Querida Emuna,

La naturaleza de mi pregunta me avergüenza un poco. Sin embargo, yo sé que la única forma de aprender es siendo abierta y honesta. Mi esposo es una persona de buen corazón, amable y trabajador. Pero también es… bajo. Sí, muy bajo. Yo lo aprecio, lo respeto y tengo sentimientos hacia él, pero de vez en cuando su baja estatura me molesta. Sé que sueno superficial y generalmente soy capaz de ir más allá de las tontas apariencias y apreciar a las personas por quienes son. ¿Cómo puedo silenciar estos malos pensamientos de descontento? Gracias por adelantado.

- Esposa Superficial

Querida Esposa Superficial,

Bueno, estoy un poco confundida por tu pregunta. ¿No sabias que tu esposo era bajo cuando te casaste con él? Ciertamente no es algo sobre lo que puedas acusarlo por haberlo escondido. Si tienes un esposo que aprecias y respetas, tienes que dejar ir este problema. Solamente puedo asumir que estás permitiendo que te afecte el mundo que te rodea – las imágenes de hombres de los medios de comunicación y quizás incluso la apariencia de los esposos de tus amigas. Éste es un camino destructivo. Los judíos se casan por buenos rasgos de carácter y metas compartidas.

Si estuvieses en tu segunda cita y su altura te molestara, probablemente aún te diría que investigaras más a fondo pero sería más comprensiva si determinaras que es un problema con el cual no puedes vivir. Pero tú no estás saliendo de citas. Tú escogiste casarte con este hombre. Tú viste sus buenas cualidades y tomaste su estatura física como algo que no era problemático. Hiciste un compromiso y debes aferrarte a él. Ignora esa voz interna. Sí, suenas superficial, pero confío en que con muy poco esfuerzo podrás sobreponerte a esto.

- Emuna

La Madre Maloliente

Querida Emuna,

Tenemos un problema con mi madre, quien está al principio de sus 80 años. Ella se rehúsa a bañarse. Mis hermanos y yo hemos hablado con ella sobre el tema en reiteradas ocasiones, pero ella aún así se niega. Ella tampoco quiere cambiarse de ropa. Pasan semanas antes de que ella vaya finalmente a la ducha, y luego, se pone la misma ropa sucia. Ella tiene dinero, ropa nueva y puede pagar el agua. Ya no puede ver para conducir, pero sí puede hacer trabajos de corta distancia y ve suficientemente bien como para cuidarse a sí misma y cocinar en casa, sin embargo, depende de nosotros para que la llevemos de compras, al doctor o a donde sea que necesite ir. Ella se enoja cuando tocamos el tema de su olor.

¿Tienes alguna sugerencia? Ya la hemos amenazado con no llevarla a menos que se bañe. Huele tan mal que a veces los extraños comentan "¿Qué es ese olor?". Ella no dejaría entrar a nadie que contratáramos para venir a limpiar, y si lo intentáramos, ella gritaría. Mi hermana vive muy cerca de ella y están constantemente en una batalla sobre el tema. ¿Qué podemos hacer? No queremos estar con ella por esto. Incluso los niños están asqueados.

- Nariz Sensible

Querida Nariz Sensible,

Entiendo que estás en una posición difícil y que tú y tu hermana son dignas de alabanza por ser hijas sensibles, además de tener narices sensibles. Confieso no tener experiencia en esta área, así que hice un poco de investigación en línea. La primera cosa que descubrí es que éste es un problema bastante común. Y pese a que el hecho de saber eso no resuelve el problema, debiera ser tranquilizador saber que no estás sola en esto - ¡y que tampoco tu madre lo está! Inicialmente deberían chequear si ella sufre de depresión. Quizás ella siente que no hay alguien para quien bañarse o vestirse bien. Quizás ella se siente desalentada en cuanto a su futuro en general y ésta es solamente una manifestación física de aquello. Discútelo con su doctor (dado que ya la llevan a las citas de todas formas).

Tú mencionas llevarla a citas o de compras o a lugares que "necesita" ir. ¿La llevas alguna vez a lugares que ella podría disfrutar yendo? Quizás a un concierto o una obra o una película o salir a cenar. Cualquiera de esos eventos podría posiblemente estimularla a hacer un mayor esfuerzo con su apariencia física.

Adicionalmente, puede tratarse de un problema de control. Es tanto lo que le ha sido arrebatado. Ésta es una de las pocas áreas en las que aún puede tener el control; por más negativo que sea, aquí es donde ella puede hacer su voluntad. Conforme a esto, mientras más la fastidien, más se resistirá. Quizás ignorar el tema sea de ayuda. Ella no sentirá que tiene que rehusar bañarse para probar su independencia. Abstente de darle consejos o decirle qué hacer.

Hay muchas otras posibles causas – perdida de memoria (¿me bañe ayer?), temor de resbalarse, incomodidad por ser dependiente de otros, incomodidad de estar desnuda alrededor de otros. Es una ironía de la situación que ella en realidad esté tratando de mantener su dignidad a través de esta independencia y modestia, y que en realidad la esté perdiendo debido al olor.

Puede que tengas que aceptar el olor, por más desagradable que sea, ya que tu constante fastidio solamente está dañando más su relación.

Entonces, ¿qué puedes hacer? Si ella no acepta ayuda, esa posibilidad queda descartada, aunque quizás una cuidadora realmente experimentada podría hacerla recapacitar. Si el doctor determina que hay depresión, quizás los medicamentos puedan ayudar. Además de sacarla a pasear, podrías llamar a una amiga de ella, sugerirle que venga de visita y arreglar una "salida de chicas". Eso podría motivarla a bañarse y cambiarse. Por favor asegúrate que tenga silla de ducha, alfombra de seguridad o cualquier otra cosa que necesite para hacer la situación de la ducha totalmente segura. No le preguntes sobre eso; será vergonzoso. Solamente instálalos de una forma sensata y normal. No te metas en una lucha de poder; solamente establece las condiciones para bañarse y déjale las opciones a ella. De todas formas está fuera de tu control.

Finalmente, puede que tengas que aceptar el olor, por más desagradable que sea, ya que tu constante fastidio solamente está dañando más su relación. Enfócate en el amor que tienes por tu madre y en la gratitud que le debes. Y quizás cómprale un regalo o su perfume favorito – junto con un poco de maquillaje y otros obsequios (después de unas cuantas visitas sin mencionar su olor), y ten un día de spa (quizás lleva una peluquera y manicurista) para que ella se sienta especial y sienta que vale la pena invertir tiempo en sí misma.

- Emuna

¿Puede Salvarse Mi Matrimonio?

Querida Emuna,

Ayuda por favor. Mi esposo y yo tuvimos una discusión hace dos meses, la cual causó que él se fuera conduciendo tres horas hasta la casa de sus padres. A la mañana siguiente, él fue con ellos a la oficina de un abogado de divorcios y contrató uno en el mismo momento. Dos días después sus padres le compraron un auto de $25.000 dólares, le hicieron cancelar cualquier tarjeta de crédito a la que yo estuviese conectada, le hicieron abrir una nueva cuenta de banco, abrió un apartado postal para su correo, y arregló que nuestra cuenta de hipoteca se le enviara a él para que yo no pudiera tener acceso a ella.

Mi esposo tiene 28 años, yo tengo 24, y tenemos dos hijos juntos (uno de 3 años y uno de 2 meses). Hemos estado sumamente enamorados durante los últimos 7 años (con un intervalo de dos años entremedio, en el cual sus padres también nos separaron). Yo nunca les he gustado a ellos realmente, pero me han aceptado, sólo que a la primera señal de pelea ellos se pusieron en acción y trataron de liberarlo de mí. Fuimos a una consejera matrimonial y ella nos explicó que él tiene una personalidad pasiva y que yo soy la dominante en nuestra relación, pero que mi esposo se apoya demasiado en la opinión de su madre. Sus padres aún lo tratan como a un niño pequeño, y para no molestarlos, él hace lo que ellos dicen (especialmente dado que ellos lo controlan con el dinero).

Recientemente tuvimos un maravilloso fin de semana de vacaciones (sin que sus padres supieran, por supuesto) en donde él finalmente se abrió conmigo y empezó a amarme abiertamente otra vez. Luego regresamos a casa y él se fue para un viaje de trabajo; está de regreso en la fase de "un paso a la vez". Yo siento que estoy en una batalla de “yo versus su madre”, donde el premio es mi esposo. Ya no estoy segura de qué hacer, ni de si vale realmente la pena pelear esta batalla si él probablemente terminará escogiéndola a ella. Él me ama, yo se que es así, pero ¿este tipo de personalidad confía demasiado en sus padres como para preocuparse de qué es lo mejor para su corazón?

- Lastimada

Querida Lastimada,

Lamento decir que tienes una verdadera catástrofe en tus manos, y que hay solamente una persona que puede resolverla. Desgraciadamente esa persona NO eres tú. A menos que tu esposo pueda hacer un claro quiebre con sus padres para que él pueda ordenarse y para que su relación pueda crecer fuerte, no creo que haya mucha esperanza para tu matrimonio. Me parte el corazón decir esto, especialmente dado que hay niños involucrados, pero este patrón de “sí y no” definitivamente no es sano para ellos – ni para ti.

Para que tu relación tenga alguna posibilidad de éxito (asumiendo que tu reporte de la situación es preciso), tu esposo debe cortar todo contacto con sus padres. Es posible que, en algún punto en el futuro, cuando tu esposo tenga mayor claridad sobre los límites apropiados y un mayor sentido de compromiso (yo definitivamente recomendaría que él fuera a más terapia), puedes comenzar lentamente a permitir un poco de contacto limitado. Pero no ahora. Basada en tu descripción de la situación, tu relación no sobrevivirá la continua participación e interferencia de sus padres.

Si tu esposo no quiere (o no puede) hacerles frente (y dados los escenarios anteriores confieso que es dudoso), no soy muy optimista sobre tu futuro. Rézale a Dios por claridad para la toma de decisiones y, si es necesario, para la fuerza necesaria para poder cambiar de rumbo.

- Emuna