudiera volver a la normalidad y yo pudiera hacer las compras de alimentos y ahorrar dinero. ¿Cómo puedo alentarlos a 1) concentrarse en conseguir un empleo como prioridad y 2) dejarme las compras de alimentos a mí.

- Compradora de Alimentos Ahorrativa.

Estimada Sra. Ahorrativa,

Puedo escuchar la frustración en ambos lados. Supongo que la razón real por la cual tu esposo está siendo tan firme sobre comprar en el almacén no tiene nada que ver con la carne. Que un hombre pierda su empleo es terriblemente humillante – sin importar cuantas veces tú afirmes que es la mala economía y que no es personal. Él se siente como un fracaso, él se siente impotente y sin poder. Él está buscando algo - ¡cualquier cosa! – que lo haga sentir que está en control, como que tiene algo que ofrecer. Desafortunadamente para ti, él parece haber aterrizado en las compras. Pero comienza por ser compasiva y empática con su situación.

Tengo otra suposición de que mientras más tú te resistas a sus sugerencias, más agresivo él se pondrá sobre ellas. En vez de pelear y probar que los precios son en realidad más bajos en otra parte, te recomiendo elogios y gratitud. Agradécele por sus datos. Elogia su ahorro e ingeniosidad. Mientras mejor se sienta él consigo mismo, más probable es que se ponga a buscar un empleo.

Y lo contrario también es verdad. Si él se siente paralizado e inútil en todas las áreas, él no estará motivado para buscar un empleo y dará una mala impresión si es que consigue una entrevista. Es tu amor y tu apoyo lo que puede marcar una real diferencia.

- Emuna.

 Querida Emuna,

Mi sobrina tiene un desorden alimenticio, ella trata de engordar lo más posible. Basada en su genética y en su tipo de cuerpo, ella nunca podrá llegar a una talla gigante, pero se las ha arreglado para obtener bastante sobrepeso, al punto que su salud podría estar en riesgo en el futuro. Ella se ha estado haciendo esto durante casi cinco años. Ella come para engordar, no por salud, nutrición o disfrute. Casi la única vez que ella está feliz es cuando se pesa y ve que ha subido algo de peso.

¿Qué puedo hacer para convencerla de parar? ¿Tiene el judaísmo algo que decir sobre esto? Sus padres no pueden lidiar con esto y solamente lo empeoran. Varios psiquiatras y psicólogos han hecho también más daño que bien, probablemente porque todos se enfocan en su cuerpo. Ella siempre fue muy dulce y espiritual de niña, llena de vida y energía, creatividad y encanto, siempre fue muy interesante, individualista, y libre pensadora, y yo pienso que cuando todos la vieron como que ella era solamente un cuerpo, eso desató este problema, y cuando las personas tratan de ayudarla enfocándose en su cuerpo, empeoran las cosas. Estoy buscando algo para hablarle a su alma. Gracias por el consejo.

- Una Tía Cariñosa.

Querida Tía Cariñosa,

Mientras que con certeza estoy de acuerdo que todos necesitan desarrollar su lado espiritual, suena como que tu sobrina necesita ayuda médica y psicológica competente (destaco la palabra). Este es un problema serio que requiere intervención seria. No sé a quién ha visto ella hasta ahora, pero ciertamente hay expertos en el área que saben como trabajar con éxito con pacientes con desordenes alimenticios.

Ella no solamente necesita una solución espiritual – ella necesita curar su cuerpo y su psique. Ella necesita un profesional médico, no la ayuda de una columna de consejos.

- Emuna.