Querida Emuna,

He estado saliendo con un buen chico, "David", durante un mes y medio. Hemos salido una vez por semana, y él siempre ha sido un caballero. Anoche, pasamos tiempo juntos y él sacó la conversación de "en dónde estamos y hacia dónde vamos". Eso está bien porque yo quería sacar el tema también.

Él me dijo que estaba en una relación que terminó en el verano, y que todavía estaba tanteando el terreno. Él me dijo que realmente disfrutaba pasar tiempo conmigo pero que no es capaz de comprometerse o hacer que nuestra relación sea exclusiva. Yo estaba sorprendida, aunque contenta de que me lo dijo sin rodeos. Lo dejamos como que podemos seguir pasando tiempo juntos, pero…

Emuna, realmente me gusta este hombre. Parecemos estar en la misma sintonía en muchas cosas, grandes y pequeñas, y tenemos los mismos valores. Simplemente no estoy segura de hacia dónde ir ahora. Estoy a punto de cumplir 31, y una parte de mí entra en pánico pensando en que no puedo perder más tiempo con alguien que podría no querer algo serio. Estoy buscando a alguien con quien pasar el resto de mi vida, no algo casual.

- Seria en Cuanto al Compromiso

Querida Seria,

Aunque dices que ustedes parecen estar en la misma sintonía y tener los mismos valores, mi sensación es que eso no es tan verdad – en un área de importancia crucial. Él no quiere hacer la relación exclusiva y tú sí. Él no está preparado para hacer un compromiso serio y tú sí.

No te engañes pensando que él no lo dice en serio. Sí lo hace.

Si yo fuera la Dra. Laura, diría, "Reduce tus pérdidas y sal de ahí – rápido". Como no lo soy, probablemente intentaré decir la misma cosa; sólo un poquito más diplomáticamente. Él está siendo honesto contigo y te está diciendo "sin rodeos" que no quiere lo que tú quieres ahora. Como todos los libros de relaciones pop dicen, "Cuando un chico te dice algo, créele". No te engañes pensando que él no lo dice en serio. Sí lo hace. O que cambiará de opinión. No lo hará.

Articulo Relacionado: Diez Formas de Casarse con la Persona Equivocada.

Querida Emuna,

Estoy muy confundida y sufriendo. Conocí al hombre que creo que es mi "bashert" (alma gemela) y hemos estado conociéndonos durante los últimos dos meses. Él está trabajando fuera del país en este momento y el proceso natural de unión, compromiso y matrimonio, ha sido severamente interrumpido.

Ambos tenemos sentimientos fuertes el uno por el otro y tenemos metas, ideales e intereses comunes. También ambos hemos estado casados antes.

El problema es que yo me siento muy insegura. Mis estados de ánimo cambian de euforia a terror. Parte de mí quiere escapar de él, cerrar la puerta y sentirme segura nuevamente, y la otra parte le agradece a Dios por haber encontrado a alguien tan especial.

¿Cómo puedo recuperar mi equilibrio y sanidad sin cerrar las oportunidades de que esta relación lleve a un matrimonio grandioso? Me siento extremadamente incómoda la gran parte del tiempo, y no sé si eso cambiará cuando él regrese, o si ésta es simplemente una mala pareja. Es muy estresante relacionarse con alguien electrónicamente.

Ayuda por favor. Sinceramente,

- Atribulada

Querida Atribulada,

Intentemos separar tu ansiedad e inseguridad de la realidad de la situación. Para lograr eso, tienes que hacerme un favor y sacar la palabra "bashert" (alma gemela) de la ecuación. Tú no sabes si él es tu bashert, él no sabe si él es tu bashert, y con seguridad yo no sé si él es tu bashert. Bashert es el dominio de Dios. Tú labor es darte cuenta si él tiene lo que se necesita para construir un buen matrimonio – contigo.

Dices que tienen metas, ideales e intereses compartidos. Ese es un lugar muy importante para empezar. Muchas parejas cometen el error de no explorar esa pregunta.

Dado que la pieza fundamental está en su lugar, solamente nos queda averiguar sobre el carácter y la química. Voy a asumir que química (disfrutar de la personalidad del otro, sentirse atraído físicamente) no es un problema en este caso.

No has mencionado sus cualidades personales. ¿Es leal? ¿Amable? ¿Digno de confianza? ¿Confiable? ¿Tiene la mayoría de las características que estás buscando (nadie tiene todas), particularmente las más significativas?

Si es así, entonces aún no puedo eliminar tu ansiedad. Pero puedo decirte que es completamente normal y que no refleja problemas en la relación.

Tómate un vaso de vino (!), pasa algo de tiempo con tus amigas y pídele a Dios ayuda para conseguir tranquilidad mental (a todos nos viene bien eso, ¡cualquiera sea nuestra situación!), e intenta mantenerte fuerte hasta que él regrese. ¡Y comienza a utilizar Skype si es que aún no lo has hecho!

Querida Emuna,

Tengo dos hijos quienes son muy cercanos emocionalmente; una niña de 15 años y un niño de 7 años. Parece haber demasiadas peleas entre los dos en las que mi hija recurre a insultos y mi hijo entonces ataca físicamente. ¿Cómo logro inculcar en mi hija que los insultos son abusivos y prohibidos?

- Dividida Entre Dos Hijos

Querida Dividida,

Primero, detente y agradece que tus hijos son cercanos. Esa es una bendición que no se le otorga a cada familia y a cada par de hermanos. Luego, reconoce que pelear es normal. Ocurre en cada familia (incluso en las "mejores"). Sin embargo, estoy un poco desconcertada con tu pregunta. ¿Solamente quieres cambiar la conducta de tu hija? ¿Qué hay de los ataques físicos de tu hijo? ¿Estás feliz con eso?

Estoy preocupada de que estés estableciendo o perpetuando una dinámica en la que solamente el hijo mayor es responsable ("él debería ser más sensato") y el menor queda impune.

Esta NO es una situación saludable. Para nadie.

Así que comencemos por tu hijo. Él necesita aprender que, sin importar cuan frustrado o herido pueda estar, los ataques físicos no son la única o apropiada respuesta. Él necesita aprender auto-control (¡siete años definitivamente no es demasiado joven!) y modos más sanos de responder, incluyendo la opción de simplemente alejarse. No toda situación tiene que transformarse en una pelea; no vale la pena participar en todas las peleas. Su hermana no será la única persona en su vida que le hablará de forma ruda y él necesita herramientas apropiadas para arreglarse. Le estás haciendo un daño si no le provees estas herramientas y únicamente complaces sus quejas.

Intenta darle a ella mucha atención positiva y amor, y con optimismo ella se verá menos obligada a comportarse mal.

Ahora, tu hija. Sí, ella es mayor, pero los niños menores pueden ser fastidiosos y provocativos. Quizás tú no te das cuenta como tu hijo empieza. Esto es algo de lo que hay que estar atento; yo lo veo todo el tiempo. Pero incluso si él no lo hace, tienes que recordar que estás tratando con una niña adolescente, alguien que puede probablemente perder el control en cualquier momento. Encuentra un momento tranquilo para hablar del tema con ella. Deja tus sentimientos y tu posición clara pero no amenaces con castigos o entres en una lucha de poder. No estarás contenta con la atmósfera resultante.

Intenta darle a ella mucha atención positiva y amor, y con optimismo ella se verá menos obligada a comportarse mal. Ella necesita saber que sus insultos son inaceptables pero tú no quieres que toda tu relación con ella gire en torno a ese tema.

La adolescencia puede ser difícil. ¡Sale a tomar un trago con la escritora #2 y también pide ayuda Divina para sobrevivir!